domingo 9/8/20

Primero gritan “que se jodan” y ahora se ríen mientras se sigue destruyendo empleo

Los últimos datos de la evolución que está teniendo el paro registrado no pueden menos que causarnos una honda preocupación a todos...

Los últimos datos de la evolución que está teniendo el paro registrado no pueden menos que causarnos una honda preocupación a todos los que tenemos un mínimo de sentido común. Son la constatación del grave deterioro que ha sometido el PP al mercado laboral y a sus instituciones, fundamentalmente a los Servicios Públicos de Empleo.

Que el titular de la nota emitida por la Secretaria General de Empleo sea “El paro registrado cae por primera vez en un mes de noviembre”, y que la ministra hable de ello con una sonrisa en los labios, es un insulto no solo a los parados sino a todos los que nos preocupa la situación que atravesamos.

Cuando se dice que baja el paro, lo que se sobreentiende es que se genera empleo. Eso es falso. No sólo no se genera sino que este mes de noviembre en el que no se computa el último día, los datos son a 29 de noviembre, se destruyeron más de 70 mil empleos asalariados, 250 mil en lo que va de año y 954.987 empleos destruidos desde que entró Rajoy. Quien haga un seguimiento de las altas y bajas de la afiliación, puede comprobar que es el último día de mes cuando se produce el mayor número de bajas, así como suele ser el primero cuando se producen más altas. Michos contratos terminan y empiezan esos días. En 2012 el día 30 hubo 104.629 bajas más que altas; en 2011 fueron 79.849 más y el año anterior 92.606 bajas a la Seguridad Social. Las bajas del 30 de noviembre se contabilizarán en diciembre. Con este nivel de destrucción de empleo la razón de que el paro registrado baje no es porque los parados encuentren empleo.

En noviembre vemos que hay 154.167 personas menos percibiendo prestaciones. De haberse mantenido el mismo número de perceptores que en noviembre de 2012, habría no una disminución de 98.909 personas inscritas, sino un aumento de 55.258 inscritos más. La ministra con su recorte de prestaciones ha dado más de ciento cincuenta mil razones para no inscribirse. Es un insulto que se ria de esos que ahora no cobran.

Otro número importante de personas estaban inscritas en los servicios de empleo para acceder a políticas activas de empleo. En primer lugar están los servicios de orientación e inscripción de los demandantes. Comparando el presupuesto que había en 2011 que fue el que se encontró el PP al llegar al gobierno con el que ha presentado para 2014, en estos servicios de orientación había 658 parados por cada técnico vinculado a los servicios públicos de empleo; en 2014 serán 10.224 parados por técnico. Se pasa de los 490 millones de euros de 2011 a 43 millones en 2014. Obviamente la atención individualizada, los itinerarios personalizados, la clasificación... son términos que ya no se usan y son la base de las políticas activas. Esta es otra razón para que no se inscriban los parados y no para que se ria la ministra.

En vez de esa atención personalizada, la ministra les va a dar 200 millones de euros a las ETT para que persigan a parados. Como el plan de Inspección demostró que el fraude es inexistente, de las 17,5 millones de mensualidades de prestación pagadas hubo 5.883 fraudes (el 0,03%), ahora pretende que las ETT fuercen a los parados para sancionarlos sin prestaciones y poder continuar criminalizándolos. Habrá que buscar respuestas muy contundentes cuando esto ocurra. Continúan las razones para no inscribirse.

Si una persona parada pretende formarse comprobará que en vez de 297 euros por parado, en 2014 habrá solamente 147 euros, un 50% menos. Sus posibilidades de formarse se reducen a la mitad. Otra razón para que no se inscriban los parados y no para que se ria la ministra.

Con el presupuesto de 2011 para la contratación directa de parados inscritos por ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro, se podrían hacer 140 mil contrataciones; con el de 2014 solamente 10 mil; el presupuesto ha pasado de 465 millones a 31 millones. Otras 130 mil razones para no inscribirse y no para que se ria la ministra.

El deterioro sometido a los Servicios Públicos de Empleo por parte del PP, ya sea en su vertiente estatal o autonómica, hace que estos no puedan, con los medios que disponen, realizar sus funciones. La respuesta de los parados es obvia, si le recortan las prestaciones y no le aportan las políticas activas que precisa ni le orientan ni informan, ¿para qué se va a inscribir? La caída del paro registrado obedece fundamentalmente a estas razones, además de las cocinas que hay para que determinado número de demandantes no computen al paro registrado.

Además la situación que describen los datos sobre la parte del empleo, tampoco son como para que la ministra se ria. La contratación indefinida ha pasado del 8,7% de noviembre de 2012 a ser solamente el 7,6% de los registrados este mes. Es decir que la precarización continúa aumentando. En noviembre ha habido casi tres millones de movimientos, entre altas y bajas, para 16,3 millones de afiliados. Estos movimientos representan al 18,3% del total de afiliados. Este porcentaje de volatilidad del mercado laboral es el mayor de la serie histórica. En 2012 fue casi medio punto inferior y en 2011 1,8 puntos menos. Que aumente el número de altas y bajas, el número de movimientos disminuyendo el total de afiliados es algo no para que se ria la ministra.

Si aumenta el paro, hay menos afiliados, aunque no se registren y los que se registran están peor protegidos; disminuye  la contratación indefinida y los empleos son más precarios, ¿de qué se rie la ministra de empleo? Nos recuerda que milita en el mismo partido quien gritó “que se jodan” cuando aprobaron el recorte de prestaciones. Señora ministra: no baja el paro sino su registro, porque a usted no le importan los parados, sino que no computen a fin de mes y eso lo sabe hacer bien. El que tengan trabajo ni le importa ni lo sabe hacer.

Primero gritan “que se jodan” y ahora se ríen mientras se sigue destruyendo empleo