#TEMP
sábado 28/5/22

La izquierda frente al Estado Islámico

Los movimientos progresistas nunca, debemos apoyar posturas militaristas, cuando todos sabemos que hay otras soluciones...

De un artículo publicado por Javier Doz, sobre qué posición debe tener la izquierda ante el Estado Islámico. Este artículo responde a la opinión de Pablo Iglesias, líder de Podemos, sobre el estado Islámico. Éste rechaza frontalmente la intervención, con dos tipos de argumentos: por un lado, un argumento histórico y en el que ambos coinciden y otro político que es donde no coinciden. Pablo Iglesias afirma “que las guerras nunca solucionan nada y que había que dar al problema soluciones políticas”.

Javier Doz plantea dos preguntas importantes:

¿Los errores y aún crímenes cometidos en el pasado por los Estados Unidos o cualquier otra potencia mediante intervenciones militares o de otro tipo, descalifican cualquier actuación que lidera la todavía primera potencia militar del mundo? ¿Incluso si la intervención tiene como objetivo explícito la derrota de EI y la liberación bajo su yugo, aunque pudiera tener otros objetivos ocultos?

Los progresistas debemos hacer gala de varios principios que nunca se deben obviar en los conflictos internacionales.

- Las guerras siempre son un problema y nunca han sido una solución.
- Una defensa cerrada de los derechos humanos.
- Lucha contra la desigualdad, buscando modelos sociales, económicos y políticos justos, solidarios, participativos y sostenibles.

Si seguimos esto estrictamente ¿Qué debemos plantearnos para hacer frente al Estado Islámico? ¿España debe participar en la lucha contra EI?

España no debe participar en la lucha contra EI. Aquí el gran problema es ¿Qué es el Estado Islámico? Me temo que Javier Doz solo parte de lo que lee en la prensa occidental, pero no se informa de la prensa de otros lugares, ni los informes de la CIA y de otros organismos de seguridad.

La guerra de Siria ha sido consecuencia entre otros aspectos del apoyo financiero y militar que tanto Estados Unidos, como Qatar y Arabia Saudí, dio a una población siria descontenta con la dictadura de Al Assad. La misma situación se da en otros países como Jordania, la propia Arabia, Abu Dhabi y sin embargo, no se les apoyó. Como diría Reagan, Al Assad es un hijo de puta y encima no es de los nuestros, por eso, hay que acabar con él. El propio Reagan diría que el rey de Arabia es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta y hay que cuidarlo. La doble moral, señores del mundo occidental.

Como decía Proudhon y con el cual estoy de acuerdo “cada vez que oigo la palabra humanidad sé que me quieren engañar”.

Lo que se está viviendo en todo el Oriente Medio, es el intento por parte de Estados Unido,s de irse de ahí, dejando una zona equilibrada y que no le genere problemas. El Oriente Medio ha perdido interés para los Estados Unidos, porque gracias al franking ha conseguido su independencia energética. Por otro lado, está intentando asegurar el futuro de Israel, para que siga haciendo el papel de gendarme suyo en la zona, para lo que está intentando llegar acuerdos mínimos en la solución del problema con los palestinos. Intenta que haya un cierto equilibrio entre el mundo suni y chií, de ahí que se llegará al acuerdo por el problema nuclear iraní.

Estados Unidos necesita centrarse exclusivamente en China y no desgastarse en una zona como el Oriente Medio, donde ya cuenta con dos agentes de seguridad, Turquía e Israel.

Una cosa es el diseño estratégico y otra la realidad que se da. Vimos como en Afganistán, se apoyó a grupos radicales islamistas para acabar con Rusia, así surgió Al Qaeda con Bin Laden a la cabeza (fue miembro de la CIA). Lo que sucedió es que después se volvieron contra sus primeros patrones. Lo mismo está sucediendo en Iraq y Siria.

Se apoyó a grupos islamistas suníes, mayoritariamente ajenos a la población siria, para que combatieran contra Al Assad, el punto más débil del mundo chií y forma de debilitar a Irán y Rusia. Se han gastado miles de millones de dólares por las dictaduras monárquicas de Qatar y Arabia Saudí, en apoyar estos grupos radicales islamistas que se les han ido de las manos. Veamos algunas informaciones que nos aclaran lo que es el Estado Islámico.

Hace poco más de un año, el Secretario de Estado norteamericano John Kerry, se reunió con líderes insurgentes sirios, entre ellos se encontraba el máximo dirigente de EI. El Financial Times informó, que el inicio de los bombardeos coinciden cuando los combates se acercan al norte de Iraq que pone en peligro los intereses de las multinacionales norteamericanas como la Efron, Genel Energy, Vigon, Exxon Mobile… El presidente de la Cámara de Representantes John Boehner declara que “están en juego intereses nacionales vitales”.

Por medio de Edward Snowden y sus papeles secretos, se supo que las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Israel y Gran Bretaña crearon el ISIS y posterior EI, con el objetivo de atraer a todos los extremistas del mundo bajo su control. Un conocido dirigente de Al Qaeda, dice que casi toda la organización trabaja para la CIA.

Desde el año 2012, tanto Turquía como Jordania adiestran a yihadistas, que la mayoría integraran el EI. Sus fronteras han permitido que todos ellos lleguen a Iraq y Siria sin dificultades. El senador republicano Rand Paul dice que el ISIS es tan fuerte porque contó con el apoyo norteamericano, de Arabia Saudí, Qatar y Kuwait. Arabia Saudi hace el trabajo sucio a los norteamericanos, apoyando a los grupos radicales islamistas. El excandidato republicano a la presidencia Jon McCain decía “Gracias a Dios por los saudíes y el príncipe Bandar”.

Según los documentos del Foreing Office, Israel cura gratuitamente a los terroristas del EI en sus hospitales. La entrega de armas y alimentos es algo que corrobora diariamente el UNDOF de la ONU.

El periodista Seymow Hersh, premio Pulitzer, informó que fuerzas turcas realizaron ataques con armas químicas, culpando posteriormente al Al Assad, así como la realización de ataques con banderas falsas.  El periódico Today,s Zama informa que en los hospitales turcos se curan a militantes de EI.

La solución al problema del EI, lo tienen quienes lo crearon, es decir, Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudí, Qatar, Kuwait, no financiándoles, no proveyéndoles de armas y no permitiendo el contrabando de petróleo. No hay una guerra a lo largo de la historia que hay durdo, si no hay dinero. No hacen falta aviones, ni ejército, ni militares. Corten sus suministros y dinero y EI desaparecerá.

Como puede ver Javier Doz, el problema no es EI, sino quien lo ha creado, que durará lo que les interese que dure. Por eso, está claro a estas alturas de la historia, que los movimientos progresistas nunca, debemos apoyar posturas militaristas, cuando todos sabemos que hay otras soluciones. Nuestra postura ahora e igual que antes, es un NO a la guerra y a la participación española en Iraq y Siria.

La izquierda frente al Estado Islámico