miércoles 20.11.2019

La extrema izquierda y el PSOE

Resulta sorprendente que Pedro Sánchez denomine a Unidas Podemos extrema izquierda y que él mismo se declare socialdemócrata.  Cuando hace este comentario, intenta denigrar a Unidas Podemos mandándoles al infierno político, para así responsabilizarlos del fracaso del gobierno progresista y evitar su culpabilización como máximo responsable del esperpento actual.

Hoy, hablar de extrema izquierda, es una falta de respeto para la izquierda, además de estigmatizarla. En España, no existe extrema izquierda en el Parlamento, los partidos a la izquierda son todos socialdemócratas en sus planteamientos, incluidos los ERC, Bildu, etc. Otra cosa son sus planteamientos independentistas.El PSOE para desgracia de los progresistas a lo máximo que llega es al socialliberalismo.

Sánchez es el máximo responsable, pues es el que tiene el poder y en consecuencia el 90 % de la culpa es suya y solamente suya

La derechización de la política no sólo en España sino también en Europa pasa por todo aquello que esté a la izquierda de los partidos socialistas son extremistas.   Hoy estos partidos plantean, lo que debería hacer los partidos socialistas si no hubieran traicionado sus esencias.

¿Es el PSOE un partido progresista?

Debemos diferenciar entre la militancia y la ejecutiva del PSOE.  He participado en numerosos debates donde había representantes del PSOE y estos siempre remarcan su sentimiento de izquierda, herederos de la socialdemocracia y por supuesto se sienten progresistas.   No soy nadie para repartir carnets de izquierda ni de progresismo, pero es evidente, que una cosa es lo que dice en campaña y otra lo que hace cuando está en el poder.   De ahí, que siempre tienes la sensación de traición del PSOE.

El PSOE en políticas de derechos suele ser progresistas, sin embargo, en políticas económicas y de desigualdad social, desarrolla políticas neoliberales, que son las que realmente marcan, lo que realmente eres.

Actualmente, todos los partidos socialistas europeos han abandonado hace años la socialdemocracia, para acabar en el social liberalismo, que desarrolló Tony Blair, con el aplauso de socialistas españoles como Felipe González, Alfonso Guerra y José Luis Rodríguez Zapatero.

Debemos tener claro, que el objetivo del 10N del PSOE es pactar con Ciudadanos, pero en campaña nos dirá el mantra de que quiere un gobierno progresista.   Fíjense en varios aspectos que han sucedido estos meses.

 Pedro Sánchez tuvo temblor de piernas cuando personajes del poder económico como  César Alierta, Ana Patricia Botín dijeron que con Unidas Podemos no podía haber gobierno. En agosto, el propio Pedro Sánchez dijo al presidente de la CEOE que nunca habría un gobierno con Unidas Podemos.  

Sánchez es el máximo responsable, pues es el que tiene el poder y en consecuencia el 90 % de la culpa es suya y solamente suya.

Observen como esta segunda vez pasó lo mismo que en la primera, pasando todo el verano sin mover un dedo ¿Por qué Sánchez negoció a última hora deprisa y corriendo?  Para salvar la cara y culpabilizar al otro

Deben recordar que las dos veces que han negociado ha sido sin espacio de tiempo para llevarla con un mínimo de sosiego ¿Por qué Sánchez dejó pasar el tiempo sin moverse?   La realidad es que NUNCA, repito NUNCA, el PSOE quiso negociar.  Lo que hizo fue una bufa representación teatral para culpabilizar al otro.   Incluso en junio, ni siquiera negoció con socios que le habían dicho que le podrían votarle, caso del PNV y Compromis. Más claro agua.

Observen como esta segunda vez pasó lo mismo que en la primera, pasando todo el verano sin mover un dedo ¿Por qué Sánchez negoció a última hora deprisa y corriendo?  Para salvar la cara y culpabilizar al otro.

El PSOE forma parte del sistema político junto al PP  surgido tras la muerte de Franco y procuraran que nadie lo cuestione. Esto significa estar al servicio de las clases poderosas  económicas del país, para que parezca que todo cambia, para que nada cambie.   Sánchez prometió asegurar las pensiones, suprimiría la reforma laboral, la ley mordaza, quince meses después todo sigue igual, sin que el PSOE haya hecho nada.

Sánchez nunca recuerda que es presidente gracias a Unidas Podemos y el trabajo que realizaron estos para atraer al nacionalismo, mientras que el PSOE no movía un dedo

Sánchez echa en cara que por cuatro veces Unidas Podemos ha rechazado un gobierno progresista ¿Es esto cierto?   Evidentemente, NO. Las dos primeras veces fue tras el acuerdo de PSOE/Ciudadanos, que en esencia habían acordado la aplicación del 80% del programa de Ciudadanos. A mi modo de ver, Pablo Iglesias se equivocó no votando a favor.   Sin embargo,  no olvidemos que el programa a desarrollar era profundamente neoliberal.

Las otras dos veces ya han sido explicadas. Sánchez nunca recuerda que es presidente gracias a Unidas Podemos y el trabajo que realizaron estos para atraer al nacionalismo, mientras que el PSOE no movía un dedo.

La segunda cuestión, es que Unidas Podemos presentó una moción de censura a Rajoy, que evidentemente fracasó ¿Recuerdan lo que votó el PSOE?  ¿No era un gobierno progresista el que podría representar Unidas Podemos?

Unidas Podemos padece entre otros problemas, la ingenuidad y el infantilismo político.  Si yo hubiera estado en lugar de Pablo Iglesias, nunca hubiera planteado un gobierno de coalición, porque a lo largo de la historia se demuestra que en este tipo de gobiernos, el partido mayoritario se lleva la gloria de los éxitos, y las miserias se las lleva el pequeño.

Hubiera planteado acuerdos en siete u ocho leyes que mejoraran la vida de los españoles y  que supusieran un avance en el progreso, como es la ley de eutanasia, la reforma de las pensiones. La derogación de la reforma laboral, la ley mordaza, reformas fiscales equilibradas, educación, sanidad dependencia.   Acuerdos no generalistas donde se marcaran fechas concretas, presupuestos concretos, especificaciones de dichas leyes, el objetivo es que las debiera cumplir.   Las 370 medidas planteadas por el PSOE sólo ha servido para distraer al personal.

En el esperpento nacional de la izquierda, ya sólo faltaba el último mariachi, Iñigo Errejón, con el lema de que no viene a dividir, sino a sumar. Señor Errejón ¿Cuando hará autocritica de lo pasado en la comunidad de Madrid y gracias a usted hoy gobierna Díaz Ayuso?. Si no se hubiera presentado hoy sería presidente, Ángel Gabilondo. Debe saber que la hipocresía política al final se paga.

Si queremos que haya progreso mediten bien su voto, pues si no votan ya saben quién ganará, que por cierto se están frotando las manos ante tanta ineptitud de la izquierda

En esta parodia política que usted representa, resulta que EQUO se pasa a Más País y me preguntó ¿Cuál es el programa político que su partido presenta?. Su compañera Rita Maestre lo deja claro, lo tenemos que elaborar, entonces en base a que la gente de EQUO se pasa al partido de una persona que solo tiene cara sonriente y no tiene programa  Por favor, seriedad.

En mis años de vida, defendiendo un país inclusivo, lleno de derechos humanos y sociales, peleando  constantemente por mantenerlos y ampliarlos, me siento absolutamente decepcionado por personajes como Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Carmen Calvo…

Si queremos que haya progreso mediten bien su voto, pues si no votan ya saben quién ganará, que por cierto se están frotando las manos ante tanta ineptitud de la izquierda

La extrema izquierda y el PSOE