sábado 22.02.2020

La amnesia económica de Merkel con Grecia

Tras la Segunda Guerra Mundial, a Alemania se le perdonó el 63% de la deuda que tenía siendo el principal receptor del llamado Plan Marshall. Y con la caída del Muro de Berlín, toda Europa fue generosa.

Los dirigentes políticos y económicos que dirigen Alemania sufren una amnesia que dificulta la salida de la crisis de la Unión Europea, provocando un dolor terrible en millones de europeos por su absurdo comportamiento económico

El analista Philippe Legrain dice que “Es indignante que Berlín chantajee a los griegos si eligen democráticamente a Syriza, que ha prometido un alivio de la deuda que el país necesita desesperadamente”.

Los dirigentes políticos y económicos que dirigen Alemania sufren una amnesia que dificulta la salida de la crisis de la Unión Europea, provocando un dolor terrible en millones de europeos por su absurdo comportamiento económico.

Para  los que hacemos historia económica, el sentido que tiene estudiarla, es analizar que ha pasado para tener un mayor conocimiento y procurar no cometer los errores anteriormente realizados. Parece claro, que estos dirigentes alemanes tienen nulos conocimientos de la historia de la economía. Simplemente, con que hubieran estudiado en profundidad la crisis económica de 1929, hubiera servido para que no cometieran los mismos errores que se hicieron en ella.

Además, los alemanes deberían tener una especial sensibilidad con Europa, que ha sido muy generosa siempre con Alemania. Si exceptuamos el Tratado de Versalles, que puso fin a la I Guerra Mundial. Todos debemos saber, que el estado alemán, ha quebrado en los últimos tres siglos cuatro veces y Grecia siete.

A Alemania se le perdono el 63% de la deuda que tenían. Alemania fue el principal receptor del llamado Plan Marshall. Con la caída del Muro de Berlín, toda Europa fue generosa con Alemania

La salida de los alemanes al final de la II Guerra Mundial fue muy complicada y esa situación llevo en el año 1953 a la celebración de una conferencia de acreedores de Alemania, porque su deuda era impagable. Fruto de esa conferencia se le perdono el 63% de la deuda que tenían. Alemania fue el principal receptor del llamado Plan Marshall. Con la caída del Muro de Berlín, toda Europa fue generosa con Alemania, permitiéndole y apoyando su reunificación como país.

La relación de Alemania con Grecia siempre ha sido despreciativa. En plena II Guerra Mundial, las tropas alemanas se llevaron del Banco de Grecia, el equivalente a tres mil millones de dólares, que nunca han sido devueltos. Otros países, que también sufrieron la ocupación alemana, han sido compensados por los destrozos producidos por sus tropas. Sin embargo, Grecia nunca ha sido compensada.

Algunos economistas franceses de reconocido prestigio, han calculado que, entre el dinero que fue robado del Banco Central griego y las compensaciones que debería pagar, unido a los intereses generados, la cifra que Alemania tendría que pagar superaría ampliamente los 400.000 millones de euros, muy por encima de la deuda total griega.

¿Aceptará Merkel y sus acólitos pagar sus deudas a Grecia?

Es cierto, que la actuación de los políticos griegos en las últimas décadas, ha sido vergonzosa. Tanto los partidos de la derecha, representados Nueva Democracia como el partido socialista PASOK han ocultado sus deudas y han falseado las cuentas. Pero esto, no da derecho a castigar a todo un pueblo  de la forma que se ha hecho, para salvar los intereses financieros de los bancos privados franceses y alemanes

¿Ha servido de algo estas políticas de austericidio practicadas por la troika a varios países europeos entre ellos Grecia?

La respuesta es un NO INDIGNADO ¿Cuáles han sido las consecuencias de esta política?

Desde 2009 a 2014, el PIB griego ha bajado el 25%, los salarios reales han caído un 30%, su producción industrial ha disminuido el 35% y su tasa de desempleo es del 28%. Esto es en datos macroeconómicos, porque los datos microeconómicos producen pavor. Han destrozado todo el sistema social, con más de tres millones de griegos, el 28% de su población sin asistencia médica, la educación, la dependencia etc, están a unos niveles de hace casi un siglo. Lo único que salva la situación es la caridad, siendo más de una cuarta de la población atendida por organizaciones caritativas, para poderles asegurar una alimentación básica.

Su deuda pública, que era en el año 2009 del 133%, tras las medidas de la troika dirigida por Merkel ha pasado a 175% del PIB. Es decir, el austericio ha provocado no sólo la destrucción de toda una sociedad, sino que además no ha servido para nada, pues todavía los griegos deben más que después de la aplicación de estas políticas ¿Tiene esto alguna explicación? Nos la deberían de dar todos aquellos que han provocado este horror griego, empezando por sus alumnos aventajados Rajoy y Samarás. Ambos dicen a los griegos que con ellos toda irá mejor, muestra una vez más la estupidez de ambos dirigentes.

El neoliberal, Financial Times, dice que muchos inversores ven con buenos ojos el programa de Syriza, ya que consideran que sería positivo para el conjunto de la eurozona, al poner en cuestión el dogma de la austeridad.

El gobierno de Samarás no hizo la auditoria por miedo a sus resultados y quedar reflejada la malversación de fondos tantos de su partido como del PASOK

Como dice el profesor Andreas Fischer Lescano, comisionado por la Cámara de Trabajo de Viena, los programas económicos  desarrollados por la troika, son ilegales, en función del derecho comunitario y del internacional. Estos programas violan una serie de derechos fundamentales, tales como el derecho a la sanidad, a la educación, a la vivienda, a la Seguridad Social, a un salario justo, así como  a la libertad de asociación y a la negociación colectiva.

Todos estos derechos están recogidos  en la Carta de los derechos Fundamentales de la Unión Europea, el Convenio Europeo de Derechos Humanos, la Carta Social europea, los dos pactos de la ONU sobre Derechos Humanos, la Carta de las Naciones y todo esto ha sido incumplido por el programa exigido por la troika a Grecia.

La Unión Europea realizó un reglamento en mayo del 2013 para los países sometidos a un plan de ajuste estructural y en su artículo 7º, en el punto noveno dice “Un Estado miembro sometido a un plan de ajuste macroeconómico efectuará una auditoria exhaustiva de sus finanzas públicas a fin, entre otras cosas, de evaluar las razones por las que se ha incurrido en niveles excesivos de endeudamiento y de detectar cualquier posible irregularidad”.

El gobierno de Samarás no hizo la auditoria por miedo a sus resultados y quedar reflejada la malversación de fondos tantos de su partido como del PASOK. Está claro, que Syriza hará tal auditoria, con el propósito de analizar el proceso de endeudamiento y las irregularidades y actividades ilegítimas hechas con la deuda.

El programa que presenta Syriza, es simplemente un programa keynesiano. Su triunfo es un primer paso para acabar con el sufrimiento de los griegos y de muchos millones de europeos (españoles, portugueses, irlandeses, italianos…) que este austericidio alemán nos ha llevado al desastre. Esperemos que gane Syriza y de paso sea el inicio para acabar con las políticas sumisas y estúpidas llevadas a cabo por Rajoy y su PP.

La amnesia económica de Merkel con Grecia