jueves 24/9/20

La crítica en política

Shiv Khera
Shiv Khera

Siempre que se habla de crítica, entendemos esta palabra como algo que se realiza de manera negativa y no tiene por qué ser así.

Hay que subrayar que este término tiene dos sentidos: el negativo y el positivo. Y es que cuando estamos haciendo un juicio de valor, puede entenderse como una crítica sin que necesariamente tenga que ser algo malo.

Por ejemplo, considero una crítica positiva decir que en ocasiones, no sólo los políticos sino las personas en general, cometemos el tremendo error de no saber escuchar y eso nos puede llevar a tomar decisiones equivocadas en nuestra vida.

De hecho, se dice que a veces que la persona que más nos quiere no tiene por qué ser aquella que siempre nos está alabando. Y es que si todos los que nos rodean sólo se dedican a decirnos cosas buenas, podemos caer en la trampa de creer que estamos haciendo todo bien.

Por este motivo, creo que en Política no debe confundirse la lealtad con decir sí a todo. Es más, puede que alguien sea leal simplemente porque es capaz de seguir una doctrina política determinada pero a su vez, también sentirse tan libre como para decir que el camino que se está transitando no es el correcto sin que decirlo resulte perjudicial.

Pero hemos de ser cuidadosos cuando realizamos una crítica sobre determinadas decisiones políticas si no somos capaces de acompañarla de ideas alternativas a aquello que el otro plantea. Y eso es lo que veo por ejemplo que está realizando la Derecha de nuestro país actualmente: decir NO  a todo sin complementarlo con un planteamiento distinto.

Y es que si cuando alguien nos critica y a su vez, nos ofrece una solución o una idea distinta de la que hemos presentado, podremos estudiar esa posibilidad que nos han planteado pero, ¿qué podemos hacer cuando alguien critica y sin embargo, no ofrece una alternativa?

Pues con estos mimbres, quiero hacer ver a la sociedad lo que creo que debe ser siempre un político: alguien apegado a la calle que es capaz de solucionar los problemas de la gente. Pero lo que ocurre con determinados partidos políticos es totalmente lo contrario y es que no sólo no ofrecen soluciones a los problemas que presenta un determinado territorio sino que además, con sus actitudes, son un problema añadido más a los que ya tenemos de por sí en la calle.

Hay una frase que creo que define muy bien en mi opinión lo que debe ser un político y es que un buen representante es aquel que está a la altura de los representados y esto, por desgracia, no ocurre en muchos políticos de nuestro país.

¿Y por qué creo que ocurre? Pues porque la procedencia de ese político precisamente no tiene que ver con orígenes humildes porque tal vez, no han pasado por dificultades de ningún tipo en ningún momento de su vida. También porque en ocasiones, esto sucede porque ese político se ha creído con tal concentración de poder que le ha cegado la mente de tal forma que se ha olvidado de dónde viene y quién le ha votado. En otras ocasiones, puede responder porque simplemente en la personalidad de este político no va que los demás le critiquen porque es algo que no soporta.

Si hay algo que me hizo afiliarme al Partido Socialista Obrero Español, es precisamente porque siempre he podido expresarme en libertad. Siempre he podido decir lo que pienso aunque esto fuese una crítica destructiva pero eso sí, siempre he intentado dar mi punto de vista sobre un determinado asunto a fin de que lo vean como una vía alternativa a la otra idea.

Os confieso que de personas de las que aprendo muchísimo en la vida es de aquellas que precisamente no tienen nada que ver con la Política. Y es que ellas me ofrecen en algunos momentos, un punto de vista diferente al mío de manera que me hacen reflexionar y así, darme cuenta que ciertamente en ocasiones me he equivocado y al final, no sólo admito mi error sino que agradezco que esa persona me lo haya dicho.

Y es que creo que un político para que crezca como tal y sea cada vez más útil para la sociedad, debe estar acompañado y asesorado de alguien que sea capaz de decirle que está cometiendo un error ofreciéndole la solución alternativa para poder resolver un problema de manera adecuada y eficaz.

Y sí, pienso que todo político que quiera alcanzar grandes cotas de éxito debería tener una especie de “Pepito Grillo” a su lado de manera que su labor sea lo más eficiente posible para la sociedad. El problema es cuando un político quiere a la sociedad simplemente para aprovecharse de ella a fin de alcanzar el poder, donde sus promesas son regalos al oído de la gente común que finalmente, no se convierten en hechos.

Por eso, siempre he creído que pensar que todo lo que hace mi partido está bien me conduciría a un error mayúsculo así como pensar que absolutamente todo lo que hace el contrario, es malo aunque por desgracia, desde hace muchísimo tiempo nos estamos encontrando con una Derecha que busca destruir al otro aunque eso se lleve por delante a todo el país. Es la miserable táctica de intentar lograr el poder por el poder sea como sea.

Recuerdo que una de las ideas clave que aprendí de mi carrera universitaria es que un ser humano debe aprender a tener un pensamiento crítico y reflexivo de modo que podamos conseguir crecer cada día como personas. Y creo que en demasiadas ocasiones, vemos cómo en Política esto no existe.

Por este motivo, creo fundamental que cuando algo se haga mal, lo digamos para que en un partido político seamos capaces de ser autocríticos y esto nos ayude a salir de los problemas mejores y más fuertes.

Hay que tener claro que muchas veces es más fácil hacer oposición que gobernar pero algunos confunden estar en la Oposición con oponerse a todo y de esta manera, no entienden que en determinados momentos, aliarse con quien ejerce las labores de gobierno puede ser útil para la sociedad. La pena es que algunos olvidan que no todo puede ni debe hacerse desde un prisma partidista pero si en muchas ocasiones adolecemos de buenos gestores, es indudable que también carecemos de estadistas y puede que en parte, se deba a la soberbia que algunos muestran y que les hacen mostrarse inflexibles por mucho que les critiquen.

Sé que cada vez que hacemos algo en esta vida, estamos sujetos a la crítica de los demás. Ahora espero que esto que he escrito algún día sirva para que a algunos se les caiga la venda de los ojos y sean capaces de comprender que no siempre están acertados.

Y es que como dijo Shiv Khera, las personas sabias prefieren beneficiarse de la crítica constructiva en lugar de ser arruinadas por el elogio falso.

La crítica en política