Nuevatribuna

Ciudadanos podría haber sido la alternativa del centro derecha española y presentarse a las elecciones europeas, como el partido responsable, europeísta y liberal

VOX es un partido de extrema derecha. El Partido Popular es un partido conservador, que ha abandonado al sector liberal. Ciudadanos es un partido que nació social-liberal y que visto el espacio que le ha “regalado” el PP, ahora es netamente liberal.

El espacio de la derecha, de alguna manera, comienza a estar claramente definido. Lo lógico es que el PP y Ciudadanos se encuentren en aquellos municipios y Comunidades en las que la suma de ambos, quite el Poder al PSOE. Y en este sentido, allí donde el PSOE suma con Podemos, gobierna -haya ganado el PP, Ciudadanos o un partido local-. Sin embargo, el PSOE y Ciudadanos, también tiene posibilidades de unirse en determinadas ocasiones, aunque entiendo que el tablero tiene que cambiar -a día de hoy- para que esto sea posible.

Lo que no parece posible (en política 2 + 2 no son 4), es que el PP y Ciudadanos piensen gobernar con Podemos.

Sin embargo, el PP -sin complejos como les gusta decir ahora- y Ciudadanos -de forma táctica- sí están en condiciones de llegar a un acuerdo (negociando puntos en común de la agenda política) con VOX.

VOX, que es el heredero directo de la CEDA, será un partido instrumental que servirá al PP. Así, en el cálculo electoral ha nacido un nuevo espacio, el “PP de VOX”. En todas las elecciones que haya en España, el PP irá de la mano de VOX. Ese espacio será uno…y eso Ciudadanos, parece no entenderlo.

En efecto, lo novedoso –de todo este proceso- es el posicionamiento de Ciudadanos. Hasta hace una semana, ha tenido la oportunidad de coger el espacio abandonado por el PP (liberal) y sumar espacio de centro, pues los demócratas (cristianos/social-liberales/etc.), son la antítesis de VOX; sin embargo, para sorpresa de todos, se ha abrazado al acuerdo del PP. Ciudadanos podría haber sido la alternativa del centro derecha española y presentarse a las elecciones europeas, como el partido responsable, europeísta y liberal.

¿Cómo entender esta torpeza? Quizás, una de las respuestas sea que Rivera aún no sale del shock de ver a Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno. Rivera al que las encuestas llevaban en volandas a la Presidencia, se tragó el sapo de apoyar al PP en la moción de censura y perderla.

Si algo nos ha enseñado la política, es que el ego y el rencor no son buenos compañeros de viaje y los hechos comienzan a ser duros para la estrategia futura de Ciudadanos.

Los independentistas, si no apoyan los PGE (algo que es bastante probable) dejarán a Ciudadanos apoyando un gobierno de ultra derecha en Andalucía y anti-europeísta; y renegando del partido europeísta y feminista (PSOE).

Si los independentistas apoyan los PGE, entonces Ciudadanos tendrá algo de gasolina…pero la siguiente gasolinera no la encontrarán de forma sencilla, pues comenzará a regir el acuerdo PP-VOX-Ciudadanos y para cuando lleguen las elecciones, el desgaste será brutal.

El PP de VOX, es el nuevo ente electoral. Sin VOX el PP, por ejemplo, habría perdido las elecciones en Andalucía (perdió 7 puntos) sin embargo se presenta como ganador.

Nombrando a Ayuso y Martínez-Almeida para Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, Casado deja claro que cuenta con VOX, para que juntos sumen para gobernar (pues a Ciudadanos lo tendrán en el bote). El PP de VOX ya está articulando la apuesta. Los chicos de Ciudadanos –al parecer- no se enteran.