Me trastorna leer como la mayoría de los liberales cuestionan los gastos en salud, en bienestar social –que consideran exagerado- y en todo aquello que conlleva hacer una utilización de los impuestos de cara a mejorar las condiciones de vida de las personas. Y una vez que se critica de forma abierta este “gasto” (jamás denominado inversión) resulta que se nos pide que gastemos más en armamento (aquí si se denomina “inversión en defensa”). Para colmo de males, se ha llegado a decir que los países que no ponemos más dinero en defensa, seremos considerados como “morosos”.

Hay que darles pocas ideas a los bancos y menos a los organismos de “control” pues quizás dentro de poco seremos todos los y las españolas morosos internacionalmente…y se nos impedirá acudir a créditos del BEI, o del Banco Mundial, ya que no gastamos lo suficiente en defensa (¡qué barbaridad!).

A ver si en el ámbito de la ideología liberal nos ponemos de acuerdo. Si gastamos más en defensa es bueno, y si gastamos –invertimos- más en bienestar social, es un despilfarro. ¿Hay alguien que entienda esto? Pues quizás sí haya alguna explicación.

De las 5 primeras empresas de armamento del mundo, 4 son de Estados Unidos y una de Reino Unido. Si nosotros tenemos que gastar más, entonces revierte directamente en la empresa americana. Blanco y en botella. Si Trump nos indica que gastemos más, en el fondo nos está diciendo que tenemos que comprarles más armas –a ellos-, para salir de la “morosidad”.

Como decía un amigo uruguayo, “…aquí jugamos todos al fútbol, pero elige equipo el dueño de la pelota…”.-