<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 01.10.2022

Como un tronco

casado valla
Foto: Twitter

Cuando vengan las agresiones a extranjeros, vendrá el señor Casado y su troupe a decirnos que la culpa es del Gobierno

Madrileños y madrileñas –de nacimiento, de opción y de adopción- todos gatos/as, reconocemos de manera inmediata esta expresión “tronco”, tan madrileña como coleguita.

Pablo Casado se define como un tronco, firme en sus convicciones e independiente y hacía esta afirmación, en referencia a sus comentarios -xenófobos y racistas- relativos a la llegada de inmigrantes a las costas españolas.

Hace unas semanas escribí, en este mismo medio, que Pablo Casado estaba más cerca de Matteo Salvini que de Ángela Merkel y no puedo ocultar mi tristeza en haber acertado en la afirmación.

He sentido repugnancia al ver las imágenes del Presidente del Partido Popular, saludando –precisamente- a decenas de inmigrantes que atentos a su saludo, le daban la mano…con alegría (aunque seguramente no tenían ni idea de a quien estaban saludando). ¿Qué pretendía representar con este saludo? ¿Que no es ajeno al drama de la inmigración? Creo que estaba haciendo su papel de “tronco” que quiere decir que se va hacer un poco de postureo (imagen de comprensión) y después hablar frente a la televisión (la misma que le siguió en el saludo previo) diciendo que en España no se puede hacer populismo de izquierdas pues el Estado de Bienestar no es ilimitado.

Me recuerda a esas imágenes de los hooligans del fútbol inglés, que de paseo por el centro de Madrid, se lo pasan pipa y, además, se ríen y humillan a los mendigos que les persiguen para conseguir unas monedas. Habrá alguno de ellos que piensa que está haciendo lo correcto, pues finalmente entrega algunas monedas (como Casado saludando a los inmigrantes). Sin comentarios.

En una Europa envejecida, donde el discurso de las pensiones se cae por su propio peso respecto a la generación de futuros, viene Pablo Casado –superando a Albert Rivera en los despropósitos- y nos da lecciones de economía. Quizás sería bueno recordarle al señor Casado que a día de hoy, no sabemos qué título –de todos los que dice tener- es real o inventado. Por lo que se ve parece que no sólo convalidó asignaturas en la Universidad, sino que en las clases de ética debía hacer pellas o, quizás, se iba a rezar…

Cuando vengan las agresiones a extranjeros, vendrá el señor Casado y su troupe…a decirnos que la culpa es del Gobierno, por ofrecer papeles para todos, cuestión que no sólo es falsa sino que es una especie de dogma que repetido muchas veces, deja algo en el tintero. La realidad es que –al mejor estilo de Aznar- es un ataque desleal al ejercicio de políticas de Estado que le corresponde liderar al Gobierno.

No descansará el señor Casado hasta ver que alguna encuesta le da la razón, para ello contará con los medios de siempre. Eso querrá decir entonces -internamente- que estarán todos y todas alineados en el PP. Ya hay líder, pues este habla de verdad –dirán algunos-… este es un tronco.

Como dice mi padre “la ignorancia es muy atrevida” yo añadiré que en determinadas ocasiones, insolente.

Como un tronco