#TEMP
miércoles. 29.06.2022

El último debate de legislatura o el primer mitin de campaña

Para la derecha, el único tipo de recuperación económica que le interesa es la de los capitales, los capitalistas...

Pongamos las cosas en su sitio. Las fuerzas políticas tienen todo el derecho del mundo a defender sus opciones y acciones políticas en democracia. Para ello utilizan todos los elementos y medios a su alcance. Por tanto no seré yo quien niegue el derecho democrático del mitin o de la expresión por medios democráticos y libres.

El debate del estado de la nación, es pues un altavoz más que la democracia otorga a la soberanía popular, es decir al Parlamento y a quienes a pesar de una pésima y tramposa ley electoral han conseguido escaños y es de demócratas respetar a la soberanía popular, tanto como cambiar su correlación de fuerzas. Las y los socialistas democráticos creemos que el Parlamento es un instrumento capital, si bien no el único, para cambiar las cosas en beneficio de las clases populares y del reparto.

Pero el debate del estado de la nación acaba hoy 26-2-2015 cuando se pasen a votación las propuestas de resolución y se vea realmente qué tipo de mayoría gobierna hoy por hoy, el estado español. Porqué los grupos y partidos en el parlamento, hablan a través de sus portavoces y apoyan o critican la acción de gobierno. Pero luego presentan propuestas para el cambio político, cosa que ya no llega tan nítidamente al pueblo soberano. No se trata pues solo de hablar, sino de proponer y esa es la parte más importante, que por cierto muchos medios de comunicación nos escamotean.

El debate ha sido tenso y duro y no era para menos, la situación para el pueblo, es sencillamente insoportable.

Rajoy miente y presenta un estado irreal. La lucha de clases en el debate

Rajoy ha mentido como un bellaco. Pero sobre todo ha vuelto a quedar claro que para la derecha, el único tipo de recuperación económica que le interesa es la de los capitales, los capitalistas, los fondos de inversión, los fondos buitres, los bancos y las grandes empresas multinacionales. Eso y seguir a pie juntillas los designios de la Troika. Esa Troika que el pueblo griego y SYRIZA han dejado casi inservible y han logrado por fin cuestionar ante toda Europa. Ya solo las derechas extremas y ultra liberales se atreven a hablar bien de la Troika.

En el debate parlamentario, la lucha de clases ha estado presente y las intervenciones de la Izquierda Plural, lo han dejado muy claro. Han denunciado sin ambages ni cesiones las agresiones que la clase obrera sufre. Los desahucios de los pobres, ya no solo de vivienda sino de luz y agua. Este es un país para ricos y los ricos son minoría. Rajoy ha construido el país más desigual e injusto de Europa. Pero también otras voces críticas han sido escuchadas. Por eso me extraña que ayer 25-2-2015 alguien afirmara que él y su partido son la única oposición a Rajoy, sin haber concluido todavía el debate parlamentario. Resulta cuanto menos preocupante, por manifestar un deseo de hegemonía política que muchas personas no compartimos o bien nos ignora, lo cual es peor. Muchas y muchos llevamos años enfrentándonos al neoliberalismo y posteriormente a sus terribles consecuencias para sus víctimas, una inmensa mayoría. Así como a los planes Troika. Desde los movimientos sociales, los sindicatos y partidos de la izquierda real. Desde las Huelgas Generales, las Marchas de la Dignidad, las Mareas ciudadanas, el 15M, cuya herencia es colectiva y nadie, nadie, se puede auto-otorgar. Pero ya antes desde Huelgas Generales anteriores en el inicio de la crisis, “Activos contra La Crisis” u otros movimientos unitarios e incluso los clamores del "NO a la Guerra".

Nosotras como socialistas republicanos y de izquierdas, estamos enfrentándonos además de a Rajoy y lo que representa, el socioliberalismo como part4e del sistema y colaborador necesario. Trabajando por la unidad de las izquierdas transformadoras, al objeto de lograr una mayoría social. Hubo el día del debate del estado de la nación voces muy críticas y duras frente a Rajoy como las de Alberto Garzón, Coscubiela, Baldoví y otras, tal y como señalaba en párrafos anteriores, que ni se pueden ni se deben ignorar. Voces que además en el caso de Garzón se corresponden con su apoyo y trabajo en las Marchas de la Dignidad, otras luchas en las calles y una gran inteligencia en un discurso permanente de oposición a Rajoy.

De la misma forma que respetamos profundamente a Podemos, le exigimos a este partido político respeto y consideración a nosotras y nosotros.

Al tiempo que a las izquierdas reales que no renunciamos a los valores de las izquierdas y le aconsejamos humildemente, a Podemos –nosotras socialistas republicanas y republicanos, las censuradas e ignoradas en todo tipo de debates en las televisiones privadas- un mayor esfuerzo por encontrar fórmulas aceptables y no disolventes para la unión de las fuerzas populares.

El socialismo organizado consecuente, la socialdemocracia de clase y el ecosocialismo activo, estamos, trabajamos, nos enfrentamos a Rajoy y a los recortes, con humildad, si, con respeto a los demás, sí, pero creyendo en la necesidad de un frente de izquierdas, pues todas las sensibilidades y familias de las izquierdas, tienen mucho que aportar y sobre todo en nuestro caso experiencias centenarias y tradiciones de lucha y pensamiento, profundamente responsables, luchadoras y democráticas.

Grecia se cuela y con razón en el debate

Otro tema que los representes de las izquierdas introdujeron fue el apoyo a Grecia, a su pueblo y su Gobierno. El apoyo a Grecia y a SYRIZA ¿Nos afecta? Pues sí y mucho. La actitud valiente del gobierno griego de enfrentarse a la Troika y a Alemania de la señora Merkel es muy importante, pues poniendo en cuestión la deuda y la austeridad, de paso defienden a los demás pueblos de Europa y sobre todo los del sur, del austericidio, los recortes y el pingue negocio que con la deuda hacen bancos privados y fondos buitres y carroñeros. Es pues obligación de las izquierdas democráticas y de las clases trabajadoras europeas posicionarse con Grecia, pues es nuestra lucha. Los recortes y rescate que nosotras y nosotros pagamos puede ser suavizado y atemperado en principio, pero frenado y cambiado de raíz gracias a la desigual lucha del pueblo griego, frente a tantos gigantes que de forma injusta los pueden asfixiar sin vergüenza ni piedad y a pesar de ello, resisten. El señor Rajoy contribuyendo a atacar al legítimo gobierno griego, demuestra su verdadero rostro. Aunque aquí ya lo conocemos de sobra.

Echar a Rajoy

Por eso ahora la principal tarea es tal y como señaló Alberto Garzón en su brillante réplica, es echarlo. Hemos de echarlo en las urnas y construir junto con el resto de pueblos de Europa un nuevo país y una Unión Europea muy diferente, tan diferente, que resulte difícil reconocerla.

El rechazo del PP y su Gobierno a todas las propuestas de cambio, derogación de la reforma laboral, medidas urgentes contra la pobreza energética y la exclusión social entre otras son el fin del debate y la apuesta clara del Gobierno por la Troika y la Europa Alemana. El rechazo nuevamente a un estado plurinacional, pluricultural y federal la guinda. Conclusión hay que echar a Rajoy. Hay programa, propuestas y alternativas que encima entre todas y todos los de izquierdas, transformadores y antineoliberles llevamos ya al menos diecisiete años (Desde Portoalegre) construyendo y elaborando. Hay pues relato del cambio, encima colectivo y muy elaborado. A por ellos.

El último debate de legislatura o el primer mitin de campaña