<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
lunes. 03.10.2022

La extrema derecha suma en Andalucía. VOX marca tendencia

vox

Susana Díaz debe dimitir, pues ella es la responsable principal de esta derrota histórica, que tanto puede perjudicar a las clases trabajadoras

La suma de las izquierdas ha sido de errores. La amplia abstención ha sido la respuesta de las clases populares a una falta real de alternativas. La izquierda no suma. Podemos e IU no suma. Susana Díaz ha fracasado y su adelanto electoral ha sido un fiasco. Con unas listas formadas exclusivamente por susanistas el fallo y la pérdida de unos 14 escaños, el fracaso es de ellos y de ellas y ellos y su fracción en exclusiva. Ahora deberíamos entender que Susana debe dimitir a pesar de haber sido el partido más votado, pero con un gran resbalón. El socialismo andaluz lleva años renunciando a su historia, su ética, su compromiso real con la clase trabajadora y haciendo un discurso hueco, facilón, puramente electoralista y reaccionario en temas de Estado. Dinástico y legalista continuista exclusivamente.

Podemos más IU han perdido tres escaños y un 6% del voto. Teresa Rodríguez y el discurso populista no cuajan e IU ha sido desmochada. Su intento de acaparar el verdadero socialismo, no ha cuajado, porque el socialismo lo representamos las y los socialistas, estemos o no en el PSOE y no era creíble este intento, que por cierto no es nuevo. Podemos también ha recibido castigo. Su negativa a pactar con el PSOE le ha restado. Eso es siempre así en Andalucía guste o no guste.

VOX ha recogido mucho voto de los y las cabreadas. Mucho voto de frustración y de enfado con las políticas de austeridad que por falta de dirección politica y de preocupación real por los que más sufren se han llevado los enemigos de las clases populares. Personas que por falta de ideas e ilusión politica generada por el discurso las izquierdas parlamentarias los han llevado a votar a sus verdugos. Ahora VOX más PP y Cs podrán desmontar programas de protección social, ayudas a las mujeres, acuerdos sindicales, liquidar empresas públicas y privatizar. Pero lo peor no es eso, sino la introducción de unas ideas racistas y xenófobas, así como españolistas en detrimento de Andalucía y profundamente neoliberales.

Ahora corresponde regenerar y rescatar el socialismo. Construir una alternativa socialista realmente socialista. Porque el PSOE andaluz no está preparado para la oposición y deberá ocultar demasiadas vergüenzas.

Susana Díaz debe dimitir, pues ella es la responsable principal de esta derrota histórica, que tanto puede perjudicar a las clases trabajadoras.

Resistiremos y organizaremos. Hace falta construir una fuerza socialista y andalucista que se enfrente al neo centralismo y el españolismo cañí que va a imperar y a la que nadie le pueda decir nada. La derecha andaluza es mucho peor que otras y llega con el cuchillo en la boca.

Pero no tengamos miedo. Construyamos y respondamos a las provocaciones de las derechas y a sus recortes.    

La extrema derecha suma en Andalucía. VOX marca tendencia