jueves 09.07.2020

Bankia, un ERE para favorecer la privatización

Lo que hay tras lo de BANKIA no es un ERE, es una operación de privatización del único banco público español

El gobierno del PP campa a sus anchas, tranquilo, sin oposición eficaz, dando palos a las Comunidades autónomas y chantajeando a través de ellas a otros partidos, al objeto de favorecer sus presupuestos. Pero sobre todo privatizando. Destruyendo lo público. Destruyendo Estado. Destruyendo bienestar. Favoreciendo a sus amigos grandes empresarios, banqueras, especuladores y fondos buitre de todo el mundo.

Caja Madrid, pagando complicidades, fue una de las Cajas B del partido derechista. Caja Madrid transformada en BANKIA tras varias fusiones, algunas de ellas verdaderos atracos a cajas de laboriosas y ahorradoras provincias propiciadas por el PP, tras su quiebra propiciada por conspicuos chorizos de cuello blanco,  fue rescatada con dinero público sacado de nuestra sanidad y educación, de nuestras pensiones. Ahora es puesta en venta. Cambiada para hacerla más atractiva gracias a la fusión estrella con BMN. Otro atraco a ahorros de personas humildes y del mundo rural. BNM en dificultades por la mala gestión de todos sus diferentes directivos territoriales, es absorbida por BANKIA de forma que amplíe su red y heredando las cuentas de millones de personas trabajadoras y sencillas a las que sus abuelos les abrieron cuentas en la Caja de Ahorros, sea más atractiva para especuladores y capitalistas.

Ahora BANKIA con beneficios, se plantea hacerse más deseada por los fondos de inversión extranjeros o familias franquistas especuladoras y muy ricas, despidiendo a 2400 trabajadoras y trabajadores. Más de dos mil nóminas para aligerar gastos y que los gestores e inversores privados obtengan más beneficios.

Lo que hay tras lo de BANKIA no es un ERE, es una operación de privatización del único banco público español. Es una operación del régimen, de régimen, por eso hay tanto silencio y complicidad en torno a ella. Es una demostración más del inmenso daño que el PP pero también los que callan y aguantan, están haciendo a la clase trabajadora de los pueblos de España. Es una burda y criminal transferencia de fondos del estado a manos privadas, de entrega de ahorros de las clases populares a los privilegiados que poseen las riquezas y son los amos reales de España.

Los socialistas (no hablo de socioliberales o liberales encubiertos) estamos convencidos de la necesidad de banca pública, de finanzas públicas, de sector público. Un estado fuerte es la garantía de los pobres si está controlado políticamente por las clases trabajadoras y populares de forma democrática y honrada. Una banca pública es garantía para familias, pymes y economía social. Es que los beneficios del mismo reviertan en la sociedad y no en oligarcas patrios y extranjeros al objeto de ganar más a costa de nuestros ahorros, nóminas y jubilaciones, incluso el paro se cobra por banco. Es también una herramienta para controlar el poder oligárquico y monopolístico de la alta burguesía y los fondos especulativos sobre nuestras vidas.

Si no somos capaces de defender lo nuestro, que es lo público ¿Quién lo va a hacer?

Bankia, un ERE para favorecer la privatización