lunes 21.10.2019

La posible victoria de la izquierda en Madrid el 26-M pende de un hilo

Si bien todo depende de un hilo y no hay nada asegurado. Las encuestas en todo caso hay que tomarlas con cautela, sobre todo en los últimos tiempos de cambio con la irrupción de nuevos partidos o coaliciones electorales

Los resultados en la Comunidad de Madrid (CM) en las elecciones generales del 28 A conducen necesariamente al desaliento de los que deseamos una victoria de la izquierda en la Comunidad y el ayuntamiento de la capital de España. A la luz de esos resultados parecía la victoria de la izquierda una misión imposible. Sin embargo, los sondeos anuncian lo contrario y la posibilidad de que la izquierda gane puede convertirse en realidad. Si bien todo depende de un hilo y no hay nada asegurado. Las encuestas en todo caso hay que tomarlas con cautela, sobre todo en los últimos tiempos de cambio con la irrupción de nuevos partidos o coaliciones electorales. Es necesario por ello acudir a las urnas para iniciar un cambio necesario en la CM y seguir avanzando en los procesos de transformación iniciados en el ayuntamiento.

El gobierno de la CM ha sido un verdadero desastre desde Esperanza Aguirre hasta la fecha. La corrupción y el despilfarro han sido las principales señas de identidad de este gobierno. Ignacio González vicepresidente con Aguirre y luego presidente se encuentra investigado y ha pasado varios meses en la cárcel al igual que Granados hombre fuerte en el gobierno y en la organización del PP. Son muchos los imputados y otra presidenta de la CM como Cristina Cifuentes también se encuentra en esa situación. En poco tiempo la CM lleva tres presidentes. Una verdadera vergüenza para el gobierno de nuestra Comunidad.

 Mientras se enriquecían tantos cargos se producían recortes en las políticas sociales y educativas. La  CM es la más rica de España, según los datos recientemente publicados por el INE acerca de la contabilidad regional. Una riqueza que no se debe a la gestión del gobierno de la Comunidad sino que se beneficia del efecto positivo de ser Madrid la capital de España. Como contrapunto, tiene elevadas desigualdades, insuficientes servicios sociales y el 16.6% de la población en riesgo de pobreza, según esto último por los datos del propio INE esta vez en la encuesta de condiciones de vida. La tasa de riesgo de pobreza o exclusión social es del 20.6%.

Po todo ello, se necesita un cambio profundo que no sea solo capaz de regenerar la vida política, sino también potenciar el Estado del bienestar en la Comunidad, que favorezca la igualdad de oportunidades y erradique lacras como la pobreza. Es un escándalo que con todo este potencial se produzcan privaciones y unas políticas sociales claramente insuficientes. Una Comunidad rica en investigación y conocimientos que no se están aprovechando para avanzar en un desarrollo diferente y no solamente beneficioso para los poderes económicos y financieros.

En la CM todo parece indicar que el gobierno de la izquierda está más cerca a pesar de la división. Las tres izquierdas llevan como cabeza de candidatura personas muy capaces, lo son claramente Ángel Gabilondo e Iñigo Errejón, que lo han venido demostrando con creces, pero también Isabel Serra, que siendo nueva en este oficio de la política está resultando una verdadera revelación. Desde luego no hay excusas para no votar.

 En este caso, la división no parece que vaya a afectar al resultado de la izquierda pues todas las candidaturas, según los sondeos, superan el 5% necesario para tener representación en la Asamblea.  El recuerdo de las anteriores elecciones con la candidatura de Luis García Montero por Izquierda Unida que se quedó a las puertas con un 4.8%, lo que privó a la izquierda de un triunfo, no planea en estos momentos sobre ninguna de las tres propuestas si hacemos caso de las encuestas.

Mi preocupación principal se produce en el ayuntamiento. Todo parece indicar que va a ganar Carmena pero ello no significa que vaya a gobernar. No cabe duda que el buen hacer de Carmena y su talante va a ser un gran tirón y lo mismo puede decirse del PSOE que parece que remonta. Pero aquí la división de la izquierda 2puede ser fatal. La candidatura capitaneada por Sánchez Mato no parece que vaya a superar el 5%, de esta forma se perderán votos de la izquierda que pueden ser decisivos a la hora de ganar.

Tengo una gran estima personal por Sánchez Mato, desde que le conocí como estudiante en la facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Complutense, siendo yo profesor. Le considero muy válido y creo que hizo una gran gestión económica en el ayuntamiento de Madrid. Chocó con una disposición de Montoro que no tenía ningún sentido económico y que era socialmente injusta. No entro a juzgar las interioridades de por qué cesó.  

Sin embargo, considero que se puede equivocar presentándose. Aunque ojalá sea yo el equivocado, pero no se está ante una situación en la que se puedan perder votos y más sobre todo si esos votos pueden llevar a no ganar el ayuntamiento. Tampoco me vale el argumento de que los que van a votar a esta candidatura no votarían a ninguna otra y, por tanto, no son votos perdidos sino potenciales abstencionistas. Es posible que así se vea en los círculos de militantes y cercanos pero no en el más amplio de los que votan. En fin, que aquí la desunión si puede ser un desastre para la izquierda. Se puede y se debe criticar a Carmena, pero se tiene que tener en cuenta, que no debe haber sido tan mala la gestión como la pintan desde estas posiciones, cuando es la mejor valorada entre los aspirantes a ocupar su puesto y todas las encuestas indican que Más Madrid será la ganadora. Hay que dejar los egos y los personalismos a un lado y optar por proyectos políticos, aunque no nos convenzan del todo pero que están más cerca de las posiciones que uno pueda tener. 

La posible victoria de la izquierda en Madrid el 26-M pende de un hilo