lunes 01.06.2020

¿Presupuestos para la recuperación?

Eso es lo que manifiesta el Gobierno al presentar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado  2014. Ciertamente esa es una afirmación grandilocuente...

Eso es lo que manifiesta el Gobierno al presentar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado  2014. Ciertamente esa es una afirmación grandilocuente, como otras tantas que realiza el Gobierno del Sr. Rajoy, que no se sustenta en ninguna argumentación seria y sólo pretende una vez más engañar y confundir a los ciudadanos.

Una vez conocido el proyecto convendría preguntar al Gobierno:

¿Es un signo de recuperación haber elevado la deuda pública en sus dos años de gobierno más que en los diez anteriores llevándola al 100% del PIB, con el incremento de costes financieros que ello acarrea?

¿Es un signo de recuperación económica reducir la inversión a niveles de los años ochenta del pasado siglo?

¿Es un signo de recuperación que las pensiones públicas pierdan poder adquisitivo en 2014 y años posteriores, gracias a la reforma reaccionaria que de forma autoritaria y unilateral ha presentado el Gobierno?

¿Es acaso un signo de recuperación proseguir con la política de destrucción de empleo público y reiterada congelación salarial a los empleados públicos?

¿Es un signo de recuperación  admitir una cifra de parados prácticamente del 26% en 2014 y no contemplar casi ninguna consignación para políticas activas de empleo?

¿Es un signo de recuperación y cohesión social tener cada vez más  parados sin recibir ninguna subvención?

¿Es un signo de recuperación seguir excluyendo del derecho a la asistencia sanitaria a muchos ciudadanos que residen desde hace muchos años en nuestro país?

¿Es un signo de recuperación instaurar copagos  sobre la medicación que tienen que utilizar   personas que sufren procesos muy graves de salud?

¿ Es un signo de recuperación instaurar un incremento brutal en las tasas universitarias que van a excluir a muchos jóvenes del acceso a la universidad?

¿Es un signo de recuperación del país poner en riesgo el derecho al acceso a la justicia con la instauración de unas tasas injustas y arbitrarias?

¿Es un signo de recuperación abolir en la práctica la financiación para la dependencia llevando así a nuestros dependientes a situaciones tercermundistas?

¿Quién o quienes se recuperan?

A la vista de las encuestas realizadas , lo que el Gobierno Rajoy entiende como recuperación no es percibido así por una amplia mayoría social( incluida la silenciosa) que rechaza de manera contundente su política; el proyecto presentado por el Gobierno no es de recuperación sino de pobreza y destrucción de la protección social. Es un proyecto propio de la ideología neocon del partido gobernante, que genera sufrimiento a amplias capas de la población y amenaza la cohesión social. Por tanto sería muy bueno para el país que el Gobierno deje de tomar por imbéciles a los ciudadanos y se dedique a instaurar medidas que realmente ayuden a salir de la crisis sin destrozar todo lo conseguido por los españoles los años anteriores.

El Gobierno tiene que asumir que el rescate bancario de 40.000 millones de euros sólo ha servido para incrementar de forma notable nuestro déficit público, no ha generado ninguna fluidez del crédito hacia las pequeñas y medianas empresas y como colofón lo estamos pagando todos los españoles; por todo ello debe exigir  a las entidades financieras faciliten ya el flujo de crédito lo que activará la actividad económica y consecuentemente hará crecer el consumo.

El Gobierno tiene que actuar de forma contundente contra la enorme bolsa de fraude fiscal existente cuyo afloramiento y cobro serviría para conjugar una parte sustancial de los problemas existentes; el Gobierno con su inmoral amnistía fiscal no consiguió siquiera el raquítico objetivo que se marcó y sin embargo creó un clima de impunidad para los defraudadores. La política de austeridad seguida por el Ejecutivo sólo ha servido para llevar a una parte de la sociedad española a niveles de pobreza no conocidas en nuestro país desde los años cincuenta del siglo pasado.

Los españoles en ningún caso nos merecemos  lo que está llevando a cabo este Gobierno, un ejecutivo sustentado por un partido, el P.P, que según lo aparecido en diferentes diligencias judiciales tiene numerosos dirigentes inmersos en casos de corrupción, existen indicios de financiación irregular y no es capaz de asumir ninguna responsabilidad política. La estrategia del P.P y de su Presidente nacional, Sr. Rajoy, en relación a estos gravísimos asuntos es fiarlo todo a que el tiempo transcurrido haga prescribir los presuntos delitos cometidos o a la imposibilidad de obtener pruebas de los mismos, por desaparición, extravío o destrucción de elementos probatorios.

Ante las multitudinarias manifestaciones y movilizaciones que se están realizando en numerosas provincias del Estado contra la política del Gobierno, éste trata de minimizarlas apelando a la mayoría silenciosa que no sale a las calles, transmitiendo la idea de que ésta apoya su política.

Pues bien si el Gobierno y su Presidente creen que esa llamada mayoría silenciosa apoya sus políticas  sería muy bueno para la marca España que ello se manifestase en las urnas.

Sr. Presidente del Gobierno, tenga usted un gesto de grandeza. Convoque elecciones generales y sométase al resultado de las urnas.

¿Presupuestos para la recuperación?