domingo 05.04.2020

Ahora sí: no más sufrimiento

Imagen de archivo.
Imagen de archivo.

Desde hace años he defendido la necesidad de aprobar una ley que regule el derecho a la eutanasia y el suicidio médicamente asistido; lo he hecho en mi condición de ciudadano que defiende la libertad y como profesional de la medicina que no se ha acostumbrado nunca a ver sufrir a personas cuya permanencia en este mundo les resulta insoportable y en condiciones que atentan a su dignidad y sus valores vitales. A lo largo de los últimos años he dejado clara mi posición allí donde he tenido ocasión de hacerlo (artículos en prensa, presencia en medios etc.) con la convicción de que esa posición era también la mantenida por una amplia mayoría social tal y como recogían todas las encuestas serias y rigurosas que se publicaban; desgraciadamente hasta hoy no ha sido posible que en nuestro Ordenamiento Jurídico esté incluida una ley que regule el derecho de las personas a pedir ayuda para morir en un ejemplo más de la discordancia existente entre las necesidades de cambios que la sociedad demanda y exige de manera mayoritaria, y el inmovilismo y lentitud de los poderes del Estado para satisfacerlas.

Siendo la libertad un valor supremo de nuestro Ordenamiento Jurídico, hacer realidad en nuestro país el libre ejercicio de la libre disponibilidad de la propia vida es a mi juicio una necesidad democrática que permitiría el ejercicio pleno del principio de autonomía de la persona.

Los últimos años se han presentado varias proposiciones de ley para conseguir regular la eutanasia, así en enero de 2017 el grupo parlamentario de Unidas Podemos-En Comú Podem-En Marea presentó un texto que no fue admitido a trámite por el Pleno del Congreso al no conseguir los votos necesarios; era la primera vez que un grupo parlamentario potente con muchos diputados presentaba una proposición de ley para regular la eutanasia (en tiempos anteriores lo hizo Izquierda Unida con grupos parlamentarios pequeños en número de escaños). El rechazo al texto impidiendo pasara a Comisión y debate de enmiendas fue en mi opinión una ocasión perdida que produjo una decepción muy importante en el tejido social.

Posteriormente, el PSOE ha presentado proposiciones de ley cuyos textos aprobados por mayoría absoluta en el pleno del Congreso no pudieron concluir en la aprobación de la ley bien por convocarse elecciones y decaer la proposición, o por el bloqueo mediante acciones torticeras de la mesa del Congreso presidida por la Sra. Pastor y con mayoría de las fuerzas de la derecha.

HOY, el grupo parlamentario socialista presenta ante el pleno del Congreso una nueva proposición de ley para regular la eutanasia con un texto muy similar a los anteriores (salvo mínimos cambios), parece que el texto contará con los votos necesarios (mayoría absoluta) para ser admitido a trámite e iniciar el correspondiente recorrido parlamentario y la composición actual de la Mesa del Congreso no parece vaya a repetir las maniobras obstruccionistas y dilatorias que antes se realizaron; es por ello que HA LLEGADO EL MOMENTO.

La proposición de ley presentada por el grupo socialista es un texto trabajado y serio que respeta lo exigido por nuestro ordenamiento

La sociedad española apoya de manera inequívoca se promulgue una ley que regule el derecho a la eutanasia y el suicidio asistido, asimismo los profesionales de la medicina también expresan de manera mayoritaria su posición favorable a la promulgación; en una jornada reciente celebrada en el Colegio de Médicos de Madrid en la que tuve el honor de participar los Presidentes de los Colegios de Médicos de Bizcaia, Las Palmas, Tarragona y Madrid presentaron los resultados de una encuesta que dirigida a sus colegiados les preguntaban sobre su posición en relación a la eutanasia y su regulación por ley, en los cuatro colegios los médicos consultados eran favorables a la regulación (más del 70%). Estos resultados indicaban que frente a aquellos que sostenían que los médicos eran abrumadoramente contrarios a la regulación de la eutanasia, los profesionales de la medicina se comportaban en este tema de manera similar al resto de la sociedad a la que pertenecen.

La proposición de ley presentada por el grupo socialista es un texto trabajado y serio que respeta lo exigido por nuestro Ordenamiento, una vez sea admitida a trámite mediante la votación en el Pleno obteniendo la mayoría exigida, estoy convencido que podrá ser mejorado por la aportación constructiva de otros grupos.

No hay excusas, la sociedad española no puede permitirse situaciones tan dramáticas y terribles como los suicidios en soledad de Carlos Santos, Antonio Aramayona, Jose Antonio Arrabal entre otros, asimismo casos como los de Maribel Tellaetxe y María José Carrasco no pueden repetirse nunca más.

Frente a quienes siguen tratando de impedir que nuestro país avance en derechos y libertades, frente a quienes siguen tratando de imponer a la sociedad española sus valores despreciando a quienes discrepan de ellos, frente al inmovilismo reaccionario. AHORA SÍ. NO MÁS SUFRIMIENTO INÚTIL.PROMULGACIÓN DE LA LEY DE EUTANASIA.

Ahora sí: no más sufrimiento