jueves 04.06.2020
La opinión de
Luis María González
Luis María González Periodista

Las secuelas del 'no es no'

Desde que el discurso fácil del no derivó en impostura y negación de la política, las voces de la...

¿Qué fue de IU?

Una organización puede desaparecer porque así lo decidan solemnemente sus afiliados en un Congreso. Otra cosa bien distinta es que un grupo de boy scouts lo disfrace y resuelva que así sea.

El invierno que viene

Camino a la perdición. Si la generación más elemental de dirigentes políticos de la democracia no lo...

El truco final

No es momento de participar en un concurso de magia. Al menos, los que siempre quisimos un gobierno del cambio. Ahora de poco sirve improvisar un manual de fantasía para volar hacia la nada.

El riesgo de pertenecer a las mayorías

Los debates oficiales son cosa de hombres, salvo que lo evites forzando la programación. El de ayer lunes entre los cuatro aspirantes a la presidencia del Gobierno no pasará a la historia.

La insoportable 'levedad' del PSOE

Los espacios políticos y electorales de los partidos, por centenarios que estos sean, no escapan a los cambios que operan en la...

La coalición 'tenía' un precio

Una coalición electoral de las izquierdas puede ser una herramienta oportuna a condición de que fije con transparencia su programa, objetivos y estrategia en y tras las elecciones. 

Combatir la desmemoria

El debate que quiere impulsar CCOO tiene mucho que ver con la voluntad de enfrentar el presente y el futuro, huyendo de la sinrazón y la desmemoria.

El PCE prepara el Good Bye IU

Izquierda Unida camina a la perdición. Sus actuales dirigentes, principales responsables del desvarío, serán los que conduzcan a la formación a su harakiri.

Izquierda: ¿dignidad o cambalache?

La actual dirección federal de IU no está en condiciones de liderar ahora el mismo proyecto que aborreció hace un mes.

La izquierda

Ser de izquierdas es optar por los pobres, indignarse ante la exclusión social y con la injusticia o considerar una aberración la desigualdad social.

Melodía de seducción

A las elecciones deben presentarse agrupamientos y/o plataformas electorales amplias. Los partidos deben quedar como proveedores de programa e ideología. Es la llamada ‘unidad popular’. (Foto: Prudencio Morales).

La evanescencia de la política sin organización

Los llamamientos a la unidad popular acaparan el debate electoral, pero ¿qué ocurre tras las elecciones cuando los cargos públicos electos no sepan ante quién rendir cuentas al carecer de proyecto, método y organización?