lunes 29/11/21

Un santo catalán

NUEVATRIBUNA.ES - 15.10.2009...Disculpen los lectores si distraigo su interés por las apasionantes aventuras de Camps y Costa, en compañía del Bigotes, del Albondiguilla y de Don Vito, pero a veces salen noticias en un rincón de la prensa que también son una buena muestra de lo que es este país.
NUEVATRIBUNA.ES - 15.10.2009

...Disculpen los lectores si distraigo su interés por las apasionantes aventuras de Camps y Costa, en compañía del Bigotes, del Albondiguilla y de Don Vito, pero a veces salen noticias en un rincón de la prensa que también son una buena muestra de lo que es este país.

Resulta que, hace pocos días, el papa Ratzinger decidió hacer santo, entre otros (van por hornadas), a un religioso catalán, el dominico Francisco Coll Guitart (1812-1875), previamente beatificado por el papa Woijtila, que fue quien desató la fiebre de las beatificaciones y santificaciones, con las que rellenar el calendario.

Al acto no podían faltar, y no faltaron, el presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Rouco, 22 obispos y 9 arzobispos patrios. Hasta ahí, nada que decir, pues no es de extrañar que la Iglesia quiera honrar a los suyos, por lo motivos que fueren. Lo raro, aunque habitual, es que acudan a esta insólita ceremonia autoridades civiles españolas como el ministro Moratinos, una subsecretaria del mismo ministerio o el alcalde Vich, ciudad donde falleció el recién santificado, y más extraño aún es ver que entre los asistentes figura el vicepresidente de la Generalitat catalana, Josep Lluís Carod Rovira, que, en un alarde de incoherencia política, ha puesto el nombre de Esquerra Republicana de Cataluña al servicio de un acto celebrado a mayor gloria de la Iglesia católica. Pero el sentimiento nacionalista es así: antes que nada los de mi tierra.

Fray Anselmo de Laramie

Un santo catalán
Comentarios