#TEMP
domingo. 14.08.2022

Tristeza

NUEVATRIBUNA.ES - 12.11.2009...Para los lectores desavisados, si los hubiera, delos pocos que me lean en esta concurrida casa, les pondré en antecedentes.Enric González es un periodista “pata negra” de EL PAÍS que ha sido corresponsal del periódico en París, Londres, Nueva York, Washington y Roma. Y también un excelente articulista deportivo (fútbol).
NUEVATRIBUNA.ES - 12.11.2009

...Para los lectores desavisados, si los hubiera, delos pocos que me lean en esta concurrida casa, les pondré en antecedentes.

Enric González es un periodista “pata negra” de EL PAÍS que ha sido corresponsal del periódico en París, Londres, Nueva York, Washington y Roma. Y también un excelente articulista deportivo (fútbol). Es autor de los libros: Historias de Londres, Historias de Nueva York e Historias del Calcio. Una crónica de Italia a través del fútbol.

En el último año, mas o menos, nos deleitaba a muchos con su columna “Cosa de dos” en lo que fue el hueco de Eduardo Haro Tecglen, con parecida calidad, espíritu crítico y con menos mala leche (muy de agradecer). Alguna vez, hasta escribía de televisión.

Esta porteña enloquecida ha citado, alguna vez, en estos modestos Gases Nobles dicha columna, porque los argentinos somos no muy profundos en los análisis pero si muy literarios y en “Cosa de dos” hay honestidad, rigor y buena, muy buena literatura.

De las muchas columnas escritas, la que no se publicó por decisión de la dirección del diario, es, milagros de Internet, la más conocida. La dirección y los propietarios de grupo PRISA ante las dificultades económicas comunicaban a los trabajadores la conveniencia de rebajar los salarios. En la columna no publicada Enric González escribía entre otras cosas :”Uno lo ve todo negro, no quiero ponerme en lo peor, pero cualquier día, en cualquier empresa, van a rebajar el sueldo a los obreros para financiar la ludopatía bursátil de los dueños.”

Este martes, 10 de Noviembre, la columna comenzaba así: “Los mineros del carbón solían trabajar escuchando los trinos de un canario. Si el canario piaba, ningún problema; si callaba, malo; si palmaba, señal de que había gases tóxicos y convenía salir del pozo lo antes posible.” A continuación la peripecia de un programa de TV, y después “...Hablando de canarios....La dirección de este periódico considera que conviene aprovechar al máximo el espacio de papel, cada vez mas escaso, y que estas líneas serán de mayor provecho si se dedican a la televisión en lugar de a peroratas más o menos excéntricas”.

A continuación nos cuenta que le han ofrecido ser corresponsal en Jerusalén y que ha aceptado. En Enero estará allí. “Cosa de dos” sigue hasta fin de mes. No dejen de leerla, ni esta ni las pocas que quedan.

De la de hoy impresiona la poca importancia que se da la gente importante. Él lo es.

Por último, admirar el talante de la dirección del PAÍS que, pudiendo mandarlo empotrado en el Ejército de Pakistán a Waziristán del Sur, sólo lo envía a Jerusalén. Dentro de dos años, con suerte, leeremos “Historias de Jerusalén”.

Enric, muchas gracias y buena suerte. Te quiero mucho a vos.

Mirlyna Moreno - Periodista.

Tristeza
Comentarios