martes 18/1/22

Stalin inventó Comisiones Obreras

nuevatribuna.es | 22.12.2010Semprún es, no cabe duda, un gran escritor y un excepcional testigo del siglo XX europeo. Pero nos tememos que este asunto de la génesis de las Comisiones, que ha repetido ya en varias ocasiones, pertenece al ámbito de la fabulación literaria y no al testimonio histórico.Semprún en esto habla de oídas, pues no participó en la mencionada reunión.

nuevatribuna.es | 22.12.2010

Semprún es, no cabe duda, un gran escritor y un excepcional testigo del siglo XX europeo. Pero nos tememos que este asunto de la génesis de las Comisiones, que ha repetido ya en varias ocasiones, pertenece al ámbito de la fabulación literaria y no al testimonio histórico.

Semprún en esto habla de oídas, pues no participó en la mencionada reunión. Por otra parte, en su Autobiografía de Federico Sánchez, donde narra sus viajes al interior para impartir entre los militantes clandestinos las instrucciones de la dirección del PCE no se refiere a CCOO en ningún momento: Y es cosa rara porque estos viajes concluyeron en 1962, lo que quiere decir que 14 años después del evento moscovita no estaba instruyendo a sus camaradas en el supuesto invento staliniano. La verdad es que a la altura de 1948 CCOO estaba completamente ausente del imaginario político de Stalin y de sus tres camaradas españoles. Stalin, en realidad, les había convocado para evitar que los españoles inclinasen sus simpatías hacia el yugoeslavo Tito y de paso les hizo una recomendación genérica sobre el trabajo de los comunistas en las organizaciones de masas del régimen franquista. Pero esto del “entrismo” ni siquiera era un invento de Stalin, sino una práctica que databa de la primera década del siglo XX de la fracción mayoritaria del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR).

Sea como fuere, la idea de que un movimiento social como CCOO fuese el resultado de la decisión de un líder como Stalin no resiste el más mínimo análisis desde cualquier teoría social minimamente rigurosa. Más aún, pertenece a una visión de la Historia bastante conservadora. Una visión que otorga a las élites el protagonismo del devenir histórico y que excluye del mismo a la sociedad. Es el mismo enfoque que adjudica a la Corona de modo exclusivo el papel del cambio político en España después de 1975, por ejemplo.

Lo cierto es que las Comisiones nacieron de la experiencia en las empresas de diversos activistas. Entre ellos estaban de manera destacada militantes comunistas, pero también católicos y gentes sin adscripción política. Esta experiencia comenzó a ensayarse hacia 1953 y cristalizó en la siguiente década como movimiento en los grandes centros urbanos e industriales. El PCE entre tanto impulsó la Oposición Sindical Obrera y titubeó durante esos años sobre la formulación precisa de CCOO a las que acabaría dando un apoyo sin reservas ante la fuerza de la evidencia, ya en el ecuador de los sesenta.

Estos orígenes poco o nada tienen que ver con Stalin, pero Semprún ajusta cuentas así con Carrillo dándole una patada en el culo a CCOO. Lo hace, precisamente en el momento en el que el sindicalismo español articula la resistencia social frente a la barbarie a la que nos conducen las reformas del gobierno de Rodríguez Zapatero.

Víctor Manuel Santidrián Arias | Profesor de enseñanza secundaria
Marta Rojo | Física de Partículas y escritora

Stalin inventó Comisiones Obreras
Comentarios