miércoles. 21.02.2024

Sindicato, renovación y viento de la historia

Fernández Toxo lleva tiempo exigiendo que la organización que dirige, CCOO, dé un salto hacia delante y proceda a su renovación...

tooxo
Ignacio Fernández Toxo durante el Consejo confederal de CCOO

Su argumentación en el máximo organismo de la casa, el Consejo confederal, ha alcanzado el clímax. «O Comisiones Obreras se reinventa o se la lleva el viento de la historia», ha declarado de manera rotunda. Poca broma con lo que ha manifestado

Ignacio Fernández Toxo lleva tiempo exigiendo que la organización que dirige, Comisiones Obreras, dé un salto hacia delante y proceda a su renovación. Su argumentación en el máximo organismo de la casa, el Consejo confederal, ha alcanzado el clímax. «O Comisiones Obreras se reinventa o se la lleva el viento de la historia», ha declarado de manera rotunda. Poca broma con lo que ha manifestado. ¿Habrá que insistir mucho para que se tome conciencia de lo que ha expresado el secretario general de CCOO?

De entrada, su tesonero planteamiento ha llevado a la elaboración y aprobación de un Código ético que regula el funcionamiento interno. A mi juicio es un significativo avance que es preciso valorar sin ningún tipo de ambages. Más todavía, el discurso de Toxo se concreta ahora en un paso adelante estableciendo un vínculo visible entre la ética de los instrumentos y medios con la de los fines y objetivos. Por lo demás, es destacable la rapidez con la que el sindicato ha abordado una situación delicada como las últimas coplas en las que se ha visto envuelto. Sin duda es un (acertado) primer paso. Del coraje del mismo Toxo y de todo el grupo dirigente depende ahora la continuidad de ese camino emprendido.

Ahora bien, lo que se ha aprobado en Madrid no es exactamente una reinvención o renovación del sindicato. Es una racionalización de lo que hay en toda la regla. Lo que no es poca cosa: son unas normas obligatorias y obligantes para toda la confederación. En todo caso, una cosa parece clara: tras la resolución de Madrid es indicativa de que existe un clima renovador, que enlace la racionalización ya aprobada con un proyecto de renovación integral del sindicato. Alerto, por lo demás, que no podemos estar sin definirlo concretamente durante mucho tiempo. No sea que los acontecimientos viajen a mil por hora y nosotros lo hagamos en las nobles -aunque ya ineficaces- tartanas de antaño.  Más todavía, seamos consecuentes con el argumento que exige dicha renovación, que ha formulado el mismo Toxo: «No podemos seguir haciendo lo mismo para conseguir los mismos resultados». Porque podría ser que haciendo lo mismo consigamos peores resultados o ningún resultado. En resumidas cuentas, lo que plantea Toxo no parecen ser obras menores, ni -menos todavía- una mano de pintura.  Ánimo, pues.

Sindicato, renovación y viento de la historia