lunes 26.08.2019

Roberto Alcázar y Gallardón

Casi nadie sabe que el tándem Roberto Alcázar y Pedrín, se rompió a la muerte del dictador. Pedrin Fernandez estudio económicas y ahora creo que asesora a la FAES.

Casi nadie sabe que el tándem Roberto Alcázar y Pedrín, se rompió a la muerte del dictador. Pedrin Fernandez estudio económicas y ahora creo que asesora a la FAES. Y Roberto tuvo un natural acercamiento a la política, recalando primero en AP y posteriormente en el PP donde tuvo algunos cargos de confianza, actuando de jefe de prensa de algún concejal popular, actualmente colabora en un tertulia de Intereconomía. Las malas lenguas dicen que suele vérseles juntos una o dos veces al año por el barrio de chueca,pero este dato nunca ha sido verificado. Lo cierto es que el espíritu de estos dos castizos héroes, ha sido retomado por el nuevo Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Fascinado por aquellos tiempos del franquismo, donde los buenos eran los suyos y los malos todos lo demás (que sencillo era el mundo), ha decido el retorno 2.0 con una nueva aventura: “Roberto Alcazar & Gallardon contra los Eugenésicos”.

En España uno de cada cinco embarazos termina en aborto espontaneo, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad aproximadamente un 2,9% de las interrupciones son causa de anomalías en el feto. La Cara B de los embarazos que no van bien, es la menos conocida. Las malformaciones del feto pueden ser de tal calibre que los propis médicos, aun siendo objetores de conciencia,  recomienden el aborto. Si a esto añadimos que muchas malformaciones son detectadas tras las 22 semanas que marca el supuesto de malformación grave del feto. Esto puede dar una idea del drama al que se enfrenta una pareja tras recibir esta información. Psicológicamente derrumbados, en estos momentos pueden acudir a un Hospital público atendidos por magníficos profesionales.

Ahora parece que gracias al Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, todo esto va a cambiar. Gallardon planea eliminar la malformación del feto como supuesto para abortar en la reforma que prepara de la ley del aborto, las personas que pasen por este duro trance, tendrán que hacerlo en otro país ¿A que les suena a episodio de Cuéntame de los 70? (En 1976 se realizaron trescientos mil abortos clandestinos en España, y fruto de ello murieron tres mil mujeres). Pues no, no es ficción,  es la terrible propuesta de la Rancia Derecha Ultracatólica Española. Contaba el recientemente fallecido Gregorio Peces-Barba que un día le dijo al padre de Gallardón “Con lo conservador que eres, cómo te dejas explotar por Fraga”. “¿Conservador yo?”, cuenta que respondió Gallardón padre, “tenías que conocer a mi hijo Alberto. Ese sí que es de derechas”.

En el PP todos tienen cabida; los neoliberales se encargan de dejarnos sin Estado del Bienestar y cada día mas pobres y los Ultracatólicos atrincherados en el Ministerio de Justicia se encargan de nuestras almas, seamos creyentes o no. Su vicesecretario de organización, Carlos Floriano, explicó que las «convicciones éticas y políticas» del PP le llevan a defender «a ultranza» los derechos de los más débiles. Afortunadamente ese amor por los más débiles y por la familia, en este país y permítanme la expresión coloquial “No se lo cree ya ni Dios”. El PP desde que ha llegado al poder, y solo hace siete meses, no ha hecho más que recortar contra los más débiles y contra las familias: Copago servicios farmacéuticos o sanitarios; menos becas y desaparición de la universalidad del bono-libro; Aumento brutal de tasas universitarias; finiquitar de facto la Ley de Dependencia; la ayuda de alquiler para jóvenes etc… En los últimos Presupuestos Generales del Estado el PP redujo un 42´6 % los fondos destinados a familia e infancia, un 38 % los que atienden a mayores y un 21 % los destinados a prevenir la violencia machista. Estas cifras nos aclaran cuales son los verdaderos principios éticos del PP y su perfil de ciudadano débil (Rato; Olivas; Camps; SICAV´s; Rosell; CEOE).

Es triste que a estas alturas, en el Siglo XXI nos toque volver a luchar para que nuestras hijas, no tengan que refugiarse en la cueva de la historia a la que estos postfranquistas hijos de las virtudes públicas y los vicios privados nos quieren arrastrar. Pero si no hay más remedio volveremos a hacerlo.

Roberto Alcázar y Gallardón
Comentarios