<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 19.08.2022

Rita se irrita

NUEVATRIBUNA.ES - 20.7.2009Como la cara es el espejo del alma intuyo en ella una naturaleza bonachona. Por eso a Rita no le importara que, de llevarme a los tribunales, sea pasada la segunda quincena de agosto que es para cuando tengo apalabrado el bungalow en Gandía. Al fin y al cabo no dejar de ser una modesta contribución al PIB de su tierra. No seré yo quién le acuse de nada.
NUEVATRIBUNA.ES - 20.7.2009

Como la cara es el espejo del alma intuyo en ella una naturaleza bonachona. Por eso a Rita no le importara que, de llevarme a los tribunales, sea pasada la segunda quincena de agosto que es para cuando tengo apalabrado el bungalow en Gandía. Al fin y al cabo no dejar de ser una modesta contribución al PIB de su tierra. No seré yo quién le acuse de nada. Mucho menos de mal gusto pues doy por supuesto que el bolsazo del tal Luis Vuitton debe de ser la mar de glamuroso aunque sólo sea para llevar dentro un par de kilos de clementinas o unos petardos para celebrar la absolución de Paquet. Tampoco digo que el Bigotes se lo regalara por no hacer nada. Si bien es cierto que, en determinados políticos, esto no deja de ser una virtud.

Sólo digo que es raro. Muy raro, por ejemplo, que este individuo se lo diga al tal Cándido, nombre harto paradójico cuando tratas con estos tipos, cuando ni siquiera podía imaginar que le estuviera grabando la policía. Se podría entender que, a mala fe, lo contara como venganza para que se supiera aunque fuese una patraña, pero es más difícil de digerir cuando en teoría se trata de una conversación espontánea y supuestamente discreta.

No es muy común que te pregunten dónde estás y digas que en la tienda de Vuitton comprando un bolso a la alcaldesa. Lo normal, en el ámbito munícipe, es que estés pagando una multa y evocando de manera escatológica a los familiares del primer edil. Si quieres fanfarronear por el móvil bien puedes asegurar que te pillan justo en el ‘piti’ posterior a un lío con la Pataky. Claro que esto no se lo creería nadie mientras que, después de los trajes de Camps, que el Bigotes regale complementos o bisutería se antoja de lo más normal.

De hecho duele saber que este año los más pequeños se van a llevar una gran desilusión cuando vean por la ventana que falta un camello y uno de los reyes magos porque está en el trullo. También es verdad, todo sea dicho, que se libran del riesgo de dejar las zapatillas nuevas en el alfeizar y que se las lleve el Bigotes para regalárselas luego a un sobrino segundo de algún consejero a cambio del contrato de suministro de chufas en el campo de Mestalla.

Lo cierto y verdad es que si Hamlet hubiera conocido a Correa y sus compinches se hubiera dado cuenta que Dinamarca olía a chanel cinco. Para podrido esto. Y encima han empezado los Alpes en el Tour o sea que de Mariano nos olvidamos. Ya se le sonsacó una frase y tampoco es cosa de forzarle las meninges. Dijo con aplomo que Bárcenas jamás le chantajeó. Sólo olvidó apostillar si lo hubiera confesado delante de un micrófono en el caso de que lo hubiera hecho. Seguro que sí. De momento, el tesorero ahí sigue.

En este escenario de contratos a dedo, corruptelas varias, blanqueo de billetes, saraos para alcaldes con féminas de macicez extrema, ‘pastuqui’ a tutiplén a costa del riñón del contribuyente, ternos por la filosa, complementos a coste cero y demás menudencias emerge la sombra de un culpable. Ni Correa ni el Bigotes ni el Albondiguilla ni Bárcenas ni Camps ni Rita. Por supuesto me refiero a la Cantaora que imagino que ya no estará para pleitos judiciales. El deleznable culpable de todo es quien lo cuenta no quien lo perpetra. Si volviera el censor Pemán estas cosas no pasarían. Cuánto libertinaje.

Germán Temprano es escritor y periodista

JAULA DE GRILLOS

Rita se irrita
Comentarios