sábado 29/1/22

La “resaca” de las Primarias en el PSOE

Apenas pasado un mes del final del proceso de Elecciones Primarias a la Secretaría General del PSOE, debemos reconocer el “revulsivo” político...

Apenas pasado un mes del final del proceso de Elecciones Primarias a la Secretaría General del PSOE, debemos reconocer el “revulsivo” político que han supuesto tanto dentro del PSOE como en el conjunto de la vida política del país. Sin duda, se trata de un “impacto” con diferentes consecuencias, por los aprendizajes incorporados, cuyos efectos trascenderán la mera coyuntura.

En efecto, una lectura de los principales aspectos políticos que han emergido permanecerá latente en la vida interna del PSOE y, dependiendo de su resolución, irán “decantando” la imperiosa necesidad de recuperar la iniciativa, identidad y credibilidad en el proyecto socialista o que permanezca la “marginalidad” a la que el PSOE parecía encaminarse. Veamos.

1. La fórmula “un afiliado, un voto” ha instaurado una modalidad de democracia interna novedosa en el PSOE y en el sistema de partidos de nuestro país que parece irreversible. Ha llegado para quedarse. Es la cristalización de una demanda generalizada de mayor participación y transparencia tanto de los militantes, como de la ciudadanía, hartos de nepotismos, cooptaciones y oscurantismos en los que la vida partidaria han “encallado”. Pero, para consolidar esta modalidad de Primarias, a todos los niveles orgánicos, se requieren algunas modificaciones a futuro: limitar “por arriba” el número de avales, igualdad de trato a los candidatos, segunda vuelta…. Posteriores procesos deberán garantizar los aparatos den igualdad de trato y de medios a los diferentes candidatos.

En este sentido, las pre-candidaturas tuvieron un “preámbulo palaciego” que debería ser evitado en el futuro: Susana Díaz y los “barones” territoriales del PSOE en una primera etapa y, posteriormente, jugaron un papel poco conveniente al no mantener la necesaria “neutralidad” ante los diferentes candidatos. Sólo la candidatura de Pérez Tapias emergió como la superación y alternativa al “continuismo” tanto en contenidos políticos como en la manera de entender el Partido en relación a la política institucional.

2. Por otra parte, el esfuerzo desplegado por los militantes de base en la fase de recogida de avales y, posteriormente, en la fase de debate de propuestas fueron consolidando el interés despertado por este proceso. Especialmente, con el debate “a tres” del pasado 7 de Julio en Ferraz, se evidenciaron las expectativas (a nivel PSOE y ante la sociedad), dejando sólo iniciados el análisis e ideas necesarias para la “reconstrucción del PSOE por la izquierda” que, sin duda, tienen un largo recorrido.

Así, se abre una etapa interesante de ampliación de la base política de Pérez Tapias (15,08 % de los votos), hacia la consolidación de un “ala izquierda”. Para frenar a Sánchez, muchos militantes votaron a Madina (“voto útil”), a pesar de mostrar en privado su preferencia por Pérez Tapias. Con todo, el resultado de Madina (36,25% de votos), su decisión de no integrase en la nueva CEF y la escasa cohesión política de sus seguidores, constata la inexistencia del “madinismo” como corriente de opinión, terreno o espacio propicios para la necesaria “reconstrucción ideológica” del PSOE.

3. Valorar positivamente la elección de Pedro Sánchez (48,67% de votos) como SG del PSOE por el procedimiento de elección directa de los militantes, no puede hacernos olvidar el “peso de los aparatos y barones regionales”, necesitados de la misma renovación. Este hecho se hizo más evidente en los “Congresillos” territoriales para la elección de Delegados al Congreso Extraordinario. Especialmente en Andalucía, marginando los Delegados de la candidatura de Pérez Tapias: “preocupación y alarma”, según sus palabras.

Así, al interior del PSOE, parecen haberse superpuesto dos procesos contradictorios que, depende como se resuelvan, marcarán su futuro. Por una parte, la fuerza e ilusión despertadas en la militancia durante este proceso de Primarias: debate abierto de ideas y compromisos, democracia interna… (“nuevo PSOE”) y, por otra, las continuas declaraciones y comportamientos de los barones y aparatos regionales, (“viejo PSOE”), muchas veces en sentido contrario del camino iniciado. Por ejemplo, lo que ocurrido con las declaraciones sobre Primarias abiertas a Presidencia de Gobierno, sobre la “integración” en la CEF de las candidaturas de Madina y Pérez Tapias o el excesivo peso “territorial” en los órganos Federales.

4. ¿Se ha instalado el discurso de la unidad, más cercano al “uniformismo” que al pluralismo interno, basado en el debate y la participación en cada uno de los momentos organizativos del PSOE? Lo vivido durante la semana del 7 al 13 de julio no puede convertirse en el “sueño de una noche de verano”. Por el contrario, solo el permanente análisis crítico de nuestra situación en España y en la UE, las alternativas a las políticas neoliberales… podrán fortalecer al PSOE, recuperando el “discurso socialista”, alternativo a las reformas antisociales de la derecha.

El reto de Pedro Sanchez y de la nueva dirección del PSOE es evitar el riesgo de dejar atrás las inquietudes y malestar de la gente: los efectos negativos de la crisis (paro, pobreza, pérdida de derechos…) y sus culpables; la corrupción; la iniciativa de Reforma Constitucional;  la falta de transparencia y de la rendición de cuentas de las instituciones… deberían ser la “hoja de ruta”, construyendo con movimientos sociales, sindicatos… propuestas de progreso e igualdad para todas las personas y territorios.

5. Sólo con coherencia, entre lo que se dice y se hace, podrá el PSOE recuperar la credibilidad de militantes y ciudadanos que se traduzca, en los próximos procesos electorales, en recuperar su confianza y apoyo, evitando la desafección en el proyecto socialista. El tiempo y los problemas apremian: O el PSOE “hace bien sus deberes” o puede ser su “última oportunidad”.

En definitiva, con las Primarias a SG del PSOE se ha iniciado un camino que se debe profundizar y completar, “reteniendo” y recuperando militantes y fortaleciendo al PSOE (su Ideario, Programa y Organización) como referencia y liderazgo de la izquierda en el nuevo “mapa político” y la dinámica social que está emergiendo desde mayo de 2011 (15-M) y, especialmente, desde las Elecciones Europeas de Mayo de 2014.

La “resaca” de las Primarias en el PSOE