domingo. 19.05.2024

Reforma de la negociación colectiva en Euskadi

Los últimos días hemos asistido a la aprobación por parte del Parlamento de la Reforma de la Negociación Colectiva. La aprobación ha sido posible por la abstención del Grupo Parlamentario del PNV. En una declaración memorable de su portavoz Josu Erkoreka decía que nunca una” abstención había tenido tanto valor”.

Los últimos días hemos asistido a la aprobación por parte del Parlamento de la Reforma de la Negociación Colectiva. La aprobación ha sido posible por la abstención del Grupo Parlamentario del PNV. En una declaración memorable de su portavoz Josu Erkoreka decía que nunca una” abstención había tenido tanto valor”. Con esta declaración estaba considerando como un gran logro el hecho de que en la Reforma se recoge la posibilidad de articular una negociación Colectiva en el ámbito Autonómico. La verdad es que a la hora de justificar su apoyo al Gobierno a utilizado un argumento que poco tiene que ver con la realidad con la Negociación Colectiva ni con los problemas reales de la Negociación Colectiva y me explico

En Euskadi CC.OO. lleva defendiendo la articulación de la Negociación Colectiva también a través de los Convenios Autonómicos desde su 7 Congreso, esa propuesta que trataba de racionalizar la Negociación Colectiva y adecuarla a una realidad política y social, fue rechazada por los sindicatos Nacionalistas porque aspiraban, a un marco que incluyera a todo Euskal Herria (Navarra incluido) y por parte de la patronal porque su provincianismo no les permitía avanzar hacia una Negociación Colectiva más racional y más consistente (igual algo también tiene que ver nuestra Ley de territorios Históricos donde las Territorio tienen mas poder que el propio Gobierno Vasco). La patronal vasca Confebask es una coordinadora de las tres provinciales sin ninguna capacidad de propuesta y de dirección.

Si cuando el Portavoz del PNV exultante hacia la defensa del Convenio Autonómico no se si estaba defendiendo las posiciones de los Sindicatos Nacionalistas o estaba única y exclusivamente justificando su logro político ante la debilidad del Gobierno y de paso, pasar factura al Gobierno Vasco y demostrar su debilidad. La realidad es que la Negociación Colectiva en Euskadi está paralizada desde el año 2000, cuando ELA hace una apuesta por potenciar el Convenio de Empresa frente al Convenio Sectorial esta propuesta que no es nueva pues ELA siempre a defendido el Convenio de Empresa como eje de su estrategia sindical.

La argumentación que se utiliza para dar cobertura a ese cambio de estrategia es que la correlación de fuerzas, es más favorable en el ámbito de la empresa, pues hay una mayor organización sindical y por lo tanto mayores posibilidades de conseguir las reivindicaciones. La realidad es que lo que se está cimentando es una estrategia de hegemonía sindical y de frentismo sindical, queriendo enfrentar a los trabajadores entre Sindicatos Nacionalistas y Confederales. En ese camino ha habido situaciones donde LAB ha formado parte de esa estrategia y en otros no, dependiendo siempre de las coyunturas políticas, con un objetivo que es la suma de fuerzas soberanistas.

Nunca en Euskadi, la Negociación Colectiva ha sido motivo de un debate sindical, que tenga como objetivo el potenciamiento de la Negociación Colectiva y su reforzamiento, para ganar poder sindical y mejora de las condiciones de los trabajadores. La Negociación Colectiva en Euskadi forma parte de una estrategia de confrontación con el sindicalismo Confederal, tratando de desacreditar un modelo sindical solidario y plural para todos los trabajadores vascos.

Una muestra más de esa forma de entender la Negociación Colectiva por parte de los Sindicatos Nacionalistas es su negativa a desarrollar un marco de diálogo Social en Euskadi. Un desarrollo de un Dialogo Social en Euskadi reforzaría el marco de Relaciones labórales en nuestra Comunidad, dándole un mayor contenido político. Para CCOO el dialogo Social es una forma de extensión de la Negociación Colectiva a todos los trabajadores estén o no amparados por un Convenio Colectivo estén o no afiliados y cubrir un espacio de lo que para nosotros forma parte de nuestra forma de entender el sindicalismo solidario en su vertiente sociopolítica. La Negociación Colectiva no acaba en el ámbito de la Empresa ni del sector. La sanidad, la educación, el Estado del Bienestar también forma parte de las reivindicaciones de los Sindicatos de clase.

Esta es una forma de ver el sindicalismo de clase desde un sindicalismo Confederal en Euskadi.

Reforma de la negociación colectiva en Euskadi
Comentarios