viernes. 14.06.2024

Rajoy sólo buscaba un titular de prensa

NUEVATRIBUNA.ES - 15.7.2010PARA FUNDACIÓN SISTEMA...de propuestas mejores que las que pone en marcha el actual Ejecutivo socialista.
NUEVATRIBUNA.ES - 15.7.2010

PARA FUNDACIÓN SISTEMA

...de propuestas mejores que las que pone en marcha el actual Ejecutivo socialista.

Pasadas unas horas desde la intervención de Mariano Rajoy en el Debate sobre el Estado de la Nación, que he seguido con el natural interés, acuciado por los vaticinios de que, al fin, íbamos a asistir al nacimiento de un programa conservador ilusionante para los millones de ciudadanos críticos con la acción gubernamental, he realizado un ejercicio que les propongo compartir. Dejen a un lado las notas que hayan podido tomar e intenten recordar alguna iniciativa original, alguna idea estimulante elaborada por el presidente del Partido Popular y su abundante equipo de asesores.

Confieso mi incapacidad para ocupar con ese material una línea de este comentario. Como no es normal que eso ocurra a consecuencia de una absoluta impericia de tantos expertos, he tenido que buscar una explicación medianamente coherente, en un juego de estrategias basadas en la directriz de no asumir ningún tipo de riesgo: no avanzar en la reforma laboral mas allá de criticar el retraso en abordarla, no vaya a ser que se vea el plumero de las medidas absolutamente radicales, dolosas para los trabajadores, que estarían dispuestos a adoptar; silencio sobre el Estatuto de Cataluña para intentar hacer olvidar a los catalanes quién presentó el recurso de inconstitucionalidad y no excitar los ánimos de la tropa propia forjada en el lema “España se rompe”. Y así en cualquier cuestión en la que pronunciarse con claridad pudiera poner en riesgo un puñado de votos. En verdad, esa hubiera sido una estrategia tramposa, de corto recorrido en cualquier sociedad abierta al debate político en profundidad, pero cimentada en la esperanza del desastre, de la profundización de la crisis hasta las elecciones generales. Y entonces, los politólogos de guardia en Génova, sin mover ficha, esperarían que el poder cayera en sus manos, por incomparecencia del contrario. Esa abúlica hipótesis de trabajo empieza, sin embargo, a resquebrajarse ante la posibilidad de un repunte económico que haría trizas la plantilla de “cuanto peor, mejor”. ¿A qué podría obedecer entonces ese bajo perfil, esa renuncia a ofrecer alternativas?

La solución a mis dudas “intelectuales” no la he alcanzado como consecuencia de especulaciones propias, más o menos certeras, sino a través de una fuente tan autorizada como el incontinente señor González Pons. Lo único que perseguía Mariano Rajoy en su discurso -por eso le ha sobrado tiempo- era un titular. Juro que no exagero. “¿Le parece a usted poco -ha contestado a un periodista sorprendido por la vacuidad del discurso de Rajoy- que mañana los periódicos abran con la petición de adelanto de las elecciones?” Infantil propuesta, planteada con anterioridad por Esperanza Aguirre, a la que Zapatero ha podido responder, sin esfuerzo: “Plantee una moción de censura”. Se acabó el farol. Y, para mí, que se ha acabado también el crédito electoral de don Mariano.

Eduardo Sotillos es periodista y, actualmente, secretario de Comunicación y Estrategia del PSM

Rajoy sólo buscaba un titular de prensa
Comentarios