#TEMP
jueves 26/5/22

Rajoy & Ratzinger
Ratzinger & Rajoy

NUEVATRIBUNA.ES - 15.4.2010Dos personajes públicos tristemente intercambiables en el mundo “glocal” en el que vivimos.En efecto en España están coincidiendo en el tiempo dos situaciones parangonables que afectan a instituciones tan aparentemente distintas como un partido político, el partido popular y la iglesia católica.
NUEVATRIBUNA.ES - 15.4.2010

Dos personajes públicos tristemente intercambiables en el mundo “glocal” en el que vivimos.

En efecto en España están coincidiendo en el tiempo dos situaciones parangonables que afectan a instituciones tan aparentemente distintas como un partido político, el partido popular y la iglesia católica.

Es patético comprobar como día tras día ambos dirigentes, ocultan y silencian la verdad de la corrupción que afecta al corazón mismo de las organizaciones que representan, es sorprendente el enorme parecido de las homilías de Ratzinger y los mítines de Rajoy cada domingo evitando la mínima alusión al problema, son comportamientos perfectamente intercambiables.

Son asimismo intercambiables cardenales obispos y dirigentes del partido popular cerrando filas en torno a los presuntos delincuentes y calificando su actuación como de accidente involuntario, de desviaciones puntuales, cuando todo indica que cardenales obispos y dirigentes del partido popular han sido cuando menos encubridores, sino cómplices de los presuntos delincuentes.

Ambos dirigentes desempolvan a toda prisa guías de buenas conductas que dicen querer aplicar a los malhechores, cuando ya no les corresponde tomar ninguna iniciativa, porque la iniciativa está en manos de los tribunales.

Ambos en definitiva, parecen estar más preocupados por el hecho de que se hayan destapado los abusos, que por los abusos mismos.

Ambos mandatarios aparecen ante los ciudadanos agazapados incapaces de dar la cara abiertamente para dar cuenta de lo que saben y, explicar las medidas que van a adoptar para que no vuelva a ocurrir. Por toda respuesta envían a sus subordinados mas serviles; Bertone, Cascos, Cospedal, para que culpen de los males por los que atraviesan sus instituciones a campañas conspirativas orquestadas por las fuerzas del mal.

Ambos con este proceder muestran pocos signos de valentía, si bien parecen siempre dispuestos a reprender y a descalificar a todos sus adversarios como único aval para el ejercicio de su liderazgo.

Ambos en definitiva, están dominados por la soberbia, amparados en instituciones poderosas, instituciones que todavía hoy poseen una enorme fuerza simbólica para muchas personas, bien como instrumento para representar sus intereses, bien como vehiculo imprescindible para su salvación eterna.

Lo que ninguno de los dos, ni Ratzinger ni Rajoy parece haber percibido es que empieza a ser tan importante, o más que el valor simbólico de las instituciones, su funcionamiento, que la opacidad y la mentira no son las mejores armas para gobernarlas y que precisamente la transparencia y la verdad son los valores que los ciudadanos reclaman con mayor fuerza a cualquier institución de carácter social o político que aspire a representarlos.

Tan solo hay una cosa que diferencia a Ratzinger y a Rajoy. Uno gobierna, el otro no.

Pedro Reyes Díez - Coordinador de Actividades FSE.

Rajoy & Ratzinger
Ratzinger & Rajoy
Comentarios