<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 03.02.2023

Puerta del Sol, Puerta de la Democracia

Puerta del Sol de Madrid, Puerta de la Democracia. Corrillos, grupos, parejas, gente haciendo, haciéndose fotos, trajín de jóvenes preparando la asamblea de la tarde (la asamblea es soberana ¿te acuerdas?), contando mantas, recogiendo bocadillos, agua, firmas. Miles de pequeños carteles pegados por doquier, guirnaldas de ideas ondeando al viento de la tarde. Bajo las lonas azules algunos duermen, otros charlan o escriben o leen.

Puerta del Sol de Madrid, Puerta de la Democracia. Corrillos, grupos, parejas, gente haciendo, haciéndose fotos, trajín de jóvenes preparando la asamblea de la tarde (la asamblea es soberana ¿te acuerdas?), contando mantas, recogiendo bocadillos, agua, firmas. Miles de pequeños carteles pegados por doquier, guirnaldas de ideas ondeando al viento de la tarde. Bajo las lonas azules algunos duermen, otros charlan o escriben o leen. Debaten sin gritos, ni aspavientos, respetando las opiniones de unos u otros: del pijo que les echa en cara que no vayan a acampar a la Moncloa o del anarca que dice que la culpa es del Estado opresor. Un muchacho pasea con una fotografía de Noam Chomsky. Amplia sonrisa, una hermosa joven, encuesta en mano, me ruega: - Por favor ¿nos puede dar su opinión? Me quedo boquiabierto, me pide mi opinión, no me lanza una arenga, un discurso, un mitin. Puedo decirle que esto es un montaje de Rubalcaba como dicen en las TDT o que son antisistema, como Aguirre o incluso que trabajan para Génova, como interpreta un primo mío. Sé que no se va a enfadar, que mi joven interlocutora, sin perder su maravillosa sonrisa, tomará nota y si acaso me explicará que se trata de un movimiento espontáneo, de gente normal, jóvenes sobre todo, que están hartos de ser el futuro y no acabar de ser el presente. Que quieren una democracia que no se detenga a la puerta de los bancos. Una democracia real para todos, donde cuente más la mayoría de las personas que los intereses de unos cuantos. Que no quieren acabar con los políticos, ni con los partidos, aunque los critican duramente, sino que los políticos representen realmente la voz del pueblo, que no lleven las listas llenas de imputados por corrupción ni mantengan en sus puestos a altos cargos condenados. Quieren que se curren el puesto y para ello que haya listas abiertas y una ley electoral justa, que permita la pluralidad y acabe con el bipartidismo. Que no rechazan para nada los votos, ¡lo que faltaba! los votos, claro que sí, indispensables, fundamentales, pero que obliguen a cumplir lo prometido y a no dar gato por liebre. Que no se sigan recortando los derechos sociales. Que no se aprueben reformas laborales que conlleven más precariedad aún y más abusos. Que no están dispuestos a tragarse impasibles que paguen la crisis los de siempre, ni que se cubran con dinero de todos las deudas de los banqueros y de las grandes empresas, que reparten beneficios y premios millonarios a sus ejecutivos mientras destruyen más y más empleo – como Telefónica- . Que se oponen a que se siga privatizando lo público y exigen que se creen puestos de trabajo digno, no trabajo – basura o becas sin derechos. Que no se resignan. Y que han venido con su movimiento “15-M” pacífico, firme y flexible para quedarse. ¡Constitución en estado puro, democracia sin adjetivos Esperanza! De pronto siento un “dejá vu”. Recuerdo fugaz de otros jóvenes, de otras acampadas, de otras concentraciones, de otras marchas: pancartas, megáfonos, cánticos, estrofas coreadas, explicando, reclamando lo mismo en esencia. Ganando la democracia, la paz y los derechos, paso a paso. Pasan por mi memoria desde las manifestaciones por la amnistía y el duelo por los abogados de Atocha a las huelgas generales y las marchas contra la guerra de Irak, siempre en la calle, en las plazas, pacíficamente indignados. Después vendrían los despachos, las reuniones, las leyes, los pactos, los votos, pero antes fue el pueblo a cuerpo limpio, como hoy. Aquí, ahora, como en la vieja canción de  Sisa, esta noche lluviosa de mayo acaba de salir el sol. Siempre mayo. Siempre la juventud, siempre el pueblo. ¡Qué gran error sería no escucharle!

Puerta del Sol, Puerta de la Democracia
Comentarios