#TEMP
viernes. 12.08.2022

Pon al fisco en tu vida

Se empeñan en que pongamos el fisco en nuestras vidas, ahora que estamos en tiempo electoral...

Estamos en tiempo electoral.  La clave en este tiempo de elecciones no es la misma que  en otro  momento. Si recordamos, es en este tipo de situaciones en las que el PP promete, garantiza y propone una retahíla de acciones que luego olvida, omite e incumple. Esto invalida en gran medida la propuesta, pero siguen habiendo incautos que no reparan en el engaño premeditado que practica. En los prolegómenos de las generales ya lo hizo prometiendo una bajada de impuestos, cuando después subió nada menos que 50 de ellos en dos años. Bien que esto lo hizo selectivamente, excluyendo de estas subidas a grandes fortunas y defraudadores a los que, sorprendente y descaradamente premió con la más vergonzosa amnistía fiscal conocida en nuestro país. Tenemos un problema de 90.000 millones de euros que no ingresamos cada año y que nos convierte en líderes de la eurozona. No conviene olvidar esta referencia, porque la incapacidad para generar productivamente esta cifra es la que incentiva toda la creatividad casposa con la que se nos quiere convencer.

Dicho esto como entradilla, prestaremos atención a cuantos detalles son destacables de esta venta anticipada de esa etérea, intangible y februlenta bajada de impuestos que aconsejan unos personajes a titulo de expertos, que no el propio gobierno que se escuda en ellos en una especie de tirada de piedra y escondida de mano, por si acaso, pero que, en todo caso, no será efectiva hata 2015, 2016 y 2017, siempre que al Parlamento vaya la letra que parece que acompaña a lo que hoy vocea. El ejecutivo de Rajoy abandona, omite y olvida la lucha contra el fraude fiscal. Es un elemento con el que no cuenta y del que no ha dado señales de que vaya a relanzar, potenciar o simplemente considerar. Con esta visión sesgada de la reforma fiscal anunciada, evidencia el PP que su preocupación no es tanto el equilibrio fiscal sino otros objetivos como los electorales, confiando a su parroquia y tratando de anestesiar a un colectivo que duda de su capacidad de liderazgo y de gobierno y que en las encuestas manifiesta su dudoso apoyo a un gobierno que no tiene claro el camino, las herramientas y los objetivos para salir de la crisis. Las grandes fortunas y las entidades financieras de distinto grado y condición, confirman su armisticio en el que permanecen. Las clases medias siguen siendo las castigadas.

Nuevas subidas del IVA como mecanismo equilibrador de ingresos es un deseo que no pasa de la nominalidad, dado que los mecanismos compensatorios que dispara impiden que se puedan alcanzar los objetivos de recaudación que plantean. El IVA es el impuesto más regresivo  y el que más afecta negativamente a los mecanismos de redistribución de rentas. Grava por igual a todos los ciudadanos, sin considerar su capacidad de ingreso, retrae el consumo y afecta negativamente a todos los factores económicos.  Los productos culturales están esperando que se atienda a un depauperado sector tocado y en trance de sufrir un quebranto del que difícilmente se puede recuperar. Algo similar ocurre con los productos higiénicos y el Partido socialista propondrá a la Unión Europea que se estudien las exenciones fiscales en el IVA a Sanidad y Educación privada no concertada, dados que en nuestro país el PP se empeña en favorecer, fuera de toda lógica, dado el lucro asociado a estas iniciativas privadas.

Sabemos que nuestro país lidera el ranking  de países en desequilibrio social. No hay otra razón que los recortes y ajustes aplicados por el PP. Pero simultáneamente hay mucho capital acumulado en nuestro país que no paga o paga poco y muy alejado de su capacidad económica. Es una forma de fraude promovido desde la propia administración, que lejos de optimizar los recursos, es permisiva en que una parte de la población se beneficie a costa de otra parte, que resulta ser la menos capacitada para subsistir.

El informe que le han elaborado al gobierno del PP, consta de 444 páginas que incluye 270 propuestas que se concretan en 125 proposiciones. Nada sencillo ni simple, como proclama Montoro. Seguramente, la simplicidad la introducirá personalmente. Curiosamente entre los expertos que firman el informe no están incluidos ningún miembro de la Agencia Tributaria. El hecho habla por sí solo, máxime con la trayectoria de “movilidad” a la que se les somete a sus miembros. No es tiempo, ni son formas de abordar una cuestión tan espinosa como esta.

Se empeñan en que pongamos el fisco en nuestras vidas, ahora que estamos en tiempo electoral, nada menos que por Europa. Pero ahora son otras las preocupaciones.  Y debemos empeñarnos en otra cosa. ¡Que no nos distraigan

Pon al fisco en tu vida