<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 27.01.2023

Periodismo basura y basurilla

nuevatribuna.es | 12.12.2010Un ejemplo de ese periodismo -mayoritario en la derecha- que mezcla opinión con información, el periodismo de la mentira y de la difamación es la “supuesta noticia” que da La Razón el día 11.12.2010 con el título. “El Gobierno tenía “infiltrados” entre los controladores y conocía su rebelión”.

nuevatribuna.es | 12.12.2010

Un ejemplo de ese periodismo -mayoritario en la derecha- que mezcla opinión con información, el periodismo de la mentira y de la difamación es la “supuesta noticia” que da La Razón el día 11.12.2010 con el título. “El Gobierno tenía “infiltrados” entre los controladores y conocía su rebelión”. Cualquier ingenuo lector, al pasar del titular al texto, buscará ávido la prueba de esa infiltración. Pues será inútil, porque no hay ninguna. Los periodistas C. Morodo y D. Mazón que firman el artículo-noticia no aportan nada que pueda corresponderse con alguna investigación. Sólo deducen lo que afirman de opiniones y acontecimientos antes y durante la huelga de los controladores. Para mí es un ejemplo de periodismo basura, porque todo el artículo está construido a partir del titular. Este periódico supone que son muchos más los que leen los titulares que lo que leen el texto. La prueba es la ristra de comentarios que se puede leer a continuación del artículo. Unos son más descerebrados que otros, pero casi todos dan por supuesto que la noticia es cierta. Ver en : http://www.larazon.es/noticias/create_comment/5282-el-gobierno-tenia-infiltrados-entre-los-controladores-y-conocia-su-rebelion

Un tipo de periodismo basura más sibilino es el artículo firmado por M. Martín Ferrand en su artículo: “Elogio de la simetría”, publicado en el ABC el día 11.12.2010 también. Este periodista, que antaño ocupaba espacios en las televisiones, hogaño venido a menos, a casi la nada, comienza en su artículo mencionando al gran Leonardo da Vinci, a Marco Vitruvio, a Oscar Wilde y a Bernard Show, para acabar defendiendo los insultos de Rajoy a José Blanco en el Congreso. Por más que se esfuerza el articulista -en este caso, como dice el director de cine Fernando León de Aranoa, articulisto-, no vemos que pueda relacionarse a los artistas y escritores insignes mencionados con el mediocre registrador de la propiedad que supuestamente dirige el P. P. Es un caso diferente del anterior, porque es un artículo de opinión y no de información. Es menos grave porque cada uno tiene derecho a expresar su propia mediocridad. Denota un intento de ennoblecer la adscripción ideológica del firmante con el P. P. con comparaciones fuera de lugar. Denota también un cierto complejo de inferioridad y de postergación personal en el mundo del periodismo. Véase: http://www.abc.es/20101211/opinion/elogio-simetria-20101211.html

Resulta curiosa la noticia-comentario de José Antich, director de la Vanguardia en su periódico. Dice este director que “Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida alcanzaron ayer el primer acuerdo relevante de la próxima legislatura catalana”. Cualquier despistado de la política española o extranjero que se acercara a entender la política de la piel de toro, se quedaría sorprendido de que ambos pertenecieran al mismo… partido. Ambos se han presentado a las elecciones por Convergencia i Unió y como tal han sido votados. Sabemos que uno pertenece a Convergencia y el otro a Unió, pero el director convierte en noticia lo que no lo es, porque la noticia sería la de que ambos no estuvieran de acuerdo en la política a seguir y que eso pudiera suponer una ruptura de ambos partidos. Que ahora estén de acuerdo, cuando hace un suspiro que han ganado las elecciones -los dos-, son ganas de subvertir el orden de las cosas en lo noticiable. Ocurre simplemente que este periódico tiene fuertes lazos ideológicos y económicos con este partido y le parece obligado a su director a mantener en el candelero -que no candelabro- al partido favorito. Al menos el articulista trata de justificar la noticia con argumentos, lo cual es de agradecer, pero el esfuerzo es un tanto huero. La noticia, en sí misma, como noticia, carece de interés. Pero además es un ejemplo de mezcla de la opinión con la información, por lo que yo tildaba el texto al principio de noticia-comentario. Creo que es un caso de mal periodismo, pero quizá sólo es reseñable por y para alumnos que aspiraran a nota. No es grave, pero reprochable. En un examen yo suspendería al alumno que viniera con semejante texto por ambas cosas: por no ser noticiable y por mezclar opinión con información. El director de la Vanguardia no llega al aprobado.Ver: http://www.lavanguardia.es/opinion/20101211/54086296987/primer-acuerdo.html

Antonio Mora | Economista

Periodismo basura y basurilla
Comentarios