#TEMP
lunes. 08.08.2022

OVNI

El 20 de Noviembre elegimos a un partido concreto para que gobernara el país durante los cuatro años próximos. Nos prometieron que el 21 estrenaríamos un mundo de espuma, sin gravedad que impidiera la levedad  flotante de la alegría. Alguien le pidió a Mariano que nos devolviera la felicidad y Mariano cargó su mochila de sonrisas.

El 20 de Noviembre elegimos a un partido concreto para que gobernara el país durante los cuatro años próximos. Nos prometieron que el 21 estrenaríamos un mundo de espuma, sin gravedad que impidiera la levedad  flotante de la alegría.

Alguien le pidió a Mariano que nos devolviera la felicidad y Mariano cargó su mochila de sonrisas. Pons nos prometió 3 millones de puestos de trabajo que para eso el PP era el partido de los trabajadores como recalcaba María Dolores-presidenta-Cospedal. Montoro tenía claro que había que hundir a España en una cuneta cualquiera porque él haría del país una giralda erecta. La sanidad universal que teníamos lograríamos  universalizarla más para que nos cupiera el dolor del mundo en el costado de nuestros hospitales. Habría que potenciar la enseñanza pública porque ahí estaba el futuro y el futuro empezaba un 21 de noviembre. Nuestros viejos (tercera edad le llamaban por delicadeza innata) podrían enamorarse de nuevo en Ibiza rejuvenecidos por  pensiones florecidas. Y en los derechos sociales se apoyarían con fuerza renovada aquellos que ya sin fuerza pedían un empujoncito en la silla de ruedas para llegar hasta el cariño siguiente. Y nunca subiría el IVA porque era una puñalada de mal gobernante y no daría dinero a los bancos porque ya se habían devorado la riqueza de la gente y habría que imprimirle agilidad al dinero para que estuviera donde era necesario, con el emprendedor-emprendedor que de eso sabe mucho nuestra gente.

La NASA consiguió que Rajoy atravesara todas las capas celestiales y se posara suavemente en la Moncloa sin romperla ni mancharla. Su virginidad intelectual permaneció incólume. Bajó de la nave y comenzó a hacer su historia: hundan la sanidad y la educación, pero suban el IVA para mejorar la sanidad y la educación. Sólo Wert conseguiría practicar la contradicción. Organicen el empleo para conseguir parados. Que Mato ayude a los enfermos exigiéndoles dinero y excluyendo a los inmigrantes. Que inviten a millones a los bancos a costa de los desahucios y de aportaciones europeas porque juré que no les beneficiaría en nada. Que les suban los chuchesss a los niños para prevenir diabetes. Y así todo, hasta conseguir darle la vuelta a la vida.

Rajoy llegó a una lúcida conclusión: Había vivido desde que nació fuera de la realidad. Se daba cuenta ahora. Como Pons, María Dolores-Presidenta-Cospedal, como Floriano surgido de su propia nada, como Ana nacida de la gürtel sin conocer a la gürtel. Por eso se opuso a todo lo que se opuso. Por eso dijo que haría lo que nunca haría.

La culpa no era de Rajoy, virgen y mártir, sino de los españoles empeñados en vivir por encima de sus posibilidades. Una caña los domingos, quince días de vacaciones en el pueblo, una pulmonía curada, dos dormitorios-baño-cocina a pagar durante treinta años…Todos habían vivido por encima de sus posibilidades. El, desde fuera de la realidad, no se había dado cuenta porque sólo bajaba para cobrar su plaza de registrador. Decía a todo que NO porque ignoraba lo que significaba. Ahora le han enseñado a decir SI a Merkel, a Bruselas, al FMI, al BCE porque tampoco sabe su contenido.

¿Cómo pudieron los españoles votar a alguien que estaba fuera de la realidad? A lo mejor votamos a un OVNI y huele a azufre, y destruye las retinas con su luz y no vuelve a crecer la hierba donde aterriza.

Me dan miedo los objetos voladores no identificados.

OVNI
Comentarios