#TEMP
jueves. 11.08.2022

Otra vez el complot

NUEVATRIBUNA.ES - 10.8.2009...Quiero pensar que, en el caso de Cospe, ha sido esta última la causa o no guardar las tres horas preceptivas de digestión a las que nos obligaban los padres. Sólo así se entiende que aparque por unos momentos la pamela para ponerse delante de la cámara, suelte esos exabruptos de brocha gorda y se vaya tan tranquila a acabarse el mojito.
NUEVATRIBUNA.ES - 10.8.2009

...Quiero pensar que, en el caso de Cospe, ha sido esta última la causa o no guardar las tres horas preceptivas de digestión a las que nos obligaban los padres. Sólo así se entiende que aparque por unos momentos la pamela para ponerse delante de la cámara, suelte esos exabruptos de brocha gorda y se vaya tan tranquila a acabarse el mojito.

Si acusa de escuchas ilegales al gobierno tiene que venir con el cartapacio de las pruebas debajo del brazo. Desde luego, ya sería grave que con la crisis que está cayendo todos los poderes del Estado estuvieran pendientes de si un alcalde del PP entra en una cabina de teléfono. Aún así, sabe Dios. Si asegura que España es un estado policial que diga por qué, dónde y cuándo.

Detesto el victimismo en general y el de los poderosos en particular. Que tipos que han gobernado con soberbia, acaparado las ubres de las Administración, colocado y recolocado a sus primos segundos, concedido contratos con dinero público a compañeros con quienes compartieron donuts en los recreos vengan ahora a llorar por las esquinas de sus cortijos mediáticos se me antoja altamente estomagante. Cuando se apuesta por convertir la política en un vertedero te arriesgas tú mismo a enterrarte con la mierda. Y el PP ha vuelto a las andadas quizás porque de nuevo antepone un puñado de votos a tan solo una pizca de sensatez.

Decir que los socialistas acosan más al PP que a ETA es una barbaridad de tal calibre que apenas requeriría más tiempo que la firma de un cese. Lejos de ello Arenas ya ha adelantado que no sólo apoyan a Cospe sino que barajan incluso traerla a hombros entre varios militantes de regreso de las vacaciones. Don Javier el campeón ha olvidado no sólo cuántas elecciones ha perdido en Andalucía sino también qué es exactamente lo que apoyan. ¿La mentira? ¿La infamia? ¿El aspersor de basura que han instalado en Génova en sustitución del aire acondicionado? Doña Cospe, a la sazón una mujer a la que eligieron por ser aliento nuevo para la derecha, ha vuelto pues a caer en la halitosis de siempre. Ya huele tanta acusación sin fundamento. Tanta patraña sin sostén.

Y todo para tratar de cobijar bajo la sombrilla de la mentira a unos individuos a quienes ellos mismos deberían haber dado un puntapié en el trasero, o mejor una patada en el culo, hace muchos años. Gente que, con su indignidad, contaminan una actividad digna. Tipos que, con su caradura, arrastran por el lodo el trabajo diario de muchas personas decentes. Debe ser que es más fácil mentir que proponer. Acusar que ayudar a solucionar. O eso o que a doña Cospe, dentro de las atribuciones propias de su cargo, le toca también el papel de Montxito. Es decir, el muñeco del ventrílocuo que, por su boca, igual dice que es de centro reformista que demuestra ser la carcunda de toda la vida.

Germán Temprano es escritor y periodista.

JAULA DE GRILLOS

Otra vez el complot
Comentarios