#TEMP
viernes. 12.08.2022

Otra vez en el bucle

Las recientes declaraciones de Alberto Garzón, Cayo Lara, Julio Anguita, José Luis Centella, no presagian nada bueno.

IU

Tras las pasadas elecciones europeas y sin saber muy bien porque, en Izquierda Unida entramos en un bucle que nos acompañó prácticamente hasta el cierre de la presentación de las candidaturas.

Este bucle consistía en dar vueltas permanentemente, pese a tener aprobados criterios claros y concretos, a como teníamos que presentarnos a las elecciones, solos, con otros, en convergencia, en unidad popular, en coalición, con programas compartidos, sin condiciones, con criterios, de cualquier manera, etc.., y eso conociendo como conocíamos que otras candidaturas, como las de Podemos, ya habían decidido ir solas a las elecciones autonómicas y que para las municipales tenían una manera muy particular de entender el posible agrupamiento.

Mientras dábamos vueltas dentro del bucle no defendíamos ninguna propuesta política del amplio programa que como consecuencia de nuestra experiencia, nuestro trabajo y nuestra capacidad de elaboración tenemos. Además, renunciamos en aras de la buscada unidad a explicar los motivos por los que merecía la pena votar izquierda unida y no las otras opciones que competían contra nosotros.

Si bien el bucle no nos confrontaba con los de fuera, si consiguió que los de dentro confrontáramos entre nosotros con una virulencia inusitada en muchas comunidades autónomas, alcanzando su punto más alto en Madrid.

Los resultados son de todos conocidos, salvo en el ámbito muy local donde se nos ha podido evaluar por nuestro trabajo y nuestras propuestas, para nosotros un desastre y para los del “ahora o nunca” al menos una decepción, para sacar lo que las encuestas adjudicaban a IU en el 2013 no hacía falta entrar como “elefante en cacharrería”.

Sin entrar en el ámbito de las responsabilidades, no sería difícil entender que se trata de cambiar el rumbo y no repetir nuevamente de cara a las elecciones generales las mismas equivocaciones.

Sin embargo, he aquí el asombro, cuando empezamos a ver que otra vez nos encaminamos resuelto a entrar en el bucle y que también tiene por monotema como nos presentaremos a las elecciones generales. Conociendo, como conocemos, que en Podemos ya han decidido ir solos a las mismas, incorporando en sus listas a otros como independientes, pero en ningún caso coaligándose con otras opciones, incluso se han referido a IU en términos bastante despectivos.

Las recientes declaraciones de Alberto Garzón, Cayo Lara, Julio Anguita, José Luis Centella, no presagian nada bueno, otra vez, ocupa el centro de nuestro debate político como ir a las elecciones.

Situarnos y encasquillarnos en este punto, representa en la práctica la renuncia a la defensa de nuestras propuestas programáticas que pasan a un segundo plano. Nos sitúa como subalternos de otros y nos inhabilitara como catalizadores de opiniones y apoyos concretos.

Es por ello, que salir del bucle es fundamental, de lo contrario sabemos lo que nos espera.

Otra vez en el bucle