jueves. 25.07.2024

Operación Míster Potato

NUEVATRIBUNA.ES - 19.1.2010Ya no sabe uno si se le caen más rápido las carnes o los mitos. Hasta que Albano y Romina se separaron una creía en el matrimonio, al menos en el suyo, y antes de saber que sus agentes hacen las prácticas de fisonomía con Míster Potato creía también que el FBI era una cosa seria.
NUEVATRIBUNA.ES - 19.1.2010

Ya no sabe uno si se le caen más rápido las carnes o los mitos. Hasta que Albano y Romina se separaron una creía en el matrimonio, al menos en el suyo, y antes de saber que sus agentes hacen las prácticas de fisonomía con Míster Potato creía también que el FBI era una cosa seria. Tantas veces enseñó uno de chiquillo la tapa de la leche condensada como si fuera la placa que ahora sólo puede uno estar embargado por la mayor de las decepciones.

Y no sólo por esa chapuza que le va a costar al bueno de Llamazares hacerse solo en camino de Santiago durante décadas. Lo digo porque a ver quién es el guapo que le acompaña ahora de viaje ni en el vagón de Metro que le lleva al Congreso de los Diputados. Casi más preocupante que este collage lamentable es esa estrategia de palos de ciego. Exactamente, ¿qué pretendían con la foto robot de Bin Laden? ¿Repartirla en las rebajas de Harrows por si el maligno se había ido a comprar un turbante de saldo? ¿Acaso preguntar a los transeúntes aquello tan socorrido de ‘ha visto usted a este hombre’? Pues no.

Ni ustedes tampoco desde hace muchos años. Ni parece que se dé el caso en el futuro a juzgar por la vaguería que evidencian estos tipos. Anda que se molestaron en hacer pruebas con el tupé de Anasagasti o con el alboroto capilar de la Duquesa de Alba. Y mira que en esos sitios recónditos donde se esconden hay vendavales que acabarían hasta con la permanente de Fabiola.

Qué va. Cogieron la cabellera de Gaspar y, en vez de cortársela como hacían en su época sus ancestrales enemigos en los aledaños de Fort Apache, se la colocaron a cualquier sospechoso de tez aceitunada no se sabe bien si por tener alguna pista o por comprobar qué tal le quedaba. Detener no detendrán a nadie, pero deben entretenerse una barbaridad. Y eso que hablamos del FBI.

A saber cómo harán los retratos robots la policía local de un pueblo de Alabama. Igual primero apalean al presunto y luego preguntan a la víctima algo así como ¿el que le robó el bolso se parecía a éste? Si hay suerte la eficacia de la medida está asegurada. En caso contrario estaríamos ante una represión preventiva del delito muy plausible en este tipo de sociedades.

Y dicho esto, sólo añadir que si existieran las palabras, o al menos yo las conociera, intentaría expresar cómo se siente uno al ver el vaciado de cadáveres desde un volquete a una fosa común o qué nudo en la garganta se le pone a uno cuando entre los escombros de tanta miseria emerge la sonrisa de un niño. Si pudiera lo haría, pero no me siento capaz, desde la comodidad de mi casa, de decir aquello de ‘Todos somos Haiti’ porque sólo lo son ellos. Sólo cabe esperar que cuando se vayan las cámaras no se quede sólo el olvido.

Germán Temprano es escritor y periodista.

JAULA DE GRILLOS

Operación Míster Potato
Comentarios