miércoles 27/10/21

Oídos sordos

NUEVATRIBUNA.ES - 17.9.2010Esperanza llama a los derechos “maná” y “mantras”. Y no tiene reparo en afirmar que todos los dependientes están atendidos, un insulto al 60 por ciento de los demandantes de la Ley de Dependencia que están a la espera de su trámite o resolución.A la presidenta se le olvidan las listas de espera, y omite que la región tiene 2.700 profesionales sanitarios menos.
NUEVATRIBUNA.ES - 17.9.2010

Esperanza llama a los derechos “maná” y “mantras”. Y no tiene reparo en afirmar que todos los dependientes están atendidos, un insulto al 60 por ciento de los demandantes de la Ley de Dependencia que están a la espera de su trámite o resolución.

A la presidenta se le olvidan las listas de espera, y omite que la región tiene 2.700 profesionales sanitarios menos. Esperanza Aguirre no cita que hay cuatro profesores menos por centro para este curso escolar y obvia la etapa de la educación de los cero a tres años. Los padres de los más pequeños no tienen libertad de elección de centros, y no encuentran ayuda en el gobierno regional, en estos tiempos de crisis, para la educación de sus hijos en los colegios públicos en lugar de hacerlo en concertados que no pueden pagar.

De los municipios madrileños no dice nada. Los tiene abandonados. Esperanza Aguirre no habla sobre las propuestas de reactivación industrial de las ciudades y pueblos del Sur y del Corredor de Henares.

La presidenta ignora el porcentaje de jóvenes parados, desconoce la gravedad del paro en la región y lo peor e inmoral: lo hace de manera consciente. Engaña a los y las ciudadanos/as madrileños/as porque el PIB per cápita en Madrid para ella es de 33.000 euros. Eso sí, no menciona los números que aporta el mismo indicador en los distritos de Vallecas, Villaverde y otros municipios de la comunidad que no pasan de 17.000 euros. Desconoce que Madrid es la comunidad con mayor dualidad y pérdida de cohesión social. Nuestra región es donde los que tienen menos se empobrecen más rápidamente y se alejan de la igualdad de oportunidades a pasos agigantados.

El portavoz del PP mostró su habitual cinismo y empezó su intervención de forma vergonzante y con el mayor menosprecio a la cámara al hacer referencia a las elecciones primarias del PSM. Lo hizo con la complicidad de la presidenta de la Asamblea, Elvira Rodríguez, que permitió este irrespeto a los ciudadanos y toleró una intervención electoral. El PP en Madrid, salvo en el canal de televisión que pagan todos los madrileños para uso y disfrute de la lideresa y sus aduladores, ha perdido espacio mediático. No aparecer en la foto duele y es entonces cuando aparece el 'mono' y hay que colocar el titular como sea. Y eso prima sobre el debate del estado de la región, aún a costa de hacer el ridículo.

No se puede esperar más que mediocridad cuando no existe voluntad de gobierno. La derecha en Madrid ha perdido el norte en su ambición por perpetuarse en el poder.

La presidenta acentúa que la austeridad que practica “mejora la vida de los ciudadanos con calidad”. Nos dejó sin palabras. Reconoce que gobernar con bonanza es fácil, que hacerlo con crisis requiere mucha responsabilidad y que eso es lo que ella ejerce. “Para salir del mal momento hay que estar a la altura”. Así finalizó su turno de réplica y recibió la ovación correspondiente de su grupo.

De las propuestas de resolución presentadas por la oposición

Siete por el PSOE con 55 medidas eficaces, donde se pone el énfasis en la mejora de los servicios públicos, verdaderamente públicos. Derecho ciudadano efectivo, medio ambiente y vivienda. La cooperación con los ayuntamientos constituyen un pilar, pero el principal es el empleo y su fomento junto a la formación y la calidad democrática.

El PSOE también apuesta por una sanidad que reduzca las listas de espera y con absoluta transparencia. En educación una ley de verdadero apoyo escolar y ampliación de plazas en las universidades con cumplimiento de los compromisos adquiridos en términos de la financiación. Y lo más importante: calidad democrática, decencia y transparencia.

Todas estas propuestas fueron rechazadas por el Partido Popular, con lo que se constata la poca vocación de diálogo y consenso de Aguirre además de lo evidente: sólo ha utilizado el debate de la región para confrontar con José Luis Rodríguez Zapatero. Sus propuestas insisten en la reducción del gasto a costa del deterioro de los servicios públicos, reducir los impuestos, y promover medidas liberales de apoyo al sector privado y al financiero.

Con el resabiado “La Asamblea de Madrid insta al gobierno de la Comunidad de Madrid a que se dirija al gobierno de la nación para que...” baje los impuestos de sociedad y las cotizaciones de la Seguridad Social y acelere la reforma laboral, sobre todo en lo relativo a la facilidad de contratación.

En materia educativa, la propuesta es más de lo mismo: impulsar la concertada para facilitar -según ella- la libertad de elección. Pero nada de prepararnos para un cambio de modelo productivo con un verdadero impulso a la formación profesional, la cenicienta de su modelo. Demagogia frente a la innovación y desarrollo.Sólo la propuesta referida a bajar el IVA aplicado a la producción y difusión de las artes y el apoyo a la candidatura de Alcalá de Henares como capital europea de la cultura en 2016 -cuestión ya aprobada en moción en la Asamblea- mereció el apoyo del grupo socialista y la abstención de IU.

Izquierda Unida, aprovechó este debate de la región para difundir su apoyo a la huelga general del 29-S y el PSOE, coincidiendo con las propuestas presentadas por IU, sólo apoyó 3 de las siete que mantenían la objetividad de lo que debe hacerse por Madrid. El PP las rechazó todas.

Pudimos escuchar a un Juan Soler, que se caracteriza por la irreverencia y la falta de respeto hacia las señorías de los otros partidos, máxime si se trata de mujeres, mentir clamando contra la “bajada de las pensiones”, reclamando con desfachatez algo en lo que ellos no creen y que sólo usan con amaño y oprobio para su interés partidista.

Este, sin duda, será el último debate de la región para Esperanza Aguirre. Su tiempo ha acabado. Ha abusado y usado el poder en beneficio propio y de sus amigos y por ello no recibirá en Mayo próximo la aprobación de los ciudadanos. Madrid despertará.

Yolanda Villavicencio M. es diputada Socialista Asamblea de Madrid. Es licenciada en Económicas y Ciencias Empresariales, especialista en Cooperación Internacional al Desarrollo, especialista en Mujer y Desarrollo, máster en Migraciones y Relaciones Intracomunitarias y en los últimos ocho años ha dirigido la entidad AESCO, especializada en migraciones, cooperación al desarrollo y codesarrollo.

Oídos sordos
Comentarios