sábado. 13.04.2024

Mercados financieros contra economnía real (VIII): Los especuladores, la UE y la Merkel se cobran los primeros cadáveres

NUEVATRIBUNA.ES - 16.5.2010Indudable que la actualidad económica -hoy, 16 de mayo- en España viene marcada por la histórica decisión del Gobierno español de congelar las pensiones y bajar el sueldo a los funcionarios, pero esto es el final de un proceso que he tratado de relatar y, además, explicar en las anteriores entregas. Veamos.
NUEVATRIBUNA.ES - 16.5.2010

Indudable que la actualidad económica -hoy, 16 de mayo- en España viene marcada por la histórica decisión del Gobierno español de congelar las pensiones y bajar el sueldo a los funcionarios, pero esto es el final de un proceso que he tratado de relatar y, además, explicar en las anteriores entregas. Veamos. A finales de abril y a pesar de los ataques especulativos a la deuda soberana griega y las draconianas medidas tomadas por el gobierno griego, aún los gobiernos de Francia y Alemania sólo se preocupaban de que Grecia relajara su disciplina presupuestaria. Es decir, no les bastaba a estos gobiernos -y quizá algún otro que no aparece en los papeles- con el anuncio del gobierno griego, sino que desconfiaban de él: ¡vaya Unión Monetaria! Con ello daban carnaza a los tiburones, es decir, a los fondos especulativos para sus operaciones bajistas y señalaban a las propias agencias de calificación el camino de las rebajas posibles de calificación. Todo ello porque el 19 de mayo vencen 8.500 millones de euros de la deuda griega y que el día 9 de mayo era un fecha clave, como luego se verá. Es decir, los gobiernos alemán y francés, en lugar de calmar a los llamados “mercados”, los alentaban a especular contra la deuda griega al poner en duda la ejecución de las medidas por parte del gobierno griego. Todo esto ocurría el 25 de abril. No se puede ser más inútil y más cretino.

Y las consecuencias no se hacían esperar: el día 28 de abril la agencia abanderada y avanzadilla de los fondos especulativos, la Standard and Poor´s, rebajaba la calificación de la deuda portuguesa y equiparaba la griega a los bonos basura (1). Así, la deuda griega a dos años pagaba los intereses en el mercado secundario al 18% (¡1800 puntos básicos!, todo un record) y la de 10 años se acercaba al 10%. Y a la bajada de dos escalones de la calificación de la deuda portuguesa, esta misma agencia, se atrevía con la española, bajándola también un escalón (2) a pesar de que las otras dos agencias que también importan -la Moody´s y la Fitch- no se movían. Estaba allanando el camino a los fondos especulativos para cobrarse una pieza mayor. El problema es que ahora los especuladores corrían un riesgo muy grande porque el pez es un cetáceo que representa casi el 12% del PIB de la Unión Económica, y esta tiene armas si se decide a utilizarlas -como luego veremos- que pueden pillar a los especuladores bajistas sin cobertura o con cobertura encarecida. A todo esto, Alemania -es decir, el gobierno de la Merkel y el Parlamento Federal- no desatascaban la ayuda aprobada de 45.000 millones a Grecia. Hasta “The Wall Street Journal” criticaba (3) la forma en que se habían manejado los gobiernos europeos.

Por fin el día 2 de mayo -un domingo, como es de esperar-, los ministros de economía y finanzas aprobaban una ayuda a Grecia consistente en un plan de rescate -uno más- de 110.000 euros para los tres próximos años, de los cuales 80.000 millones deberían ser préstamos de los países de la eurozona y 30.000 millones a cargo del FMI. Los préstamos serían bilaterales de cada país al estado griego al 5% de interés. Además, se abría la posibilidad de que la banca privada europea contribuyera al préstamo (4), lo cual es un negocio extraordinario para ella, porque toma en préstamo del BCE al 1% y lo presta a su vez al estado griego al 5%. ¿Cómo interpretar todo esto? Creo que no es muy difícil. La banca privada europea, sobre todo la francesa, alemana y austriaca, tienen en sus cajas 95.000 bonos griegos (5) que se están devaluando merced a las ganancias ciertas o esperadas de los especuladores y decidieron presionar a la Merkel a tomar medidas contra estos especuladores en el caso griego. Pero la cancillera alemana se resistía: dentro de poco veremos porqué. Sin embargo, todos los ministros de finanzas se equivocaban al anunciar medidas antes de tomarlas. Resulta increíble que tanto ministro, tantos asesores económicos -algunos de los cuales han estudiado en escuela de negocios-, no se dieran cuenta, no supieran -o no les importaba- que no hay cantidad óptima para calmar a los especuladores si estos saben de antemano las cantidades y las intenciones de los gobiernos. En efecto, si las cantidades se aprecian insuficientes, los especuladores pueden seguir vendiendo deuda soberana griega a corto -incluso tomando créditos- para comprarla al día siguiente o a los pocos días a precios menores que los de venta; precios menores por la escalada de dudas y descalificación del propio gobierno alemán y de las agencias de calificación. Mejor aún, pueden actuar a plazo, vendiendo lo que no tienen para comprarla al contado el día de la emisión, como por ejemplo el 19 de mayo. Las propias cantidades puestas a la venta por los especuladores y por el efecto rebaño del resto de los inversores aseguran que el precio de recompra será siempre menor que el de venta. Si, en cambio, las cantidades del fondo de rescate anunciado son muy grandes, no resultan creíbles si han de ser préstamos bilaterales de los países. Por ejemplo, España, según el acuerdo sobre los 110.000 millones, debería contribuir en tres años con 9.792 millones de euros. En nuestra situación no resulta creíble y eso agrava la valoración de nuestro déficit y deuda pública.

La prueba de lo anterior, es decir, la prueba de la falta de credibilidad del plan de ayuda de 110.000 millones de euros vendría el día 4 de mayo (6) cuando el Sr. Trichet, presidente del BCE, comunicaba la decisión del banco emisor europeo de garantizar los préstamos (7) -se supone que tanto los procedentes de la banca privada como los de los estados- que se concedan a Grecia, ¡sea cual sea la calificación de esa deuda por parte de las agencias! Casi por eliminación y de la forma más ineficiente posible, la UE y el propio BCE se daban cuenta de que los especuladores -los hedge funds- no son el mercado, sino son el enemigo del mercado competitivo, un caballo de Troya en la competencia. La razón de esta oscuridad es la de que la mayoría de los ministros y burócratas asesores han sido educados en las creencias de la bondad del mercado -así, en singular- y lo han colocado en el pedestal de las decisiones económicas, en el único pedestal, sin compartirlo, por ejemplo, con decisiones desde lo público, es decir, desde los intereses generales. Pero esto es otra discusión.

El día 5 de mayo morían asfixiados tres empleados (8) de un banco a consecuencia de la lucha del pueblo griego contra las medidas del gobierno griego: los especuladores, la UE y la Merkel manchaban de sangre su currículum vitae. Sin embargo tan luctuoso acontecimiento esn mera acnédota para ellos porque la lógica de los acontecimientos no cambiaría nada por ello. Sólo importan dos fechas venideras: el 9 de mayo y el 19 del mismo mes. El día 6 de mayo el Reino de España emitía 2.300 millones de deuda a 5 cinco años al 3,58%, que suponían 0,738% más que lo pagado el mes anterior por una emisión de 4.500 millones; también aumentaba ligeramente el seguro de la deuda (cds). Son aumentos pequeños pero agrandados por la prensa y por los periodistas ávidos de noticias y sin conocimientos para valorar esto en el contexto general de la crisis. Y por fin el Parlamento alemán aprobaba su parte -unos 22.400 millones de euros- de los 110.000 millones de euros acordados. La medida, como en toda esta crisis, llegaba tarde y con el defecto de su anuncio previo. Además, el Parlamento griego se hacía el harakiri aprobando el día 6 una medida suicida para su economía (9): la contrapartida del fondo anterior era que las finanzas públicas debían ahorrar 30.000 millones de euros (10) en 3 años, y eso para una economía que no llega a 300.000 millones de PIB, incluso aunque sea algo mayor por mor de la sumergida, es un imposible, y de llevarse a cabo sumirá a la economía en una depresión de la que no saldrá en una generación.

Ahora llega la fecha clave -la del 9 de mayo- que pone en claro el porqué de la torpeza inaudita de la UE, de sus ministros de finanzas (el ECOFIN) y de la Merkel: las elecciones alemanes en Renania del Norte-Westfalia. Pues de nada le sirvió a la teutona retrasar las decisiones sobre la deuda griega, porque perdió a pesar de todo las elecciones y, con ello, la mayoría en el Parlamento Federal. Pues bien, al día siguiente, con el beneplácito de la Merkel, los ministros de economía acordaban la creación de dos fondos por 60.000 millones de euros y 690.000 millones, llamados de Estabilidad y de Garantías respectivamente, que estarían gestionados por la Comisión (11). El primero de ellos se obtendría -esa es la pretensión- a través de los mercados de capitales, es decir, del capital privado; el segundo, constaría de dos tramos: el primero por un importe de 440.000 millones sería en realidad un fondo de garantías otorgado por los propios estados de la eurozona (16) a los países con dificultad de suscribir su deuda en el mercado a tipos razonables, pero siempre que el país beneficiario se sometiera a severas medidas y controles sobre el déficit y la deuda pública. Esto tendrá una importancia capital en la decisión del Gobierno español del día 13 de mayo; el segundo tramo vendría de la mano del FMI y constaría de 250.000 millones de euros. Según el acuerdo, los préstamos y avales se darían a su vez por tramos y en función de los cumplimientos antes mencionados. La medida parece acertada, pero tiene dos graves inconvenientes: en primer lugar las posibles y draconianas exigencias sobre déficit y deuda, cuyo cumplimiento por el país afectado podría provocar una recesión económica, siendo peor el remedio que la enfermedad; el otro es el de que no resulta creíble si todo al final depende de los mercados, con protagonistas sólo privados, es decir, sin que el BCE de el paso definitivo de suscribir deuda pública a un tipo de interés moderado si los inversores financieros privados no la suscriben o la pretenden suscribir por encima del tipo marcado (12).

Y ahora llegamos al final del drama, no sólo griego, sino meridional, porque el Gobierno español el día 13 de mayo (13) se hacía acreedor y con derecho a la utilización de estos fondos tomando las mismas o parecidas medidas que el gobierno griego, reduciendo el sueldo de los funcionarios públicos un 5%, suspendiendo la revalorización de las pensiones -salvo las mínimas-, eliminando los 2.500 euros del llamado cheque-bebé, eliminando el régimen transitorio de la jubilación parcial (ley 40/2007), revisando el precio de los medicamentos no referenciados, suprimiendo la retroactividad para nuevos solicitantes de la dependencia, reduciendo 6.045 millones de euros la inversión pública (M. de Fomento). Al día siguiente Portugal se sumaba (14) al ajuste ibérico, pero con variaciones, principalmente por los aumentos de los ingresos por aumentos del IVA, del IRPF y de nuevos impuestos a las grandes empresas y a la banca.

¿Detendrá esto a los tiburones y, en general, a los inversionistas de riesgo? Mi opinión es que no, porque la disuasión no vendrá por la cuantía de los posibles fondos, sean de préstamo o de garantía, sino de los mecanismos de lucha contra la especulación. El primero de ello sería que el BCE rompiera con prejuicios y mandatos únicos sobre la inflación y garantizara la suscripción de la emisión de deuda soberana a los estados de la eurozona a un tipo de interés moderado; otro mecanismo sería el de convertir en delito los comportamientos bajistas sin prueba de intenciones; otro más, la suspensión automática de las cotizaciones cuando se observaran estos comportamientos y la consecuente eliminación del mercado de estos terroristas financieros. Los controles de fondos y bancos por parte de los bancos centrales y comisiones de control públicas, las auditorias privadas -en gran parte interesadas-, han demostrado no ser suficientes para evitar las crisis y los comportamientos especulativos bajistas delictivos. Se ha visto también que el dúo Karamanlis-Merkel, ambos de partidos conservadores, ha sido letal para Grecia, Portugal y España, y pronto lo será para Italia e Irlanda y, quizá, para el Reino Unido, aunque este a medio plazo porque este país puede devaluar su moneda en cualquier momento.

Antonio Mora Plaza - Economista.

(1) “Alarma general por la crisis griega”, El País, 28-4-2004: http://www.elpais.com/articulo/economia/Alarma/general/crisis/Grecia/elpepieco/20100428elpepieco_1/Tes

(2) “S & P Downgrades Spain”, The Wall Street Journal, 28-4-2010: http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704423504575212104219854716.html

(3) “How Europe´s bailout delays raised its cost”, The Wal Street Journal, 30-4-2010: http://online.wsj.com/article/SB10001424052748703572504575214473524393004.html

(4) “Los bancos alemanes participarán en el rescate: refinanciarán Grecia”, elEconomista.es, 4-5-2010: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2113944/05/10/Alemania-refinancia-a-Grecia-los-bancos-germanos-participaran-en-el-rescate.html

(5) “Los bancos de Alemania y de Austria mantienen el apoyo a Grecia”, 5-5-2010, El País: http://www.elpais.com/articulo/economia/bancos/Alemania/Austria/mantienen/apoyo/Grecia/elpepieco/20100505elpepieco_6/Tes

(6) “L´Europe approive l´aide financière à la Grèce”, Le Monde, 2-5-2010: http://www.lemonde.fr/europe/article/2010/05/02/l-europe-approuve-l-aide-financiere-a-la-grece_1345672_3214.html; “La Unión Europea y el FMI ponen en marcha el plan de ayuda a Grecia... “, 2-5-2010; http://www.elpais.com/articulo/economia/Union/Europea/FMI/activan/plan/ayuda/Grecia/110000/millones/elpepueco/20100502elpepueco_1/Tes

(7) “El BCE aceptará la deuda griega pese a que esté al nivel de bono basura”, El País, 4-5-2010: http://www.elpais.com/articulo/economia/BCE/aceptara/deuda/griega/pese/calificacion/bono/basura/elpepueco/20100503elpepueco_4/Tes

(8) “The end of the party”, Economist.com, 5-5-2010: http://www.economist.com/world/europe/displaystory.cfm?story_id=16055623

(9) “Greece approves bailout bill”, The Wall Street Journal, 6-5-2010: http://online.wsj.com/article/SB10001424052748704370704575227662199012840.html

(10) “El plan griego recortará el gasto en 30.000 millones”, El País, 3-5-2010: http://www.elpais.com/articulo/economia/plan/griego/recortara/gasto/30000/millones/elpepueco/20100503elpepieco_3/Tes

(11) “La UE aprueba un fondo de rescate multimillonario”, El País, 10-5-2010: http://www.elpais.com/articulo/economia/UE/acuerda/mecanismo/rescate/asegurar/estabilidad/euro/elpepueco/20100510elpepueco_1/Tes

The Economist, 10-5-2010: http://www.economist.com/blogs/charlemagne/2010/05/euro_crisis_2

(12) Otra interpretación, pero con el relato de los hechos, puede verse en “Ocho días de infarto para intentar salvar el euro”, elEconomista.es, 15-5-2010: http://www.eleconomista.es/economia/noticias/2146417/05/10/8-dias-de-infarto-paraintentarsalvar-
el-euro.html

(13) “Zapatero da un vuelco a su estrategia con un recorte de sueldos públicos sin precedentes”, El País, 13-5-2010: http://www.elpais.com/articulo/espana/Zapatero/da/vuelco/estrategia/recorte/sueldos/publicos/precedentes/elpepiesp/20100513elpepinac_1/Tes

(14) “Portugal se suma al ajuste con una subida general de impuestos”, El País, 14-5-2010: http://www.elpais.com/articulo/economia/Portugal/suma/ajuste/subida/general/impuestos/elpepueco/20100514elpepieco_2/Tes

Mercados financieros contra economnía real (VIII): Los especuladores, la UE y la...
Comentarios