domingo 23.02.2020

Más disparates en educación

Justo aquí, en tierra valenciana, donde el honor y la gloria del PP se mantienen impolutos por su 'desconocimiento' de sus aberraciones y corruptelas varias y sabrosas, la Consellera de Educación y anterior alcaldesa de Torrent, Mª José Catalá, ha inaugurado una nueva forma de esquilmar todavía más los derechos de los ciudadanos, en este caso concreto en algo tan intocable como debería ser

Justo aquí, en tierra valenciana, donde el honor y la gloria del PP se mantienen impolutos por su 'desconocimiento' de sus aberraciones y corruptelas varias y sabrosas, la Consellera de Educación y anterior alcaldesa de Torrent, Mª José Catalá, ha inaugurado una nueva forma de esquilmar todavía más los derechos de los ciudadanos, en este caso concreto en algo tan intocable como debería ser la Educación.

En primer lugar, convierte a los profesores de 1º y 2º de ESO en "ramones y cajales", pues deben saber de todo e impartir todo. En lugar de un profesor para cada asignatura, ahora "Educación habilitará (palabro ambigüísimo) a los profesores para impartir bloques de asignaturas integradas en dos grandes ámbitos: el sociolingüístico (Castellano, valenciano y Ciencias Sociales -geografía e historia) y el científico-técnico (Matemáticas, Ciencias de la Naturaleza y Tecnología)(Levante-EMV, 19/08/12). De paso, en cualquiera de los dos bloques debería quedar integrada Religión, total para lo que sirve..., y un sueldo más a ahorrar. 


Los alumnos recibirán una información mediocre, es natural, y los profesores lo pasarán mal en clase y fuera de ella por no poder impartir con la debida calidad alguna de las materias, al no ser especialistas en las mismas 

Nadie fuera de la Enseñanza puede imaginar lo que los docentes 'tragamos' de la administración por la conciencia de que lo que tenemos delante son personas, seres humanos, que merecen todo nuestro respeto y dedicación. Si tratáramos con papeles, quizá serían muy distintas nuestras acciones.

¿No sería, pues, mucho más racional que 1º y 2º de ESO  se mantuvieran en Primaria como antes, en lugar de esta grotesca  mescolanza?

Sin embargo, con esta medida, Catalá mata dos pájaros de un tiro: menos dinero para el profesorado (elimina docentes), pues el trabajo de varios lo van a realizar unos pocos, y se "emburrece" al alumnado. Cuanto menos se sabe, cuanta menos cultura se tiene más fácilmente se es borrego de manada para ser conducido dictatorialmente.


Otra aberración de Catalá es lo concerniente a la impartición de la asignatura de Inglés, lengua tan necesaria en el mundo actual. Los profesores serán 'becarios' con el B2 superado. Estos estudios corresponden a un nivel medio-alto según la clasificación establecida en el Marco Común Europeo de Referencia de Lenguas.  Quienes den estas clase cobrarán 1.000 euros brutos, y no se les contemplan las vacaciones estivales pagadas ni la posibilidad de apuntarse posteriormente al paro. Sin querer prejuzgar de antemano, es de lógica el resultado deficiente del aprendizaje por parte de los alumnos. Otro gran sarcasmo ante el ciudadano que no puede llevar a sus hijos al British School o mandarles al Reino Unido o Estados Unidos durante el verano, que vale un 'pastón'. Por lo que el buen aprendizaje del inglés queda reservado tan solo para los ricos.

En lo concerniente a la recuperación  de las asignaturas suspendidas por alumnos de 2º de Bachillerato, en lugar de realizarse en septiembre (como hasta ahora), se adelanta a junio. "Esta modificación permitirá que los estudiantes que hayan superado las pruebas puedan presentarse a la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) extraordinaria, que también se adelanta de septiembre a julio." (sic)...Se prevé "un aumento del éxito del examen extraordinario del mes de julio de la PAU, puesto que los alumnos que no hayan superado el segundo curso de Bachiller tendrán una nueva oportunidad ese mismo mes" (sic). Además, el adelanto del calendario de pruebas "permite avanzar el inicio del curso universitario," (sic).  
La señora Catalá considera beneficioso, por lo expuesto, un número mayor de aprobados en la PAU, muy al contrario que su hueco ministro Wert, que achaca al mal funcionamiento de los estudios actuales el número elevado  de aprobados en las PAU.

Está claro que el sistema educativo se echó a perder con la famosa LOGSE. Pero ni Wert ni nadie del PP van a solucionarlo. Cierto es que Wert habló de la necesidad de recuperar el Latín en la formación académica. Y aplaudo esa decisión. Sin embargo los famosos recortes económicos han malogrado algo que, de entrada es muy sensato. Los Institutos de Bachillerato han estado repartiendo, por las imposiciones de Consellería, las horas de docencia de forma tal que afecte negativamente lo menos posible al desplazamiento del profesorado. Y vamos a encontrarnos con especialistas en cualquier materia menos en latín, y que van a ser quienes  impartirán esta asignatura tan valiosa, haciéndola un destrozo desde sus inicios.

No. Las Reformas Educativas hay que realizarlas concienzudamente y con el dinero necesario para llevarlas a cabo de forma responsable. Lo demás -y lo que ofrece el PP es 'lo demás'- no es más que papel mojado; y para chapuzas las de "Pepe Gotera y Otilio", que son buenísimas.

Y no olvidemos que la formación académica está en la base de todo. Una buena preparación hará a un buen médico, ingeniero, abogado...Y quien no quiera estudiar una carrera universitaria, la formación y la cultura que lo empapen lo harán libre. Capaz de poder discernir por sí mismo entre lo bueno y su contrario; capaz de saber quién lo quiere engañar y quién no; capaz de elegir al mejor de los gobernantes en lugar de a un charlatán de feria o a un mentiroso compulsivo.
Seremos jornaleros, taxistas, albañiles, carpinteros, ferroviarios, conserjes, peluqueros...todas profesiones dignísimas y necesarias para el buen funcionamiento de una sociedad democrática. Pero lo seremos libres y respetados, sin complejos y, sobre todo, con la fuerza que da el no ser manipulados.

Y una manera de vivir el aforismo machadiano, "Todo necio confunde valor con precio", es medir los valores adecuada y justamente.

Más disparates en educación
Comentarios