viernes 28/1/22

Lugares comunes y axiomas falsos

Desde que los españoles nos hemos convertido en unos expertos en mercados financieros (prima de riesgo, deuda soberana, diferencial del bono, agencias de calificación,….

Desde que los españoles nos hemos convertido en unos expertos en mercados financieros (prima de riesgo, deuda soberana, diferencial del bono, agencias de calificación,….) No hemos dejado de estar bombardeados por una serie de afirmaciones de dirigentes políticos, responsables financieros o medios de comunicación absolutamente vacías de contenido y detrás de las cuales sólo se vislumbra el objetivo de desmoralizar a los ciudadanos y de dejarles inermes a los pies de los mercados.

Frases como “hemos hecho lo que teníamos que hacer” “estas son medidas duras pero las únicas que garantizan el empleo y el bienestar del futuro” “recortamos derechos y servicios para que puedan ser viables” “ esta es la senda que nos conduce al crecimiento” “ no es lo que prometimos pero es lo único que se puede hacer”…. Bueno la lista de palabras vanas y afirmaciones tóxicas acabaría con el espacio del artículo. Si cada frase la sometiésemos a la pregunta del ¿Por qué? Nos encontraríamos o con la vacuidad por respuesta o con las verdaderas razones ideológicas, pero claro esto es muy peligroso porque en unos casos mostraría la incapacidad de los dirigentes políticos, y en otros la voracidad antisocial y clasista de la derecha española.

El Presidente Rajoy y el Gobierno del PP tienen una importante querencia a los mensajes simples (rondando la simpleza) y a lo que ellos consideran pensamiento y sentido común. En el terreno de la crisis económica están abonados al paralelismo con la economía domestica o como máximo la economía del tendero la política ha sido sustituida por las cuentas del tendero “tanto tengo, tanto gasto” “no puedo gastar mas de lo que ingreso” y el mejor ejemplo de botiguer (con todo el respeto a los laboriosos comerciantes catalanes) es precisamente un andaluz: Cristóbal Montoro el inefable Ministro de Hacienda donde una vez que olvido la curva de Laffer (menos impuestos=mas crecimiento) se limita a decir “no tenemos dinero en el bolsillo  para pagar lo que gastamos “ “ Como no ingresamos hay que recortar por el gasto”. Efectivamente un desconocimiento de la gestión económica muy superior al del tendero del ejemplo el cual  apuesta por la mejora de los proveedores, por la calidad de los productos,  por elementos de marketing que haga mas atractiva la tienda, por la búsqueda de nuevas rutas de comercialización, es decir que tiene una visión integral de la gestión y no mononeuronal (déficit, déficit, déficit,…) como nuestro Gobierno de “grandes gestores”.

Aquí sólo se habla (incluida la oposición de Rubalcaba) de responder a un principio sacrosanto “hay que cumplir los compromisos” “hay que pagar lo que nos prestan”. Es tan importante esta afirmación que ha sido elevada a rango constitucional en el peor de los errores del pasado Gobierno Zapatero con el aplauso de Rajoy y que ahora está perfectamente justificado para este y próximos “recortazos” porque lo manda la Constitución. ¿ Porque no nos planteamos romper este axioma falso y tramposo?. Ya lo han hecho otros y además de forma exitosa para sus ciudadanos, simplemente recordar los ejemplos de Lula (es bueno recordar como el entonces director del FMI y hoy imputado por el caso Bankia, Rodrigo Rato le suplicaba que no pagase la deuda)  o de Kichner o mas recientemente Islandia, históricamente tenemos una larguísima ristra de renegociaciones de deudas, sinque ni se haya caído el mundo, ni el sistema financiero, ni los países. No es que plantee que hay que declarar el default en todas las economías endeudadas incluida la nuestra, es simplemente DESMITIFICAR el tema del pago obligado en los plazos convenidos. Un pequeño recorrido histórico. Son pocos los países que no han impagado formalmente. Entre ellos, EEUU, Canadá, Nueva Zelandia, Australia, Bélgica, los países Escandinavos, Hong Kong, Malasia, Corea del Sur, Singapur, Tailandia, Taiwan. Ha habido países que redujeron su deuda de hecho. El caso más importante es EEUU. Por ejemplo, al devaluar el dólar en 1933 (de 20 dólares la onza a 33 dólares), EEUU pagó su deuda con moneda depreciada. Algo similar podemos decir de lo ocurrido cuando suspendió la convertibilidad del dólar al oro en 1971; esto para no hablar de su actual política monetaria En definitiva, los defaults seriales constituyen la norma en casi todo el mundo capitalista, y esto se verifica a lo largo de toda su historia.

Sin recurrir a referencias históricas, pensemos en algo más cotidiano y que atenaza a cientos de miles de personas: la renegociación de las hipotecas. No estamos hablando ahora del tema de la dación sino de algo mas sencillo, cuando alguien entra en dificultades para el pago de la hipoteca, son los mismos bancos los que se ofrecen a renegociar la misma, modificando duración, intereses, cuotas, garantías, etc…Es la lógica de toda negociación y renegociación de deuda, unos buscan como pagar y otros estudian como cobrar, porque la insolvencia de uno no garantiza la recuperación del otro. El problema es que mientras nuestros Gobiernos estén dispuestos a presentar  nuevas ofrendas al altar del déficit, los “cobradores” verán que siempre un nuevo giro de tuerca es posible.

Si se quiere no estar atormentado por la prima de riesgo, si se quiere salir realmente de la crisis y no aprovechar la coyuntura para no dejar vestigios de los derechos sociales y del Estado del Bienestar, hay que romper esa falsedad de que son intocables los pagos y el ritmo de los mismos. En la arena europea hay condiciones para enfrentar con una política alternativa: renegociando, estableciendo nuevos calendarios, preservando la capacidad económica de las personas, estableciendo un plan de crecimiento, avanzando  rápidamente en los cambios institucionales imprescindibles (convertir en BCE en la Reserva Federal Europea), introduciendo los cambios reguladores que se nos anunciaron en los ya lejanos días del hundimiento de Lehman Brothers: paraísos fiscales, regulación de hedge funds, control de los CDS, tasa de transacciones, ,…. En situaciones como la actual, nada debe se rechazado a priori, es bueno recordar que lo primero que hizo F.D. Roosvelt, para combatir la crisis,  al llegar a la presidencia de EEUU fue cerrar Wall Street durante varios días.

Escapemos de las “verdades” del tendero, de los falsos axiomas y de los lugares comunes, esa es la primera condición para la salud mental y económica.

Lugares comunes y axiomas falsos
Comentarios