viernes 06.12.2019

Los palestinos de Gaza que ayudan a Haití no van en crucero

NUEVATRIBUNA.ES - 21.1.2010PARA DIARIO DEL AIREAfirman hoy en su artículo publicado en el diario 
NUEVATRIBUNA.ES - 21.1.2010

PARA DIARIO DEL AIRE

Afirman hoy en su artículo publicado en el diario El País Abdelamid Beyuki y Esteban Ibarra que tanto el referéndum celebrado en Suiza hace meses sobre los minaretes musulmanes como la Ley de Seguridad aprobada en Italia, que convierte en delito la inmigración clandestina, seguidos ahora en España por el intento del Ayuntamiento de Vic de descartar a los inmigrantes sin papeles del empadronamiento, pueden contribuir a una institucionalización de la xenofobia, tal como se afirma en el titular del escrito.

En esa línea de futuro se inscribe la propuesta que acaba de formular Mariano Rajoy, presidente del Partido Popular, que ha prometido si llega a La Moncloa el llamado contrato de integración, a imagen y semejanza del que ya incluyó CiU en su programa electoral con motivo de las elecciones al Parlamento de Cataluña. Vuelve con ello Rajoy a la promesa que ya esgrimió antes de los comicios de 2008 y que no pudo llegar a cumplir porque fue derrotado por segunda vez en las urnas.

José Antonio Alonso, portavoz del PSOE, acusa al Partido Popular de hacer electoralismo con la inmigración y de olvidarse de que hablamos de seres humanos. Alonso asegura que el único contrato de integración que existe en España es la Constitución y las leyes que emanan del Congreso. También ha reclamado al PP que desmenuce en qué consiste el contrato del que habla, a tenor sin duda de lo ocurrido en Vic, Suiza o la Italia berlusconiana.

A propósito del electoralismo, no está de más recordar que tanto CiU como ERC, esto es, la derecha catalanista y la izquierda independentista y republicana (ambos partícipes en la gobernación municipal del Ayuntamiento de Vic), prometieron no hace mucho a los inmigrantes que si votaban en los simbólicos referendos independentistas realizados en algunos municipios de Cataluña, podrían conseguir más derechos y obtener más fácilmente los papeles.

A tono con el olvido de los seres humanos que tanto Alonso como Rodríguez Zapatero reprocha a quienes pretenden dejar sin sanidad y escuela a los inmigrantes ilegales, no está de más recordar que el Partido Popular receló reiteradamente del Gobierno cuando éste considero a Haití, el país más pobre de América, como objetivo prioritario de ayuda humanitaria en 2005. Para el PP se trataba de un error político y una injusticia.

Termino este artículo con una referencia a dos noticias de muy distinto contenido a propósito de los seres humanos. Ayer supimos que el bloqueo que Israel ha impuesto a la franja de Gaza desde hace más de tres años representa un peligro para la salud de la población y para el mantenimiento de los servicios médicos, según un informe del coordinador de Asuntos Humanitarios de la ONU y de la Asociación AIDA. Pues bien, los palestinos del gueto de Gaza, una de las zonas más pobres del mundo por la injusta situación que padece, han emprendido una campaña de donaciones para ayudar a los damnificados de Haití. La Cruz Roja Internacional sólo pudo aceptar donaciones monetarias porque el bloqueo israelí impide la salida de otro tipo de ayudas, las mismas que los palestinos tampoco pueden recibir en la medida que necesitan y por igual motivo.

No han reaccionado del mismo modo algunos turistas del crucero de lujo Independence of the Seas, que por azares de su ruta hubo de atracar el pasado viernes a un centenar de kilómetros de Puerto Príncipe. Hubo viajeros que se escandalizaron ante esa decisión y se negaron a bajar del barco, según informó el diario The Guardian. Estoy seguro de que tal objetivo no les parecía prioritario.

Félix Población - Escritor y periodista.

Los palestinos de Gaza que ayudan a Haití no van en crucero
Comentarios