jueves. 20.06.2024

Llega la hora de los ciudadanos

nuevatribuna.es | 17.02.2011Especialmente en Madrid, donde la derecha gobierna interrumpidamente en el gobierno regional desde hace muchos años y lo hace también en la mayoría de municipios, salvo en algunos que como pequeñas galias, hemos resistido un tsunami neoliberal que ha determinado que esta legislatura se haya consolidado un Madrid más desigual e insolidario.

nuevatribuna.es | 17.02.2011

Especialmente en Madrid, donde la derecha gobierna interrumpidamente en el gobierno regional desde hace muchos años y lo hace también en la mayoría de municipios, salvo en algunos que como pequeñas galias, hemos resistido un tsunami neoliberal que ha determinado que esta legislatura se haya consolidado un Madrid más desigual e insolidario.

En las elecciones del 22 de mayo, los ciudadanos tendremos la opción de elegir entre un modelo que se ha demostrado incapaz de resolver los problemas de los madrileños y otro que genere ilusión, contribuya a la creación de empleo y ponga a las personas por encima del mercantilismo y a lo común por delante del regalo de prebendas a aliados económicos y mediáticos.

Durante estos últimos cuatro años como alcalde de un municipio de tamaño mediano tirando a pequeño, es decir pequeño para Madrid pero mediano para el resto de España, he podido comprobar cómo el gobierno regional se ha dedicado a apostar por el deterioro de la educación pública, reduciendo cada vez más los recursos humanos y materiales. He podido comprobar cómo la política de inversión en los municipios se ha reducido al mínimo, siendo el plan PRISMA una ilusión al alcance de unos pocos tras cuatro años de gobierno, a diferencia de lo sucedido con los Planes Zapatero que han servido para mejorar y mucho nuestros pueblos y ciudades. ¿Cuántas inversiones del plan PRISMA se han puesto en marcha a día de hoy? ¿el 15%? ¿el 20? Y eso que no se cansan de decir que son los reyes de la gestión. Eso sí, la sanidad pública cada día más cara para las arcas públicas y menos accesible para los ciudadanos. Y claro está, con un grave problema de identidad por parte del PP regional, que mientras difunde las bondades de un modelo desregulador y privatizador de los servicios públicos, nos ha demostrado su esquizofrenia política llenando la Comunidad de Madrid y los entes regionales de miles de cargos de confianza a dedo y la televisión que pagamos todos en un ejemplo de manipulación desvergonzada.

Por no hablar de la responsabilidad del gobierno regional, con sus legislaciones sobre el suelo, sobre la burbuja inmobiliaria y el destrozo del medio ambiente, del que tanto podemos hablar los ciudadanos que vivimos en la sierra de Madrid. Los campos de golf y los jardines de las urbanizaciones adyacentes no son parques… señores del PP.

Pero el día 22 de mayo llega la hora de los ciudadanos. De que todos y cada uno de los madrileños tengan voz en la Asamblea de Madrid. Desde el habitante de un pueblo pequeño hasta el del más céntrico barrio de la capital. Es la hora de que los progresistas impregnemos nuestros pueblos y barrios de un aire nuevo, limpio y regenerador. Es el momento de hablar de educación, pero pensando en los niños no en las órdenes religiosas. Es el momento de hablar de la sanidad, pero pensando en quien la necesita no en las sociedades de alto riesgo que buscan beneficios a costa de todo. Es el momento de contar con la mayoría no de crispar y enfrentarse como mecanismo de reafirmar a la tribu propia.

Por todo eso, no entiendo como desde la izquierda hay quienes en este momento histórico, urgente, necesario…, no se cansan de mirar el propio ombligo y las miserias personales poniendo palos en el vía del cambio. Madrid, como comunidad y como conjunto de pueblos y ciudades, de millones de personas, no puede permitirse regalarle una vez más a la derecha más conservadora y desintegradora de todo el país, los sueños e ilusiones de una mayoría de ciudadanos que estoy convencido quieren otro futuro, otra región.

Porque sí creo que es posible ganar Madrid para la izquierda, para la gente de progreso, apuesto porque Tomás Gómez sea el presidente de todos y todas. Y cierro filas con la gente que antepone un proyecto, unas ideas, una responsabilidad, a un sillón en un Pleno o Parlamento, un coche oficial o una mayor influencia.

Siempre repito una frase que escuché junto a mis padres a don Ramón Rubial hace muchos años: “al Socialismo se le sirve como Presidente del Partido o limpiando la Casa del Pueblo”. Pues aquí y ahora, a los madrileños en general y a los progresistas en particular, se les sirve igual yendo en una candidatura, pegando carteles, trabajando en las asociaciones o simplemente, convenciendo a tus vecinos de que otro Madrid no solo es posible y necesario, sino que va a ser una realidad si llenamos juntos las urnas de todos y cada uno de los 179 pueblos de Madrid de votos llenos de compromiso e ilusión con el cambio.

El resto, son miserias que nada tienen que ver con los ciudadanos y con la izquierda. Y el 22 de mayo se trata de los ciudadanos y de la izquierda. Nada más y nada menos…

Óscar Cerezal Orellan | Alcalde Manzanares El Real (Madrid)

Llega la hora de los ciudadanos
Comentarios