<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
domingo. 29.01.2023

Limitación de mandatos y primarias

Soy un gran defensor de la limitación de mandatos. El riesgo de pérdida de valores, burocratización y confusión entre los intereses particulares y los generales, es proporcional (más teniendo en cuanta el fuerte sentimiento presidencialista de la mayoría de las organizaciones) al tiempo en que se permanece en los mismos puestos de responsabilidad en instituciones, partidos, sindicatos o cualquier tipo de organización social.

Soy un gran defensor de la limitación de mandatos. El riesgo de pérdida de valores, burocratización y confusión entre los intereses particulares y los generales, es proporcional (más teniendo en cuanta el fuerte sentimiento presidencialista de la mayoría de las organizaciones) al tiempo en que se permanece en los mismos puestos de responsabilidad en instituciones, partidos, sindicatos o cualquier tipo de organización social. Por eso, para evitar estas desviaciones, es bueno limitar los mandatos, quitar el tapón y dejar que el agua fluya.

Lógicamente la decisión de Zapatero de no volverse a presentar en 2012 me parece loable. Además creo que era uno de sus objetivos cuando comenzó su mandato en 2004, y que, excepto en el momento y las formas de hacer pública su decisión, en nada ha influido la presión de los barones de su partido.

A lo que no le veo tantas bondades es a las primarias del PSOE. Las primarias son algo democrático cuando de verdad están los militantes en condiciones de elegir y esto implica conocimiento de las diferencias políticas (programa, prioridades, posibles alianzas…), en caso contrario las primarias dirimen cuestiones personales, ansias de poder. O, como en el caso de Madrid, pretenden legitimar al candidato elegido por las encuestas, no por los afiliados. Además, cuando el debate no es sobre proyectos, suelen quedar heridas difíciles de cicatrizar.

En cualquier caso, las primarias pueden elevar la moral de los militantes socialistas pero el problema de desconexión con el electorado no lo resuelven unas primarias y no creo que el anuncio de moderación salarial durante lustros que hizo hace unos días Valeriano Gómez, ministro de trabajo (la misma política, las rentas del capital siguen siendo intocables), anime a los trabajadores a volver a confiar en el PSOE.

Limitación de mandatos y primarias
Comentarios