domingo 20/9/20

Las Políticas de Empleo en el Plan de Integración de la Comunidad de Madrid son de Papel

NUEVATRIBUNA.ES - 11.12.2009El empleo es un objetivo prioritario y determinante para el proceso de integración de la población inmigrante. El acceso a la formación para el empleo de esta población y su cualificación es un imperativo para dignificar salarios y lograr el capital humano y social que precisa un nuevo modelo productivo en nuestra comunidad, de estabilidad social y económica.
NUEVATRIBUNA.ES - 11.12.2009

El empleo es un objetivo prioritario y determinante para el proceso de integración de la población inmigrante. El acceso a la formación para el empleo de esta población y su cualificación es un imperativo para dignificar salarios y lograr el capital humano y social que precisa un nuevo modelo productivo en nuestra comunidad, de estabilidad social y económica. Es algo que ahora no tenemos como evidencian las cifras: casi 500.000 parados, 150.000 personas sin ninguna ayuda y una pésima gestión de los recursos del Servicio Regional de empleo, con devoluciones en dos años de 400 millones de euros no gastados en formación.

La inmigración es la más afectada por el paro porque, aunque posee mayor formación, no se le reconoce lo que la relega a los grupos con menor nivel formativo que, independientemente de su origen y sexo, son los que representan la mayor proporción del desempleo de la región. La evolución del desempleo en los últimos años ha tenido mayor incidencia en los inmigrantes que en los nacionales, al pasar del 12,1% al 22% del total de desempleados de la región.

El fuerte descenso desde principios del año 2007 de la contratación en el sector de la construcción y el sector servicios impuso una tendencia creciente en el número de extranjeros desempleados, incrementándose especialmente la tasa de paro en los últimos meses. A lo largo del año 2007, en la Comunidad de Madrid la proporción de desempleados ascendió en cifras absolutas a unas 62.000 personas y hoy son casi 100.000 los trabajadores inmigrantes en paro en la comunidad, sin que se atienda esta situación ni la de los demás trabajadores.

La mejor política de apoyo a las familias desempleadas es sin duda la recuperación del empleo. En estos momentos de crisis la formación tiene un papel crucial que El Servicio Regional de Empleo como servicio público debe proveer en la realización de actividades de formación para el empleo, de promoción del empleo y de la intermediación en el mercado de trabajo en el ámbito de la Comunidad. Pero tanto la consejería de empleo como el Servicio Regional de Empleo adolecen de la coordinación necesaria con la consejería de inmigración y cooperación y con la de educación, como ya se ha visto en diferentes oportunidades al denunciar la subutilización de los centros integrados, por ejemplo..

El desconocimiento del alcance e impacto de la recesión económica en el mercado de trabajo marca la necesidad de ofrecer formación más actualizada, más dinámica y más coordinada, dado que hay muchos recursos en materia formativa, pero están dispersos y son poco conocidos por la población inmigrante.

Ya es hora que el modelo basado en la construcción y en la especulación, sea superado. Hay que encontrar nuevos yacimientos de empleo y un cambio de modelo productivo basado en el conocimiento. Establecer mecanismos que favorezcan la iniciativa empresarial, el autoempleo y las empresas de economía social, pero falta que se articule realmente la financiación de estas iniciativas y que se ejecute una asesoría técnica eficaz.

La dejadez del Gobierno regional es total en esta materia como en otras. Aún no hay prospecciones para conocer mejor la realidad del mercado de trabajo de la población inmigrante, no vemos como se articula la relación entre el sector empresarial y las entidades sociales, el servicio de intermediación laboral con las empresas madrileñas es inexistente, no conocemos buenas prácticas, no hay una oferta de formación para la reubicación laboral ajustada a las necesidades del mercado laboral, ni la acción positiva, ni las políticas activas de empleo, necesarias para abordar el creciente paro entre esta población. Por todo ello, el plan de integración en materia de formación y empleo es, de momento, letra muerta porque como también hemos denunciado muchos trabajadores en paro no tuvieron plaza en la formación profesional en este curso. Y por eso el 12 de Diciembre en la calle todos/as hemos de manifestar: “El trabajo primero, por el diálogo social y que no se aprovechen de la crisis”.

Yolanda Villavicencio M. es diputada Socialista Asamblea de Madrid. Es licenciada en Económicas y Ciencias Empresariales, especialista en Cooperación Internacional al Desarrollo, especialista en Mujer y Desarrollo, máster en Migraciones y Relaciones Intracomunitarias y en los últimos ocho años ha dirigido la entidad AESCO, especializada en migraciones, cooperación al desarrollo y codesarrollo.











Las Políticas de Empleo en el Plan de Integración de la Comunidad de Madrid...
Comentarios