martes 07.07.2020

Las elecciones catalanas

NUEVATRIBUNA.ES - 21.11.2010Existía ya un ambiente preelectoral de castigo al tripartito y a la imagen de incoherencia ideológica que han venido trasmitiendo, especialmente por parte del independentismo catalán simbolizado en Ezquerra Republicana.
NUEVATRIBUNA.ES - 21.11.2010

Existía ya un ambiente preelectoral de castigo al tripartito y a la imagen de incoherencia ideológica que han venido trasmitiendo, especialmente por parte del independentismo catalán simbolizado en Ezquerra Republicana.

Las propias encuestas de precampaña reflejaban también algo parecido: significativa bajada en votos y escaños para el partido de los socialistas catalanes, bajada espectacular de ERC por todos sus vaivenes e incoherencias, y una más discreta bajada en votos especialmente, por parte de Iniciativa que, sin embargo, podría llegar a mantener los mismos escaños.

La abstención se dibujaba ya en esos preámbulos electorales como el principal problema al que habían de enfrentarse los partidos de la izquierda catalana.

Esto en lo que se refiere a los partidos que han venido dirigiendo el Gobierno de Cataluña en los últimos años.

Del resto de los partidos solo aparecían unos ganadores: Convergencia y Unió. Con una subida importante en votos y escaños a pesar de la fuerte abstención.

El Partido Popular, aún bajando en votos, podría mantener los mismos escaños o perder uno, pero estaría en condiciones de asumir un papel más relevante de apoyo, desde fuera, a un gobierno en solitario de CIU.

Hasta aquí lo que decían las encuestas antes del comienzo de la campaña electoral. Estaban por ver los ajustes y la incidencia que la propia campaña tuviera entre los indecisos y la desmovilizada izquierda catalana.

Lo que hemos podido ver en la primera parte de la campaña electoral es sinceramente de sonrojo. Que a una sociedad ilustrada como la catalana se la trate con ese desprecio a la inteligencia que están demostrando los partidos catalanes en general no va a motivar ni a un solo indeciso para acudir a votar.

Coqueteos con la xenofobia, erotismos de opereta bufa, referéndum… Y eso con la que está cayendo en cuanto a cifras de paro, recortes para los derechos de los trabajadores, reforma de las pensiones, reforma laboral…

En fin poco, muy poco baluarte para convencer a la gente de la importancia de acudir a las urnas. Así que mucho me temo, como dicen ya las últimas encuestas de este mismo fin de semana, que la abstención no sólo no se reduzca sino que repunte hasta el dato escalofriante de que se queden en casa sin ir a votar uno de cada dos ciudadanos de Cataluña.

Y por si a la izquierda le faltaba algún ingrediente negativo más a la hora de afrontar estas elecciones, la actualidad ha hecho que hayan entrado en campaña
(para acabar de darle la puntilla al PSC) el Sahara, la incomprensible actitud del PSOE en la crisis de los campamentos del Aaiún y la brutalidad de Marruecos en su desmantelamiento y represión, temas todos ellos muy sensibles para la izquierda.

Los socialistas van a afrontar de esta forma en Cataluña su primer aviso serio… y no se si, tal vez, su primer gran desengaño. Y si el Gobierno persiste en ese “ataque de responsabilidad” que le está llevando a cargar sobre los trabajadores la mayor parte del coste de la crisis, van a seguir llegando otros en forma de nuevas derrotas electorales.

Martín Landa - Sindicalista

Las elecciones catalanas
Comentarios