<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
martes. 09.08.2022

La temeridad de Patrizia D"Addario

NUEVATRIBUNA.ES - 21.7.2009PARA DIARIO DEL AIRE...De la misma pudimos tener noticia a través de varios periódicos, entre los que figuraba el diario El País, cuya porfía en el seguimiento del caso ha sido y es manifiesta.
NUEVATRIBUNA.ES - 21.7.2009

PARA DIARIO DEL AIRE

...De la misma pudimos tener noticia a través de varios periódicos, entre los que figuraba el diario El País, cuya porfía en el seguimiento del caso ha sido y es manifiesta.

En esas cintas, que obran ya en poder de la justicia italiana y que fueron grabadas en secreto por la propia Patrizia durante sus encuentros con el primer ministro, se constata en la voz del propio Silvio Berlusconi que éste mintió a la opinión pública cuando afirmó no haber visto nunca la cara de la prostituta de lujo, a la que acusó de haber recibido dinero para tenderle una trampa.

Son cinco las pláticas que da a conocer en su web la revista italiana y en las cinco se da pormenorizada cuenta de las dos visitas que D´Addario hizo a instancias del empresario Gianpaolo Tarantini, investigado por corrupciones varias y amigo de Il Cavaliere, al palazzo Grazioli, donde se dieron cita además otras veinte escort y velinas con el objeto de participar en una orgía.

En una de las grabaciones se puede apreciar con nitidez la voz del propio Berlusconi dialogando con Patrizia mientras le muestra un catálogo de joyería. El Cavaliere hace una invitación expresa:
  • Yo me doy una ducha y ¿luego me esperas en la camaza (lettone) si terminas primero tú?
  • ¿Que camaza? –pregunta D´Addario- ¿la de Putin?
  • Sí la de Putin.

Como fondo de la conversación se escucha una canción de Sal da Vinci que se titula Zoccole, zoccole (putas, putas) y es la preferida de los jóvenes camorristas, se cuenta en la información.

Se diría que no falta ningún detalle en el guión para que Il Cavaliere sea cogido en su salsa hasta conformar una suerte de rancio entremés satírico que ni el propio y magnífico Darío Fo habría imaginado en los actuales días corrientes de su Italia. Quien lo ha puesto en escena ante el mundo ha sido una prostituta de lujo llamada Patrizia D´Addario que dice no tener miedo ante el todopoderoso Cavaliere. Más que un alarde de valentía me parece lo suyo un dechado de temeridad. Me gustaria saber al respecto la opinión del escritor Roberto Saviano.

Félix Población es escritor y periodista del Centro Documental de la Memoria Histórica.

La temeridad de Patrizia D"Addario
Comentarios