<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
viernes. 19.08.2022

La que se nos viene encima

NUEVATRIBUNA.ES - 30.9.2009Volvemos de vacaciones y a las horas de reincorporarnos a este Madrid del que irremediablemente iremos al cielo, hemos olvidado las buenas intenciones desestresantes. Hemos abandonado el intento de tomar distancia ante los problemas para afrontarlos en mejores condiciones. A las pocas horas ya tenemos ganado el cielo ante la infinita paciencia con la que asumimos “la que se nos viene encima”.
NUEVATRIBUNA.ES - 30.9.2009

Volvemos de vacaciones y a las horas de reincorporarnos a este Madrid del que irremediablemente iremos al cielo, hemos olvidado las buenas intenciones desestresantes. Hemos abandonado el intento de tomar distancia ante los problemas para afrontarlos en mejores condiciones. A las pocas horas ya tenemos ganado el cielo ante la infinita paciencia con la que asumimos “la que se nos viene encima”. En esta España plural cada uno tiene lo suyo, que no es poco, pero Madrid lo tiene todo y al mismo tiempo. No me refiero sólo a los espías a los Correa, o a los especuladores, que “en toda España cuecen habas y en Madrid a calderadas”.

Me refiero a una crisis económica que no cesa. Una crisis financiera mundial que se lleva por delante el sector inmobiliario, la construcción, la industria y una parte importante de los servicios.

Las cojas por donde las cojas, las estadísticas presentan un panorama complicado. Se construyen menos viviendas, se conceden menos hipotecas, se fabrica menos, el sector servicios vende menos. El paro, en consecuencia, aumenta. Los expedientes de regulación de empleo se disparan. Las empresas no pueden pagar sus deudas y los procesos concursales aumentan. El paro, sigue creciendo. Más parados pierden su prestación por desempleo.

La que nos espera no es moco de pavo, previsiblemente. Mientras otros países inician un largo, largísimo y lento camino de recuperación, nosotros seguiremos cayendo durante un tiempo. No porque aquí en Madrid gobierne Esperanza Aguirre, o porque en España gobierne Zapatero, sino porque en este país, desgraciadamente, los males son más grandes y las causas de esta crisis, que están en las finanzas, en las hipotecas basura y en el desmadre inmobiliario, tienen mucha presencia en España y en Madrid. La construcción y venta de vivienda y el alto consumo y endeudamiento de empresas y familias han sido el motor del milagro español y su locomotora madrileña.

Será bueno o malo, pero este modelo se acabó. A eso nos referimos en CCOO cuando reclamamos un cambio de modelo productivo. Necesitamos construcción, industria, servicios, pero con bases más sólidas, con mayor capacidad de competir en un mercado global. Podemos competir con bajos salarios, bajos precios y baja calidad. Podemos competir con salarios razonables y empleo cualificado, precios ajustados y alta calidad. Los países que empiezan a salir de la crisis son los que apuestan por competir de esta segunda manera.

Hace mal el jefe de los Patronos españoles volviendo de vacaciones proponiendo medidas como potenciar contratos temporales de tres años. No conviene que este país abuse aún más de la temporalidad y la precariedad laboral. No conviene que sigan abusando de la gente.

Hace mal permitiendo el bloqueo de unos 1.500 convenios colectivos que afectan a 4,5 millones de trabajadores. Casi 300 de esos convenios y 800.000 trabajadores son madrileños.

Parece como si, tras romper las posibilidades de una acuerdo global, a finales de Julio pasado, el Presidente de CEOE apostase ahora por el cuanto pero mejor. Parece como si, sabiendo que la crisis va a ser larga, esperase el desgaste de la misma sobre el gobierno para una de dos: o el Gobierno cambia y cede a sus propuestas o cambia el Gobierno por unas elecciones anticipadas.

Es un juego irresponsable, pero del que espera obtener el fruto de una salida de la crisis pagada por los trabajadores, mediante ajustes drásticos de plantillas, individualización de las relaciones laborales, más precariedad, más temporalidad y salarios más bajos. Recomponer altos beneficios sin mejorar la productividad, ni la competitividad de la economía española, a base de menos impuestos, menos costes laborales, más privatizaciones y hasta metiendo mano en la Seguridad Social y su Fondo de Reserva. Es decir en las pensiones de nuestros jubilados.

No vamos a recorrer con él ese camino y lo único que conseguirá es más conflictividad social y una respuesta firme y contundente contra sus propuestas insaciables. El 7 de Octubre le daremos la primera, que no la última respuesta, con movilizaciones por el trabajo decente en toda España.

Francisco Javier López Martín - Secretario General CCOO de Madrid.

La que se nos viene encima
Comentarios