#TEMP
miércoles. 10.08.2022

La "mano negra" del PP

NUEVATRIBUNA.ES - 24.7.2009...Viendo a este Gerardo Díaz Ferrán del 23 de julio de 2009 que de repente, y cuando ya se había decidido dejar fuera del debate la reforma laboral, se saca de la manga una propuesta de despido libre (no más barato, no, sino libre de toda responsabilidad empresarial ante los juzgados de lo social) nos viene a la cabeza aquél otro Gerardo Díaz Ferrán del 6 de mayo del mismo año.
NUEVATRIBUNA.ES - 24.7.2009

...Viendo a este Gerardo Díaz Ferrán del 23 de julio de 2009 que de repente, y cuando ya se había decidido dejar fuera del debate la reforma laboral, se saca de la manga una propuesta de despido libre (no más barato, no, sino libre de toda responsabilidad empresarial ante los juzgados de lo social) nos viene a la cabeza aquél otro Gerardo Díaz Ferrán del 6 de mayo del mismo año.

Ese día, celebraba CEIM, la patronal madrileña, su asamblea anual y la presidenta de la región, Esperanza Aguirre, desgranaba sus recetas ultraliberales para combatir la crisis: menos subsidios, subvenciones y gasto público y más reformas estructurales -léase reforma laboral- cuando a través de los micrófonos se pudo escuchar el comentario que el presidente de CEOE le hacía al secretario general de CEIM, Álvaro Couceiro: "Es que es cojonuda, es cojonuda, lo mejor que tenemos".

Dejando al margen que la "cojonuda" presidenta madrileña está consiguiendo que su comunidad sea la única en la que sigue subiendo el paro frente al leve respiro que el verano ha traído al resto del país, que su política de privatizaciones está llevando al colapso a servicios básicos como la Sanidad y que ha emprendido una “guerra santa” contra los pérfidos sindicatos que también ha hundido el diálogo en Madrid, las palabras de Díaz Ferrán eran toda una premonición. Ese 6 de mayo, bien pensado, dio mucho más de si. En otra confidencia a Couceiro, esta vez mientras el presidente de CEIM y vicepresidente de CEOE, Arturo Fernández, pronunciaba un duro discurso contra el Gobierno, el jefe de la patronal dijo: "Es que no lo está haciendo bien. El problema que tenemos no es la grave crisis, sino los años de Zapatero".

Que a Díaz Ferrán no le gustan ni Zapatero ni su Gobierno estaba claro. Que prefiere hacerse fotos con Rajoy, también. Y que se haya convertido en correa de transmisión del principal partido de la oposición es una deducción a la vista de su empeño en que fracasara un diálogo por el que siempre ha apostado en Ejecutivo, con gran éxito en su primera legislatura y con continuos tropezones en la segunda gracias a una evidente ausencia de flexibilidad negociadora del "patrón de patrones".

Por cierto que el líder del PP, Mariano Rajoy, ha empezado a aprovechar la coyuntura para abrir una nueva línea de confrontación. Acusa al Gobierno de tener prisa después de años de "no hacer nada" y de estar más interesado en hacerse una foto que en tomar decisiones. Ni una valoración sobre el fondo del asunto, ni una palabra sobre los verdaderos culpables de que el diálogo social haya encallado.

¡Esa sí que es una forma responsable de encarar un asunto de Estado! Porque cuatro millones de parados son un asunto de Estado mucho más importante que Gibraltar y los "populares", que tanto airean el dato en todas sus comparecencias públicas, venga a cuento o no, deberían ser un poco más serios e intentar que prosperen iniciativas para mejorar la vida de los trabajadores, en activo o en paro. Y que el tanto se lo apunte quien sea. ¡Qué más da!

La "mano negra" del PP
Comentarios