<------ PlayOnContent--------> <------ END PlayOnContent--------> #TEMP
miércoles. 10.08.2022

La madre que la parió

Para Charo Valenzuela con todo mi cariño Muchos se acordarán. Fue por el ochenta y dos. Cuando Felipe. España venía del ayer. Oscura España. Saliendo del hambre, de la mordaza, de las cunetas. Suárez, guapo oficial. Mujeres de falda corta casi recién estrenada votando a aquel perfil que bajaba las escaleras, cualquier escalera, con ademán de modelo barrio Salamanca. Felipe guapo también.

Para Charo Valenzuela con todo mi cariño

Muchos se acordarán. Fue por el ochenta y dos. Cuando Felipe. España venía del ayer. Oscura España. Saliendo del hambre, de la mordaza, de las cunetas. Suárez, guapo oficial. Mujeres de falda corta casi recién estrenada votando a aquel perfil que bajaba las escaleras, cualquier escalera, con ademán de modelo barrio Salamanca.

Felipe guapo también. Con morritos de beso a distancia. Como si el franquismo, acabado en sí mismo, hubiera puesto en pie una hermosura masculina recién inventada no dispensada a las mujeres porque siempre fueron hermosas nuestras mujeres. Franco, maltratador de la historia, nunca pudo con las cinturas de giralda de tanta viuda dolida. Era la edad de la pana. Para chaquetas de izquierdas, pantalones de izquierda, programas de izquierda. Elecciones ganadas, triunfantes, desfilando bajo un arco de sables, de tricornios serios, de generales redentores. Y Alfonso vicepresidente. No como Soraya modelo Pedro J. Alfonso gafas carey, chocolatinas en el bolsillo. Lo dijo un día Alfonso Guerra, o dicen que lo dijo: “Cuando nos vayamos, a España no la va a conocer ni la madre que la parió” Llegó la sanidad universal, las carreteras, los trenes de alta velocidad, los puentes como abrazos, las pensiones, las autovías, los derechos laborales, la derrota de los Pirineos y la entrada en Europa. Y vino la OTAN y Juan Guerra y Filesa. Mataba ETA. Mataba el GAL. Ministros en la cárcel. Y el pueblo soberano mandó a los socialistas a la historia. Pero Alfonso tuvo razón: a España no la conocía ni la madre que la parió.

José María Aznar-el-milagro-soy-yo. Aznar-emperador-coronado-de-Azores- Aznar-pectoral-tableta. Aznar-guerrero-del-antifaz-Irak. Aznar-zapatos-descansando-en-la-barriga-de-Buhs.

José Luis Rodríguez Zapatero. Talante-sonrisa-oblícua. Zapatero-antibuhs-probuhs. Zapatero-alianza-civilizaciones. Zapatero-anticrisis-con-crisis-en-los-ojos. Zapatero-bendiciendo-amor-homosexual. Zapatero-creando-derechos-sociales. Zapatero-derrotado-por-Zapatero. Zapatero-lejos-de-Zapatero-por-la-niebla-de-León-y los-ojos-de-Sonsoles.

Rajoy-noqueado-en-las-urnas. Noqueado-por-Aznar. Noqueado-por-Esperanza-viperina. Rajoy-promesa-promesa-promesa. Que crearé empleo hasta tres millones. Que no subiré impuestos. Que subiré las pensiones. Que pondré firme a Europa y degradaré a la generala Merkel. Que no subiré las “chuchessss” Que pondré a la crisis de rodillas. Que qué se habrán creído la prima de riesgo, las agencias, el tal Banco Central Europeo. Que presiono y nadie me presiona. Que la “roja” será azul, nunca roja. Que esto es bonito. Que os voy a devolver la felicidad. Que en España empieza a amanecer. Que por fin soy presidente. Presidente para siempre porque imprime carácter, que me lo ha dicho Rouco bendito, la Virgen del Rocío y hasta santa Esperanza Aguirre y nuestra señora de los Dolores Cospedal, patrona de los trabajadores. Que tenemos cuerpo y alma y esto me reconforta y también es bonito porque todo es bonito, muy bonito.

Yo, Rajoy, también soy milagro. He promulgado una ley para crear empleo y se han parido desempleados. He promulgado una ley de transparencia fiscal para que nazca una amnistía fiscal. He hecho de la prima de riesgo la niña soñada que nunca tuve. He jurado amor eterno a Merkel traicionando a los vivos, no como Zapatero que traicionó a los muertos. He regalado la sanidad porque no era mi negociado y los ricos se merecían una recompensa, que bastante luchan Rosell y Rato y Arturo Fernández. Y estoy colonizando Laponia con vagos que no buscan trabajo y no voy a regalarles cuatrocientos euros. Y le he dicho a Wert que aplaste la cultura y la educación porque Franco lo hizo y estuvo cuarenta años en un chalet de El Pardo. Y Floriano, Pons, Cospedal diciendo que dijeron pero que no dijeron. Y exigiendo el hombro para llevar a España en parihuelas porque la herencia recibida tributa por donaciones y actos jurídicos documentados y el notario mayor del reino, un tal ex-alcalde-ex-presidente-ex-Gallardón, está ocupado en hacer mujeres-mujeres. Y De Guindos y Montoro en el ring para circo que distraiga. Y Ana Mato como una Belén Esteban degradando la muerte, circuncidando farmacias, ahuyentando sidas moros, haciendo caridad cristiana en subhospitales de barrio porque el dolor es una herencia de los pobres como el IVA es una herencia de Zapatero. Porque España es tan una, grande y libre que hasta en los contenedores hay comida, porque hasta Caritas, porque hasta el IBI de la mitra episcopal se ha librado del IBI, porque hasta regalo once mil millones de euros a una Iglesia pobre, de los pobres y para los pobres y que se los queda la Jerarquía porque ya no hay pobres, porque tienen albergues y cajeros y bocas de metro en invierno y un cartón de don simón cuando la nieve.

Yo, Rajoy, soy el milagro. Y cuando perfeccione mi obra cantaré que viva España y no quiero que a los toros te lleves la minifalda y si quieres ser conductor de primera y vamos a contar mentiras…

Yo, Rajoy, soy el milagro. Si alguna vez me voy, a España no la va a conocer ni la madre que la parió.

La madre que la parió
Comentarios