#TEMP
sábado 21/5/22

La libertad sindical no está en venta

Bertolt Brecht dijo que hay hombres que luchan un día y son buenos. Hoy, 7 de Octubre millones de hombres y mujeres buenos, empezando en Siberia con una Concentración por el Trabajo Decente el salario digno, contra la subida de precios y la corrupción y terminando en Alaska, han tomado en sus manos un compromiso compartido por todos los trabajadores del mundo.
Bertolt Brecht dijo que hay hombres que luchan un día y son buenos. Hoy, 7 de Octubre millones de hombres y mujeres buenos, empezando en Siberia con una Concentración por el Trabajo Decente el salario digno, contra la subida de precios y la corrupción y terminando en Alaska, han tomado en sus manos un compromiso compartido por todos los trabajadores del mundo. Millones de ciudadanos y trabajadores convocados en un día imprescindible para la lucha por una vida digna y un trabajo decente.

Son indecentes e indignos quienes quisieron convencernos del final de la historia y el final del trabajo. Son indecentes los heraldos negros del pensamiento neoconservador. Los depredadores del planeta, los especuladores de la tierra. Los triunfadores del momento. Son indecentes quienes durante más de 30 años, en nombre del Dios Mercado, impusieron su ley de hierro contra los pueblos del planeta, sin importar los medios, las guerras, el hambre, las desigualdades, la injusticia. Condenando a 200 millones de niños al trabajo. Condenando a más de 2 millones de trabajadores a la muerte en accidentes laborales. Condenando a la mitad de los trabajadores del mundo a vivir con menos de 2 dólares al día, sin derechos ni libertades sindicales.

Condenando a los hombres y mujeres, a los jóvenes, los inmigrantes, a la temporalidad, la precariedad laboral, al trabajo sin contrato, sin jornada regulada, sin salario digno. Impulsando directivas europeas como la de 65 horas o la de retorno de inmigrantes que supone considerar que los trabajadores se pueden usar y tirar.

La Confederación Sindical Internacional, la Internacional de los Trabajadores del Mundo, ha convocado esta Jornada de Movilización Mundial por el Trabajo Decente para extender el certificado de defunción de un modelo económico y social indecente.

Madrid no podía faltar a esta cita. UGT y CCOO, los trabajadores madrileños, nos sentimos parte de la defensa de la libertad de los trabajadores, del trabajo decente y de la dignidad de la vida en el conjunto del planeta.

Un Madrid que defendió con vidas trabajadoras la República de los Trabajadores. Y que, desde entonces, comprendió que “Ya nunca podrá dormirse, porque si Madrid se duerme, querrá despertarse un día y el alba no vendrá a verle” como bien anunció Rafael Alberti.

Un Madrid que lanza hoy un mensaje alto y claro a sus gobernantes. Si hoy Esperanza Aguirre puede proclamarse liberal, ultraliberal, o ultraconservadora, es gracias a la libertad y la democracia que trajeron los trabajadores, con sus luchas y con sus vidas, hasta que en el año 77 el asesinato de los Abogados de Atocha hizo estallar un clamor irreversible e imparable de democracia.

¿Habrá que aplicarle a la Señora Aguirre y a los analfabetos democráticos que la rodean, algunas de las dudas que sobre la democracia, el Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, se plantea Sara Mago? Ya sabe Vd. De quien hablo

¿Habrá que explicarle a la primera liberada política de la Región, a la que no alcanza el sueldo para llegar a fin de mes, qué es un partido, qué es un sindicato, qué es un diputado, un concejal, un Consejero, o un delegado de los trabajadores?

Habrá que insistir, con paciencia que se va agotando, en que seguiremos luchando mientras haya más de 150 personas que mueren por accidente laboral en Madrid, mientras uno de cada cuatro trabajadores ganen menos de 600 euros al mes, mientras exista un ejercito de mujeres, jóvenes, inmigrantes condenados a la precariedad. Mientras nuestro trabajo no sea decente y nuestra vida no tenga asegurada una educación igual para todos, una Sanidad pública, gratuita y universal, la atención a nuestros mayores y personas dependientes.

Durante años Madrid ha sido una franquicia del neoliberalismo. Pero el buque insignia de la flota neocon se ha hundido. Señora Aguirre, no sea usted como la orquesta del Titanic.

Mójese con nosotros bajo la lluvia de esta tarde por una vida digna y por un trabajo decente y una vida digna para los ciudadanos y ciudadanas madrileños. Sabiendo que podrá intentar gobernar sin los trabajadores pero nunca contra los trabajadores. La libertad sindical no está en venta, no se alquila, no se subcontrata. Si sigue atacando a los trabajadores y sus sindicatos acabará denunciada ante la OIT por vulnerar los convenios sobre libertad sindical suscritos por el Estado Español.

Hace 35 años un Presidente de la Unidad Popular en Chile, en su último discurso al pueblo chileno, decía que “El pueblo debe estar alerta y vigilante. No debe dejarse provocar, ni debe dejarse masacrar, pero también debe defender sus conquistas. Debe defender el derecho a construir con su esfuerzo una vida mejor”, para terminar afirmando “sigan sabiendo ustedes que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

Hoy las mujeres y hombres libres del mundo gritamos ¡BASTA y ADELANTE!, conscientes de que para pararnos tendrían que derrocar a todos los trabajadores del mundo.

VIVA EL PUEBLO
VIVAN LOS TRABAJADORES

VIVA EL TRABAJO DECENTE
VIVA EL 7 DE OCTUBRE

Intervención de Francisco Javier López Martín
Secretario General CCOO Madrid
JORNADA 7 DE OCTUBRE

07/10/2008

La libertad sindical no está en venta
Comentarios