#TEMP
jueves. 30.06.2022

La huelga general en marcha

Al final, los sindicatos nos vimos en la necesidad, la obligación y la responsabilidad de convocar huelga general para el 29 de Marzo, en medio del proceso de tramitación parlamentaria del Decreto concido como Reforma Laboral, a un día de la presentación de los presupuuestos Generales del Estado para…2012 (a buenas horas mangas verdes que se dice por estos aledaños), a la espera de lo que pueda suceder en Andalucía y en Asturias (por favor, no

Al final, los sindicatos nos vimos en la necesidad, la obligación y la responsabilidad de convocar huelga general para el 29 de Marzo, en medio del proceso de tramitación parlamentaria del Decreto concido como Reforma Laboral, a un día de la presentación de los presupuuestos Generales del Estado para…2012 (a buenas horas mangas verdes que se dice por estos aledaños), a la espera de lo que pueda suceder en Andalucía y en Asturias (por favor, no más combinaciones a la extremeña) y después de que la Comisión Europea le lea la cartilla a D. Mariano y le exija más reducciones del déficit, es decir, más recortes.

Ciertamente, este país no está para huelgas y además la sufrida economía de los trabajadores no está para dispendios…pero estas no son las cuestiones de fondo. Las preguntas son las siguientes: ¿Se puede producir el necesario cambio de modelo productivo en el estado español desregulando más aún las relaciones laborales? ¿Hasta qué límites es lícito competir en salarios y condiciones laborales a la baja? ¿Dónde está el progreso del siglo XXI? Y sobre todo ¿Es socialmente aceptable una reducción de derechos laborales a los niveles que plantea esta mal llamada Reforma Laboral?

Me preocupa relativamente que, desde el dia 9 de Marzo, la llamada “caverna acorazada-brunete-mediática” (ojo, no sólo se halla en Madrid) y ciertos formatos de Tele-Basura5 muy ligados al berlusconismo, que nos ofrecen cándidas señores Obdulias que, luego las hemos visto convenientemente tuneadas con toda clase de “merchandising” pepero, no cesen y hagan horas extras. La retaíla de descalificaciones y mentiras sobre los sindicatos, los y las sindicalistas, las cotizaciones, los Gabinetes Juríidicos y la procedencia de sus ingresos, el suntsum corda, todo está servido. Lo preocupante son los medios autollamados “progres”, por ejemplo uno que el 10 de Marzo publicaba en primera página y a todo color, con una gran dosis de mala baba “¿Servirá para algo?” Cumplida respuesta le dio una paisana mía: “Lo que no sirve de nada es no hacer nada”.

En efecto, no hacer nada es la peor de las opciones. Los sindicatos en general y CCOO en particular, el el último período hemos hecho y ejecutado nuestras estrategias de negociación y movilización: movilizaciones siempre en defensa de nuestras condicionjes materiales, hemos firmado acuerdos, a veces no bien comprendidos quizá por no haberlos explicado bien. Hemos hecho huelgas concretamente en el sector público en Junio de 2010 contra los recortes del Gobierno del PSOE y la huelga general de Septiembre de 2010 en contra de la reforma laboral impulsada por el citado Gobierno. En relación a los acuerdos firmados, sólo dos detalles: hoy, con la Seguridad Social en la situación actual, no hubiésemos obtenido el acuerdo de pensiones que firmamos y tendríamos encima de la mesa un ajuste en forma de “cura de caballo” que se dice popularmente, y sin el acuerdo de negociación colectiva, no habría no el Convenio General de la Industria Química ni el de la Construcción (el Gobierno quiso anularlo), por citar los más recientes hasta el 10 de Febrero. No ha habido sino el resultado de una negociación que el Decreto de Reforma laboral no ha podido arruina en estos casos citados. Lo que hizo el acuerdo fue romper la congelación salarial (0%) planteada en el SMI y en el sector público, antes de los recortes anunciados en salarios en algunas administraciones.

Hay elementos claramente anticonstitucionales en el decreto, que han sido analizados por nuestro sindicato. Cada dia que pasa salen cosas, lo que muestra que, lejos de ser una improvisación, este decreto hacía ya meses que estaba cocinado y elaborado por los gabinetes más próximos a las ideologías más neoliberales y conservadoras. Es una reforma hecha desde la ideología que tiene un primer objetivo que es arruinar todo el derecho laboral español y la jurisprudencia laboral en democracia. Es un auténtico golpe de estado a las relaciones laborales.

Pero a mi juicio, su relevancia estriba en el hecho de arruinar el diálogo social, arrebatarle al movimiento sindical el derecho a la interlocución, y por tanto quitar su influencia de las relaciones socio-económicas. En definitiva, dejar a los trabajadores como clase subalterna y subordinada sin derecho a formular su alternativa de manera organizada., Se ha legislado sin los sindicatos, contra ellos y contra los trabajadores. Han menospreciado todas las alternativas formuladas, como las distintas propuestas de acuerdo sobre el empleo, la economía y la cohesión social. Han cuestionado la misma esencia de la democracia sindical ejercida a través de las elecciones sindicales que han dado a CCOO y UGT más del 75% de la representación en delegados y miembros de comités de empresa. No conviene olvidar que en las elecciones sindicales es donde se dan mayores índices de participación electoral.

Hoy, en el estado español, los trabajadores, las trabajadoras y sus organizaciones se enfrentan a un modelo socioeconómico - fruto de una determinada correlación de fuerzas política expresada en las últimas elecciones - que ha sido impuesto por eso que algunos llaman “mercados” y que no es más que la oligarquía financiera parasitaria. Un modelo que se basa en el abaratamiento de la fuerza de trabajo y en desplazar al trabajo de la centralidad que hasta ahora tenía en nuestra sociedad como factor de creación de riqueza. Se ha querido avanzar hacia un nuevo proceso de acumulación originaria de capital basado en la especulación más dura que ha tenido como rsultado nieveles de empobrecimiento terribles y que coloca a los trabajadores a nieveles de explotación de su fuerza de trabajo a niveles que creíamos superados.. Nos gobiernan por delegación, en el caso de España, los hijos y nietos del franquismo, los herederos de la dictadura, los descendientes de aquellos “Nobles y Grandes de España”, que han parasitado siempre de una clase obrera salvajemente explotada y reprimida, y de todos los sectores populares sometidos. Y además lo han hecho a costa de una burguesía industrial productiva que, durante demasiado tiempo se ha ido subordinando de una forma vergonzante a los designios de sus “dueños”, con los que no ha dudado en colaborar y entregarse.

Si la mayoría de diputados y diputadas ha votado esta reforma, los sindicatos - sin ningún género de duda y en nombre de la clase obrera del estado español - tienen toda la legitimidad democrática para convocar huelga general. Y para defenderla frente a los que descalifican y contra los que quieren reprimir por anticipado a los trabajadores que la quieren secundar.Estamos en plena fase de explicación, de convencimiento y de combate frente a los miedos. Todos los miedos que legítimamente tenemos y sentimos las personas individuales, pero que como clase organizada, tenemos el deber de expulsarlos de nuestros pensamientos y de nuestros discursos. Tenemos la razón, ahora vamos a buscar la fuerza para conseguir nuestro objetivo: modificar sustancialmente esta reforma y cambiar la correlación de fuerzas social en este país.

La huelga general en marcha
Comentarios