miércoles 11.12.2019

La democracia secuestrada y las “Big Four”

Las empresas consultoras, deberían ejercer de garante de que se cumple la ley, de que los datos de las cuentas son fiables y de que no existen conflictos de intereses que empañen las decisiones de las empresas o las administraciones públicas. En caso contrario, debería cuestionarse la legalidad de las decisiones tomadas.

Las empresas consultoras, deberían ejercer de garante de que se cumple la ley, de que los datos de las cuentas son fiables y de que no existen conflictos de intereses que empañen las decisiones de las empresas o las administraciones públicas.

En caso contrario, debería cuestionarse la legalidad de las decisiones tomadas.

Cuatro consultoras, las llamadas cuatro grandes o “Big Four” copan la mayor parte del mercado español y mundial: PWC, Deloitte, KPMG y Ernst&Young.

Su poder e influencia son formidables y su negocio anual es de miles de millones de dólares. En la lista Forbes, dos de las cuatro grandes consultoras, PWC y Ernst & young, ocupan el 4º y 8º puestos, por delante de compañías que comercializan materias primas esenciales como el gas, el petróleo o los alimentos.

En España el negocio se concentra esencialmente en dos de ellas, PWC y Deloitte. De la consultoría de los servicios públicos se encarga esencialmente PWC y de la asesoría a la banca Deloitte.

Las “Big Four” están siendo seriamente cuestionadas, ya que durante demasiados años y en demasiadas ocasiones emiten informes positivos, en relación con la solvencia de bancos y empresas, que se desploman poco tiempo después, originando graves pérdidas. Han sido y siguen siendo las colaboradoras necesarias en el desarrollo de la crisis económica actual, junto a las agencias de calificación, vinculadas a su vez con estas consultoras.

Todo comenzó con el caso Enron en el año 2002. La prestigiosa consultora “Arthur Andersen” auditaba las cuentas de esta gran empresa, con unos ingresos, falsificados, de 100.000 millones de dólares, que se transformaron en 100 millones en tan solo 24 días. La quiebra de Enron dejó a 20.000 personas sin trabajo y millones de dólares perdidos en pensiones, pero ocasionaron fabulosas ganancias a sus propietarios. La auditora es condenada en Houston pero la condena es revocada 3 años después por la corte suprema de USA.

Tres de las cuatro grandes, Deloitte, KPMG y Ernst&Young y el despacho de abogados Garrigues surgen de la disolución de Artur Andersen y PWC pertenece a IBM, la empresa que almacena la mayor cantidad de datos a nivel mundial.

Como ejercen su influencia las empresas consultoras:

Control de la Formación de los jóvenes: Las consultoras poseen cátedras en universidades privadas y controlan los consejos de las Escuelas de Negocios, copados en gran parte por la Iglesia católica, donde imparten Master en gestión, abogacía y administración de empresas: IE Business School (Instituto de Empresa) está presidido por Guillermo de la Dehesa y Juan José Güemes, exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, preside su Centro Internacional de Gestión Emprendedora.

IESE, escuela de negocios de la universidad de Navarra (Opus dei) y EVADE, Escuela de negocios de los jesuitas. En sus consejos profesional y consultivo se encuentran representadas las “Big Four” y el despacho de Garrigues, que es referente en el master de la abogacía, actualmente obligatorio para poder ejercer en España, con una duración de 2 años y un coste que puede alcanzar los 32000 euros en estos institutos privados.

Muchos miles de jóvenes españoles han estudiado en estos centros y posteriormente han trabajado para las consultoras, que los habían formado “ad hoc”, con horarios laborales próximos a la esclavitud.

Pero la crisis provoca el cierre de negocios y empresas y los alumnos y el trabajo escasean. Las consultoras y entidades privadas están lanzando grandes campañas para captar a los jóvenes emprendedores, con el fin de seleccionarlos y quedarse con sus mejores ideas y con parte de sus nuevas empresas. Para ello utilizan las llamadas aceleradoras:

- IE Business School, crea la aceleradora UIEA

- ESADE, PWC y BBVA han constituido Momentum Project.

- Telefónica, la aceleradora Wayra

El control de los organismos de control

Las agencias de calidad más prestigiosas y los organismos de control están en manos de las consultoras:

El club de la excelencia en gestión es la organización que representa a EFQM en España, el organismo evaluador europeo más prestigiado. Penetra en nuestras empresas, centros de enseñanza y hospitales. Su presidente es Antonio Zufiria, a su vez presiente de IBM (PWC) ¡De nuevo nuestros datos en “buenas manos”!

La Fundación lealtad su supuesto objetivo es “velar por la transparencia y las buenas prácticas en las ONG’s” Sus patronos son directivos de aseguradoras privadas, representantes de grandes entidades financieras y PWC.

Transparencia Internacional (TI) ONG teóricamente dedicada a “combatir la corrupción” Aunque, y a pesar de la enorme cantidad de datos a su alcance, sus informes, publicitados internacionalmente, no se basan en estudios sino en percepciones y en encuestas a determinados organismos, empresas y hombres de negocios. Su presidente es Garrigues WalKer, a su vez miembro de la Fundación Botín. Entre los vocales de TI se encuentran, Edurne Uriarte, comentarista política de la COPE e Intereconomía y colaboradora de la FAES, Criticada por su fichaje en RTVE, dada su relación con el ministro Wert y José A Iturriaga Miñón, nombrado por el FROB para administrar el Banco de Valencia, vendido a La Caixa por 1 euro, tras una inyección de dinero público de 4.500 millones, a pesar de que sus necesidades de capital, en el peor de los escenarios, se había calculado en 3.462 millones. Iturriaga no ha sabido explicar las razones de esta inyección extra de 1000 millones de euros.

Conviene recordar que el FROB estaba codirigido por los propios banqueros, incluyendo a Fainé, presidente de la Confederación de las cajas de Ahorros (CECA) y de La Caixa, hasta que la troika obliga a De Guindos a apartarlos del consejo para evitar conflictos de intereses en la nueva ayuda al sector, sin poner en cuestión la legalidad del reparto previo de fondos públicos. De Guindos nombra como nuevo director general del FROB a un ejecutivo de PWC, Antonio Carrascosa Morales

El control y en su caso la alteración de las cuentas de resultados de los Bancos y las empresas. Algunos ejemplos:

Deloitte participó en la creación de Bankia, en su salida a bolsa y en la elaboración de su plan de saneamiento, ocultando un agujero de miles de millones de euros, que ha provocado el mayor escándalo financiero español. Tampoco detectó ningún problema en las cuentas del banco de Valencia en ningún momento desde el año 2002 a pesar de las múltiples irregularidades existentes.

Ernst Young acepta sin salvedades las cuentas de Martinsa Fadesa del año 2007 y la empresa se declara en quiebra 1 mes después. Por otra parte, el tribunal supremo ha confirmado recientemente la condena a Ernst-Young por no desvelar la situación de quiebra de la cooperativa de viviendas PSV, lo que ocasionó grandes sobrecostes a los afectados.

KPMG no “detectó ninguna irregularidad” en las cuentas de la CAM en los últimos 20 años. Antes de su quiebra, la consultora aprueba unos beneficios de 39 millones de euros, cuando las pérdidas ascendían a 1136 millones. Los funcionarios públicos del Banco de España, sin embargo, detectan el agujero en una única inspección.

PWC auditaba empresas de Diaz Ferrán, incluidas las cuentas del grupo Marsans durante muchos años. Al cierre el grupo tenía 552 millones de deuda y más de 11.000 acreedores

A pesar de todos estos fiascos, las “big Four” han sido de nuevo seleccionadas por el gobierno de Rajoy para buscar los activos tóxicos ocultos de la banca española, y a un coste millonario.

Las Recomendaciones de las Consultoras

PWC organiza múltiples foros y “desayunos” con presidentes, consejeros y otros representantes destacados de los Gobiernos Central y Autonómicos, con el fin de informarlos y formarlos con respecto a las políticas a seguir en los distintos ámbitos. Sus recomendaciones están muy alejadas de los compromisos electorales, pero se acaban imponiendo. Sorprende su parecido con el programa político real.

Apuntamos algunas de las principales recomendaciones de PWC que aún no han sido implantadas o solo parcialmente:

1. Implicación de las familias en el pago de su propia salud, mediante una cartera básica de servicios y la financiación pública de los medicamentos vitales o de determinadas enfermedades. El resto de los medicamentos, que ellos denominan “del bienestar” y los “vinculados al estilo de vida” deberán ser financiados por los pacientes.

2. Relanzar la colaboración público-privada y la desgravación de un 2º seguro sanitario privado.

3. Disminuir el peso del cuidador familiar en la atención a la dependencia, priorizar los servicios en residencias e incrementar las tarifas del concierto.

4. Pagar pensiones públicas durante menos tiempo, implantando la edad de jubilación a los 67 años con el objetivo de los 70 años e incrementando a 40 años el periodo necesario de cotización, calculando la pensión en base a toda la vida laboral.

5. “Regular” el derecho de huelga, la movilidad geográfica internacional y el despido disciplinario.

6. Incentivar la construcción en la costa española, simplificando los trámites urbanísticos.

7. Incrementar el número de centrales nucleares

Las Consultoras y los ERES

PWC se muestra a favor de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) sin el visto bueno previo de la autoridad laboral. Este tema le interesa especialmente, hay que tener en cuenta que las fusiones bancarias les han reportado jugosos beneficios a las “Big four” pero tienen una contrapartida, la disminución de las entidades y por tanto del negocio en el sector. Las consultoras se están volcando en las “oportunidades” que les ofrece la crisis que han contribuido a crear, y una de ellas es la gestión de los miles de despidos de trabajadores, y no quieren cortapisas ni controles de la Administración en la gestión de estos ERES. Algunos ejemplos recientes:

Madrid ha adjudicado a Deloitte el ERE de Telemadrid que supondrá el despido del 80% de su plantilla (925 trabajadores) El despacho de Garrigues y PWC gestionaron el ERE del canal 9 de la RTV de Valencia, que supondrá otros 1100 despidos, previo a su privatización. El ERE de la TV Murciana afecta a 250 de sus 265 trabajadores.

El grupo Secuoya, en el que es consejero Miguel Ángel Rodríguez, ex-portavoz del gobierno del PP de Aznar, ya ha mostrado interés en la RTVV. A Secuoya ya se la ha adjudicado la realización de los informativos de la Televisión Murciana, la TV3 Balear y la TV municipal de granada. Todos son gobiernos Populares.

Las puertas giratorias de las consultoras

Políticos afines, son fichados por estas empresas, como pago a los servicios prestados o en espera de tiempos mejores:

PWC administraba Lehman Brothers en EEUU, y Luís De Guindos era su presidente, para España y Portugal cuando el banco se desploma en 2008, marcando el inicio de la crisis económica actual. PWC fichó a Guindos tras el crack, y este estuvo vinculado a la consultora hasta que Mariano Rajoy lo nombra Ministro de Economía.

PWC cobra del gobierno de Jaume Matas un millón de euros por un informe que avalaba el proyecto inexistente de la ópera de Calatrava. Al perder las elecciones, Matas es fichado por la consultora. PWC auditó la agencia IDEA en el caso de los ERE de Andalucía y PWC ficha a su director general, Jacinto Cañete. PWC y Deloitte han obtenido 38 contratos en el año 2011 por parte del gobierno convergente de Artur Mas y la consultora ficha a los convergentes Joaquín Triadú y David Madí. PWC asesoró al gobierno gallego en la elección de la UTE para financiar y construir el nuevo hospital de Vigo. La hija de la Consejera de sanidad de Galicia trabaja en PWC. PWC incorporó al ex director de salud del gobierno de la Rioja, Manuel Carrasco, y al Magistrado de la Sala de Gobierno del TSJ de Cataluña David Velázquez Vioque. La mujer del ex conseller de Sanidad de la Comunidad Valenciana, José Emilio Cervera, imputada por tráfico de influencias, trabaja para IBM (PWC). Por otra parte, Rajoy nombra Secretario de Estado de Hacienda a Miguel Ferre Navarrete, socio de fiscalidad internacional de PWC y Secretario General del Tesoro y Política Financiera a Iñigo Fernández de Mesa, ex directivo de Lehman Brothers

Consideraciones finales:

La crisis no ha estallado por obra y gracia del Espíritu santo, ni porque la población viva demasiado o su estado del bienestar sea insostenible, sino porque un “puñado” de empresas y personas poderosas, avariciosas y carentes de la más mínima empatía con el sufrimiento ajeno, la han diseñado y orquestado, con el único objetivo del beneficio propio, provocando el crack del sistema financiero y de la red empresarial y el desmantelamiento de nuestros servicios públicos.

Su impunidad es casi absoluta, han aprendido mucho con el caso Enron, y se acrecentará con la contrarreforma de la Justicia.

La situación actual es de extrema gravedad. No es fácil luchar contra una crisis gestionada por los mismos que la han originado, a base de engaños, cuentas falsificadas e intereses cruzados, sin importar las consecuencias.

Estas grandes empresas y grandes fortunas no aspiran únicamente el poder económico, sino que también ansían el control político, medioambiental, de los servicios públicos, de la hacienda pública, de la información y de los propios gobiernos que no gobiernan, solo obedecen.

Las clases más desfavorecidas y una buena parte de las clases medias no podrán acceder a la educación, excepto la más básica, ni a la sanidad, más allá de unos cuidados mínimos, ni a una información veraz, a un sistema tributario redistributivo ni gozarán de la protección de la Justicia.

Realmente, han secuestrado nuestra democracia.

La democracia secuestrada y las “Big Four”