#TEMP
sábado 28/5/22

La corrupción cerca al Partido Popular (2)

NUEVATRIBUNA.ES - 19.4.2010“Ahora resulta que los sindicatos atentan contra la democracia y todos nosotros sin enterarnos”.Sí, esta ha sido una de las últimas “perlas” que se le han ocurrido a la señora De Cospedal. Todo, para intentar despejar balones fuera de la atención de la opinión pública sobre la corrupción que cerca a su partido.
NUEVATRIBUNA.ES - 19.4.2010

“Ahora resulta que los sindicatos atentan contra la democracia y todos nosotros sin enterarnos”.

Sí, esta ha sido una de las últimas “perlas” que se le han ocurrido a la señora De Cospedal. Todo, para intentar despejar balones fuera de la atención de la opinión pública sobre la corrupción que cerca a su partido.

¿Qué va a ser lo próximo? Porque han arremetido desde todos los ángulos peperos (Cascos, Oreja, Aznar…) contra la policía judicial, acusándola de que “algunos de sus miembros” -sí con esa gran concreción- estarían falsificando pruebas para conseguir implicar al Partido Popular en las tramas de corrupción. Inaudito.

No, no es que sea algo nuevo esto de inculpar a la policía y tratar de enmarañarlo todo por parte del PP. Esa fue también la táctica que siguieron y mantuvieron, durante nada menos que tres años, en el caso de los atentados terroristas del 11M, hasta que la sentencia les dejó sin argumentos, a ellos y a sus voceros. Pero les dio igual. La campaña ya estaba hecha y la memoria es demasiado efímera.

Alguien debería decirles a los del PP que vuelve a ser inútil, misión imposible en realidad, pretender que los ciudadanos de este país se crean (nos creamos) que el Partido Popular no tiene nada que ver con el caso Gürtel. Y que, por mucho que arremetan un día sí y otro también contra la policía, contra los sindicatos, contra la fiscalía o los servicios de inteligencia para tratar de presentarlo todo como un gran complot contra ellos y crear cortinas de humo, no tienen nada que hacer. Exactamente como ocurrió con su montaje durante la investigación en el caso de los atentados del 11M.

Esta “última” salida de tono de Cospedal, se ha escenificado en su televisión amiga de Telemadrid, donde calificó de ”atentado a la democracia” el que los sindicatos organizaran un acto de apoyo al juez Baltasar Garzón, ante el bochornoso acoso y procesamiento del que está siendo objeto.

Sí, ya ven, es el colmo del atrevimiento y del despropósito, pero ellos son así.

Se les olvida a esta señora y a su partido, que fueron precisamente los sindicatos, todavía ilegalizados, los verdaderos artífices de la llegada de la democracia a nuestro país. Y bien que lo pagamos con despidos, cárcel y torturas. Que a nadie se le olvide.

En el fragor del todo vale con tal de distraer la atención de los problemas propios que cercan al PP, su secretaria general y otros dirigentes no reparan en soltar las barbaridades que se le ocurren, convencidos como están de que nada les va a desviar de su objetivo de ganar las próximas elecciones.

Ya se que es perder el tiempo pero alguien debería recordarle a esta señora que la libertad de expresión de los sindicatos tiene, por lo menos, el mismo amparo y derecho que ella disfruta como aforada. Y desde luego que los sindicatos la ejercen con mucha más responsabilidad, sin necesidad de ampararse en que son opiniones políticas, como hace Cospedal cuando la citan en el juzgado por contar insidias sobre supuestas escuchas policiales.

Ahora, el PP, acompañado de toda la ultraderecha, se ha convertido en el defensor del insigne juez Varela porque ha procesado a Garzón y ese partido aspira a que se mine su prestigio como instructor del caso Gürtel. Como la memoria es frágil, ni el PP ni el juez Varela recuerdan que antes, cuando Garzón investigó asuntos relacionados con el PSOE como FILESA o el GAL, era el mejor para todos ellos y fue jaleado ardientemente por el Partido Popular y sus medios afines.

Y es que están tan acostumbrados a practicar la ley del embudo que les vale cualquier compañero de viaje. En esta ocasión, el objetivo es que el Partido Popular no se identifique con el caso Gürtel aunque todos los imputados militen en sus filas. Con ese fin se abren todos los frentes que sean necesarios, se siembran dudas (la última sobre el patrimonio de Bono). En ese afán por poner el ventilador en marcha, se habla de asuntos de hace más de diez años, juzgados y zanjados…

¿España? A quien le importa España. Es mentira que les importe lo más mínimo y lo demuestran cada día. Lo que de verdad quieren y les importa es el poder, y se les nota demasiado.

Espero que la ciudadanía esté tomando también buena nota.

Martín Landa - Sindicalista.

La corrupción cerca al Partido Popular (2)
Comentarios