<---Taboola---> <---Taboola---> #TEMP
sábado. 04.02.2023

La Comunidad Valenciana al rojo vivo

Comienzan las deliberaciones del jurado que tiene que decidir si Camps es culpable o no. Ha sido juzgado por el asunto de los trajes, una minucia, un apéndice que aflora del inmenso iceberg que es el caso Gürtel. Junto a Camps ha sido también juzgado el que fue Secretario de PP en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, Ric para los amigos (pero no el Rick de 'Casablanca').

Comienzan las deliberaciones del jurado que tiene que decidir si Camps es culpable o no. Ha sido juzgado por el asunto de los trajes, una minucia, un apéndice que aflora del inmenso iceberg que es el caso Gürtel. Junto a Camps ha sido también juzgado el que fue Secretario de PP en la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa, Ric para los amigos (pero no el Rick de 'Casablanca').

Este fin de semana se ha repartido por los buzones de Xàtiva, mi ciudad, un folleto que decía lo siguiente:

• Montar un parque de atracciones ruinoso  (377.000.000 euros)
• Construir y arruinar los estudios de cine más grande de Europa (300.000.000 euros)
• Disfrutar de 7 carreras de Fórmula-1 en Valencia (244.000.000 euros)
• Tener un aeropuerto sin aviones pero con una estatua en Castellón (180.000.000 euros)
• Montar una trama con la basura y el urbanismo en Alicante (120.000.000 euros)
• Saquear la empresa de depuración de Valencia (40.000.000 euros)
• Que venga el Papa a vernos (30.000.000 euros)
• Disfrutar de una maqueta de Calatrava (15.000.000 euros)
• Equivocarse en el coste de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (1.000.000.000 euros)

Arruinar una comunidad, dejar sin medicinas los hospitales, no pagar los colegios, recortar los sueldos a los funcionarios, tener el paro más alto de España y seguir ganando con mayoría no tiene precio. Para todo lo demás PPCard.

Aunque el folleto no cita otros muchos motivos de despilfarro y evasión de mi dinero y del de los demás valencianos, no refleja por ejemplo los 'beneficios' al Duque, que también pueden alcanzar varios milloncetes, es, sin embargo, un aviso de que buena parte de la ciudadanía de esta tierra ha comenzado a hartarse de tanta mentira y de tanto escarnio. Nuestros bolsillos, ubres secas de tanto ordeñarlas para sus mariscadas, caviar, relojes que 'cantan' por su escandaloso precio..., ya no aguantan más.

Dicen que Francisco Camps no se ha enriquecido. Eso es lo de menos. El caso es que su mandato como Presidente de la Generalitat de Valencia lo ha utilizado caprichosamente. Cuando alguien despilfarra 'su' dinero es su antojo personal y nadie debemos entrometernos en la vida privada de nadie. Pero aquí  las extravagancias de Camps se han realizado con nuestro dinero. Ha arruinado este país. Y lo ha hecho de forma tal que no queda nada para las necesidades más elementales. Y estas malandanzas no pueden quedar impunes. La audición de sus 'fraternales' relaciones con los personajes de la llamada trama Gürtel han avergonzado los oídos de cualquier persona sensata. Además de que se han sucedido todo tipo de contradicciones en sus enredos.

Y no olvidemos que el llamado 'capo' de esta mafia que es la Gürtel, Correa, ha conseguido sentar en el banquillo a Baltasar Garzón, el juez que intentó frenar el desguace de nuestro dinero en Suiza, antes que verse él mismo juzgado. Esta es España. Buena parte del poder judicial parece añorar, lo mismito que demasiados políticos ahora en el poder, ese pasado nada efímero que fue la dictadura franquista. Pronto volverá a estar prohibido pensar. La libertad de pensamiento es la mejor llave para abrir cualquier puerta de opresión e injusticia. Por ello hay que cercenar la mayor de las libertades, la de pensamiento.

Desde hace un tiempo es perfectamente perceptible en diferentes medios de comunicación el 'cambio'. Poco queda de información televisiva fiable y objetiva, ni en TVE ni en las cadenas privadas. Gran parte de cadenas de radio reflejan también esta desgraciada modificación. Confiemos en que la prensa escrita (papel o digital) de izquierdas consigan mantenerse en su independencia.

Mientras no destrocen este medio, la que ahora está escribiendo, se mantendrá fiel a su ideario, siempre de izquierdas y libre. Si pudimos sobrevivir a la censura franquista, ¿no vamos a conseguirlo ahora? Ánimo.

La Comunidad Valenciana al rojo vivo
Comentarios